Departamentos pequeños y más lejos de la playa

Domingo 16 de septiembre de 2018 | 10:46hs.
Gerardo Schafer


Por Sonia Benítez
comerciales@elterritorio.com.ar


Faltan pocos meses para las vacaciones de verano y a esta altura del año ya se comienza a planear cual es la mejor opción y uno de los destinos más elegidos por los posadeños son indudablemente las playas de Brasil por cercanía y comodidad,  pero cabe preguntarse si este año serán tan accesibles en materia económica como en años anteriores.

El dólar subió un total del 132 por ciento en los últimos doce meses y esto afecta al bolsillo de toda la familia, y más aún cuando se quiere trasponer la frontera. Es por ello que antes de preparar las valijas se debe tener en cuenta la situación económica tanto de Argentina como de Brasil para tomar la decisión correcta.

Los números cambiaron de un año a otro, y es que hace exactamente un año las reservas para viajar en las vacaciones de enero o febrero se hacían con el dólar a 17,34 y el real a 5,44, pero en la actualidad el billete estadounidense cotizó a 40,40 (132% más) y la divisa brasileña llegó a 9,40 (74%), según los datos del Banco Central.

Muchos optan por viajar menos días, otros por quedarse en Argentina, algunos deciden no darse los mismos gustos que años anteriores, pero todos coinciden con una misma consigna, la de no gastar tanto.

La devaluación se ve reflejada en las decisiones de la gente, ya que algunos piensan que el destino de las vacaciones puede llegar a ser otro.
“Tengo ganas de ir a Brasil pero de animarme no sé. Estamos viendo también la posibilidad acá, de ver otros destinos a nivel nacional, porque esta todo alto”, comenta Nora, una asidua fanática veraneante de las “praias” brasileñas.

“No está nada definido, la decisión de ir al sur tiene que ver un poco con los precios, porque si no fuera por eso, automáticamente el destino sería Brasil. Antes el sur argentino nos quedaba demasiado caro, una opción que todavía sigue siendo cara porque incluso si te ponés a evaluar el gasto es más alto. Tenés que llevar más o menos la misma plata que llevás a Brasil por menos días y más distancia pero bueno, es una opción. El real sé que está caro pero vamos a ver qué pasa”, afirmó la posadeña.

Las agencias de viajes, por su parte, buscan la manera de que la gente no deje de viajar, y para ello deciden tomar medidas que podrían llegar a afectar sus propias ganancias.

Al respecto, la agencia posadeña Viaturex también decidió incorporar dentro de sus destinos más viajes hacia atractivos argentinos. “Nosotros tenemos transporte propios, vendemos lo que nosotros hacemos y no pasajes de otro, nosotros somos solos”, comentan como fortaleza ante el panorama que se avecina.

“En el verano nuestros destinos son hace 30 años los mismos, entonces el cliente que viene ya sabe que tenemos ese destino. Si en esta situación nos damos cuenta de que no va a estar bien el real bajamos nosotros nuestros costos con tal de seguir haciendo lo que hacemos todos los años. Además desde hace años siempre tenemos el mismo hotel y el mismo servicio, entonces tenemos clientes que ya saben cómo trabajamos”, expresaron.

Desde otra agencia admiten que los números en venta de paquetes turísticos no son los mismos que el año pasado, pero creen que despegaran las ventas.

“Es un momento difícil para opinar sobre qué puede llegar a pasar, lo que sí ya vimos en años anteriores es que a la larga la gente viaja. Recién salieron las tarifas y estamos vendiendo, en relación al año pasado los números no son los mismos. No es como el año pasado, bajó la venta, y también nos costó cerrar los precios para poder ofrecer a los clientes”, explicaron desde Batia Turismo. “Nosotros nos vamos a fijar en cubrir los costos, y también vamos a tratar de darle facilidad de pago al pasajero”.

Ante tanto descalabro económico, en la provincia todavía se puede contar con algún financiamiento que resulta aliviante a la hora de concretar la compra de paquetes turísticos. “Por suerte se mantienen las doce cuotas de Ahora Misiones y Ahora 12. Por supuesto que tenemos que hacer malabarismos porque los importes son en pesos, y cerrar una venta a una determinada cantidad de pesos con una tarjeta es difícil, pero lo vamos a hacer igual, esa es la forma en la que vamos a tratar de ayudar a que la gente viaje, ganaremos menos pero no nos quedaremos ahogados sin poder vender” explicaron desde la agencia Batia. 

En la misma línea, la agencia Viaturex también se ajusta a la situación para hacerle frente a la crisis: “Tenemos lo mismo que el año pasado y lo que tratamos de hacer en los momentos de crisis es bajar nuestros costos para no perder y seguir yendo. La última semana de agosto salimos a la venta con nuestros destinos tradicionales en la costa brasileña. Perdemos de ganar con tal de seguir, tenemos que ajustarnos. Lo que sí nos pasó es que el año pasado sacamos los precios en esta fecha y el precio no se modificó, y este año sacamos y a la semana tuvimos que modificarlo, y eso es lo que no queremos hacer. Yo ruego que se estabilice la moneda”, rezó la propietaria de la agencia.

De un año a otro se ve una variación importante en los precios de paquetes turísticos. En septiembre de 2017 un tour a Camboriú tenía un valor de 13.350 pesos y hoy, exactamente un año después, el viaje al mismo destino tiene un valor de 18.990, es decir, el aumento de precios es muy significativo de un verano a otro, con un 42,24 por ciento de inflación. 

Desde Brasil
El panorama se ve un tanto complicado y no es para menos, ya que la cotización del dólar tiene a la expectativa a la mayoría de los viajeros. Nadie puede animarse a tomar una decisión apresurada ya que de un momento a otro la situación puede cambiar. Desde Brasil la situación no es muy diferente, ya que la devaluación del real hace ver un cambio de actitud en el turista argentino.

Joselo Saravia, propietario de una inmobiliaria en Bombas comentó a El Territorio qué ocurre en el país vecino. “En septiembre del año pasado teníamos un porcentaje mucho más alto de reservas en relación a septiembre de este año, la gente decidió esperar, están a la expectativa de qué es lo que va a pasar con el dólar”, indicó. 

Una de las maneras de ahorrar dinero será la de optar por alquileres más alejados de la playa.
De la misma manera, desde la agencia de turismo El Viaje de tu Vida, comentaron que “hubo una pausa en las consultas pero creemos que van a continuar después de que esto se normalice. El año pasado hubo más reservas, el contexto era totalmente diferente. Para esta época teníamos algunas reservas más, pero todas maneras esperamos que sea una buena temporada”, explicaron.

Aquellos que ya tienen la seguridad de que el verano lo pasan en las playas de Brasil, lo harán pero con recortes en los gastos. “Sí, vamos a ir, menos días solamente, a lo mejor no saldríamos tanto a cenar y realizaremos menos compras”, aseguró Lissy Díaz, una posadeña habitué del sol y el mar, cuyo deseo de disfrutar de las playas supera cualquier inconveniente económico.

Alejandro Morillo, quien vivió muchos años en Brasil cuando se trata de ahorrar un poco más en materia de alquiler comentó a El Territorio  algunos secretos.  “El precio de los alquileres es muy variable en función de la época, la cantidad de días que uno alquile, y la distancia del mar. También varía mucho en función de la playa que se elija, hay playas que son más baratas y playas que son más caras, y también hay que tener en cuenta a la hora de alquilar la disponibilidad y el tamaño de los departamentos”.

Con respecto al alquiler por temporada de departamentos y casas en Brasil,  Saravia expresó: “Creo que la gente se va a cuidar un poco más con el uso de su dinero. No va a alquilar departamentos tan grandes y va a optar por alquileres un poco más alejados de las playas, todo para cuidar su bolsillo”.

La nafta es uno de los productos que se incrementa constantemente, y en el vecino país sucedió algo parecido que en Argentina. Por primera vez en dos años y medio el dólar llegó a superar los 4 reales en el mes de agosto. “Trasponiendo la frontera, en el lado brasileño, el combustible actualmente tiene un costo de 4,5 reales (45,54 pesos aproximadamente)”, afirmó Saravia.

“La gente tiene la idea de que subió el real en Brasil y entonces hay que quedarse y hacer turismo en la Argentina, y no es lo mismo. En Argentina también sube todo. La gente no se da cuenta pero va a ser más económico ir a Brasil que moverse por la Argentina. Lo que tiene Brasil es la variedad para comer, y también que se puede realizar un paseo más económico, a diferencia de lugares argentinos como Mendoza por ejemplo. Allá si salís te tenés que vestir de arriba abajo. Los restaurantes son finos, no podés entrar en ojotas como se hace en Camboriú, entonces es un gasto extra. La gente que va a Mar del Plata gasta en ropa, hasta de tapado se viste a la noche, porque se va al casino, se va al teatro, y eso encarece las vacaciones Yo pienso que siempre va a convenir ir a Brasil”, expresaron desde Viaturex.

“La suba del dólar nos perjudicó pero en el fondo nosotros creemos que vamos a trabajar igual”, dice Saravia desde Brasil, quien desde allí también trata de hacerle frente a la situación cambiaria de ambos países.  “Nosotros no modificamos casi nada en relación con el año pasado, lo que sí estamos haciendo como para hacerle frente a la crisis es más publicidad, estamos tratando de captar más clientes”, dijo en relación a los precios de los alquileres de su inmobiliaria.

Un departamento tipo para cuatro personas en las playas de Bombas en Santa Catarina, se puede conseguir a 350 reales (87 dólares aproximadamente) por día en el mes de enero.

Mientras, en Florianópolis un departamento de un dormitorio, para cuatro personas, también cerca del mar, cuesta 25.000 pesos por quincena en Ingleses, y más de 30.000 en Canasvieiras. Con dos dormitorios, en este último balneario, los costos arrancan desde 36.000.

El día a día en la playa
Una vez instalado en el departamento, y para abaratar los costos, se deben realizar las compras de supermercado. En la costa brasileña se pueden encontrar valores parecidos a los del 2017. “Los precios no se modificaron en relación al año pasado, la comida y demás productos siguen teniendo el mismo precio”.

Pasaporte realizó una recorrida por los supermercados en Bombas y encontró precios que prácticamente no cambiaron en relación a años anteriores. La cerveza en lata tiene un costo de 1,99 reales, las gaseosas cuestan 4.99 y las pizzas congeladas 9,98. También los precios están baratos para quienes decidan cocinar, por ejemplo el pernil por kilo tiene un valor de 7,48 y la carne 12,98.

Dada la cercanía que se tiene desde la provincia de Misiones a las playas del sur brasileño, los turistas optan en mayor medida realizar su viaje autogestionado y alquilar departamentos o casas en forma directa. “La gente está reservando desde el mes de julio”, dice Saravia, quien cree, al igual que las agencias de turismo locales, que el turismo en Brasil este año no va a ser mucho menor que en años anteriores.

Mientras que desde Viaturex recalcan  que “nosotros nos fuimos en julio y ya sabemos el precio de todos los hoteles y los tenemos señadoss. En lo que podemos bajar un poco es en el transporte, como es nuestro podemos bajarnos la ganancia del transporte, pero a las personas que compraron el pasaje las llevamos igual. Por ejemplo la misma excursión del año pasado,  este año subió en un 25 por ciento como mucho. De 15.000 pesos que salía el año pasado, este año sale 19.000 la misma excursión. Estamos tratando de absorber lo máximo posible. Salimos recién la semana pasada  a vender y ya tenemos pasajes vendidos de clientes que vinieron y compraron al contado, sin definir la fecha”, afirmaron desde Viaturex.

Mientras que para la empresa El Viaje de Tu Vida, “por ahí baja un poco la cantidad de consultas obviamente por la situación, la gente hace prioridad  en su vida, en su consumo y después piensa en viajes. Más allá de que haya aumentado un poco se puede viajar,  hay sistemas de financiación, que están muy buenas y hoy en día convienen. La gente tiene la cultura de viajar sobre todo a las playas de Brasil, entonces creemos que van a viajar de todas formas”.
Un dólar a 40,40, un real a 9,40 y un peso muy devaluado son las tres vedettes que jugarán este año a la hora de decidir dónde poner la sombrilla y preparar el tereré o la cervecita. 

  • Por la devaluación, el cuidado del bolsillo pasa a ser prioritario a la hora de alquilar
  • Paquetes turísticos con aumentos de más del 40 por ciento en relación al año pasado

Para los agentes inmobiliarios en el vecino país, estiman que la gente va a alquilar departamentos más pequeños y alejados de la playa como para ahorrar dinero. Mientras que para las agencias consultadas anunciaron que los precios de los paquetes a Brasil recién están comenzando a definirse. De todas formas ven de manera positiva el verano y algunas ya están vendiendo con subas de hasta un 25 %.

Pero todos, viajeros, empresas de turismo e inmobiliarias, concluyen que el verano que se avecina, aunque un poco más caro, Brasil y sus playas soleadas van a ser la opción indiscutible por todos los misioneros.

No obstante, la gente está a la expectativa y sabe que si decide emprender el viaje tendrá que pensar dos o tres veces antes de concretarlo. 

Para agendar

Algunos precios en la costa brasileña como para ir preparando las valijas y la billetera.

R$ 350

-Alojamiento por día en departamento para cuatro personas a metros del mar en Bombas (SC). Joselo Imoveis

R$ 1,99

-Cerveza 350 cm3

R$ 1,59

-Naranjas y peras

R$ 9,98

-
Pizza congelada

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina