Cuarentena día 8, con un movimiento intenso en la calles

Sábado 28 de marzo de 2020
El octavo día de cuarentena decretada por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, se vivió con bastante movimiento en los distintos puntos de la tierra colorada, donde se formaron largas filas principalmente en los cajeros automáticos.
Esto se debió en gran medida al cobro del bono extraordinario de los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo, en el marco de la emergencia sanitaria, teniendo en cuenta que por los feriados para el 30 y 31 de marzo, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) adelantó el pago. 
Fue así que desde tempranas horas de ayer comenzaron a formarse filas en cajeros céntricos y periféricos de la ciudad de Posadas y localidades del interior de la provincia, como así también muchas personas aprovecharon para abastecerse y acudir a los supermercados. 
Sin embargo, a fin de evitar aglomeración dentro de los locales comerciales, se respetó el aislamiento necesario permitiendo ingresar a cupos reducidos y manteniendo cierta distancia entre sí, hecho que no sucedió en los cajeros automáticos y esto causó indignación de muchas personas que demostraron  molestia y preocupación al respecto y el temor que sienten por la propagación del virus.
En Candelaria, muchas personas hicieron fila durante la mañana de ayer para solicitar el salvoconducto con el fin de circular hacia la ciudad de Posadas en búsqueda de medicamentos, donde obtienen el 100 por ciento de cobertura con la obra social.  
Valeria, una de las personas que se encontraba haciendo fila, en diálogo con El Territorio, destacó: “Es complicado porque ya tenemos la receta autorizada por el Programa de Atención Médica Integral (Pami) para adquirir los medicamentos de mi madre gratuitos, algo que en Candelaria no conseguimos, así que debemos ir a Posadas, no queda otra”.
“Mi madre tiene muchas dificultades de salud y debo estar yo al frente para realizar esos trámites, más ahora que ella no puede salir porque es paciente en riesgo; en los próximos días tiene que cobrar, también en Posadas porque en los cajeros de acá no anda su tarjeta, por lo que deberé hacer otra autorización”, detalló.
Por su parte, Sara, de 59 años, también estaba esperando que le firmen el salvoconducto para ir a Posadas a retirar sus medicaciones ya que es diabética, entre otras patologías. “Estoy muy preocupada, estoy aquí porque ninguno de los jóvenes de mi familia quiso venir, necesito mi medicación y no me queda otra que ir a retirarla yo. Veo que la mayoría no toma conciencia en mi barrio, la gente anda como si nada, andan todo el día haciendo acrobacias con las motos, no entienden que estamos en emergencia sanitaria”.
En la localidad de Leandro N. Alem, junto a la sucursal del Correo Argentino, los cajeros permanecieron repletos por el cobro de los beneficiarios de distintos planes sociales. 
Según observó este medio, no se respetaron las medidas de salubridad; efectivos de la Policía intentaban que se mantenga la distancia entre persona y persona pero ante la llegada de más cobradores, la tarea se hizo casi imposible. 
La falta de previsión dejó molestos a varios integrantes de la Policía local, quienes manifestaron su frustración debido a que se arriesgan día a día para tratar de que se cumpla la cuarentena obligatoria y muchos hacen caso omiso.
En la ciudad de Montecarlo ayer se vio desbordada la zona céntrica con filas de hasta cinco cuadras en cajeros automáticos (hay tres: uno de Nación y dos de Macro) donde la gente no respetaba las distancias y esto dificultó en gran medida la tarea de las fuerzas de seguridad.
Ante esta situación, desde el municipio se organizó un grupo de jóvenes para ayudar en el ordenamiento en las filas y brindar información a las personas sobre las posibilidades de operar desde sus casas a través de internet con la utilización del débito y así evitar acudir a los cajeros.
También se comenzó a pintar líneas para marcar distancias obligatorias y lo mismo se realizará en supermercados y farmacias. Asimismo, todos los colaboradores contarán con alcohol en gel para que la gente se pueda desinfectar las manos luego de realizar las operaciones en las maquinarias.
Por otra parte, el Transporte Urbano Montecarlo (TUM), teniendo en cuenta que los servicios venían siendo reducidos, se vieron obligados a poner refuerzos para las colonias y a pesar de los controles, destacan que no se respetan las reglas de aislamiento, dificultando la tarea de los choferes y fuerzas de seguridad.
En Bernardo de Irigoyen, desde horas muy tempranas de ayer se comenzó a notar el movimiento hacia los tres cajeros automáticos de la ciudad con el fin de cobrar beneficios del Anses. Al  igual que en otras localidades, se formó una larga fila de aproximadamente una cuadra y media.

Unas 150 personas fueron demoradas

Continúa el intenso operativo de la Policía de Misiones con las fuerzas federales en toda la provincia y durante el día de ayer, entre las 7 y las 19 se registró un total de 150 personas demoradas en la provincia que no justificaron su presencia en la vía pública y violaron el Decreto de Necesidad y Urgencia 297/20.Además, en ese mismo procedimiento, fueron secuestrados 4 autos y 21 motocicletas. Desde el pasado viernes 20 de marzo, cerca de 1.500 personas ya fueron demoradas y notificadas por infringir la cuarentena establecida por la Nación. Diariamente, desde el Centro Operativo de Emergencia, la Policía de Misiones junto las fuerzas nacionales ejecutan y monitorean los procedimientos preventivos, e incluso de asistencia, que se realizan en todos los municipios.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina