El partido entre el Atalanta y Valencia fue una “bomba biológica”

Jueves 26 de marzo de 2020
El pasado 19 de febrero, más de 40 mil fanáticos del Atalanta se trasladaron por tierra desde Bérgamo hasta el estadio San Siro de Milán, a unos 55 kilómetros de su ciudad. Faltaban todavía dos semanas para que la Organización Mundial de la Salud declarara a la cepa del Covid-19 del coronavirus como pandemia. Ese partido entre el Atalanta y Valencia, correspondiente a los octavos de final de la Champions League, fue señalado como una “bomba biológica” por el alcalde italiano Giorgio Gori, a cargo de uno de los puntos con más infectados en el mundo. Ese primer encuentro de la llave entre italianos y españoles es marcado por especialistas médicos como uno de los que apresuró la dispersión del virus en España e Italia, los dos países con más casos en Europa. En Italia el paciente uno apareció el 23 de febrero. Si es verdad que el virus ya circulaba, es muy probable que los 40 mil bergamascos que fueron a la cancha de San Siro hayan intercambiado el virus”, analizó Giorgio Gori. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina