Candelaria marchará por los casos de violación a dos adolescentes

Lunes 13 de enero de 2020 | 00:00hs.
Se espera que estén presentes varias organizaciones feministas de Posadas y Garupá. | Foto: Marcelo Rodríguez
En la mañana de hoy se llevará a cabo una movilización en Candelaria para reclamar por los hechos de violación registrados en la localidad. Según detallaron mujeres ligadas a la organización, la convocatoria es a las 9 de la mañana en la rotonda de la localidad, desde donde caminaran pacíficamente por la avenida principal.

Las organizadoras indicaron a El Territorio: “Hoy se conocen dos casos,pero ¿cuántos hay detrás de estos dos hechos en los cuales dos valientes madres se animaron a denunciar?”

“Nosotras somos el eco de esas víctimas que por vergüenza, por miedo a la famosa condena a la víctima, acción repudiable tanto como la acción que implica un abuso, no se anima a denunciar”, señaló Karina Rodríguez, una de las comprometidas con la iniciativa.

Además, hizo hincapié en que “es una marcha abierta no sólo para Candelaria, sino para todas las localidades que se quieran sumar. Estamos cansadas de que destruyan sueños, vidas, ilusiones de niñas y mujeres y que la mayoría de las veces todo quede en la nada”.

En este sentido, se pudo saber que se sumarán agrupaciones y colectivos de mujeres de Posadas y Garupá.

“La marcha surge ante la situación que se está viviendo en Candelaria por las dos denuncias atroces de abuso que han sucedido, pero también bajo la línea de lo que venimos trabajando desde el año pasado, que es la emergencia por la violencia hacia las mujeres en la provincia”, agregó Andrea Dombroski, del Frente de Mujeres del Pays.

Abuso en manada

Como viene informando este medio, una adolescente de 15 años denunció haber sido violada en manada tras los festejos por el Año Nuevo en Candelaria, hecho por el cual hay cinco personas detenidas.

El abuso fue denunciado por la madre de la víctima, quien aseguró haber sido ultrajada por un grupo de jóvenes en el sector de baños de la playita Sarandí de Candelaria, lugar que actualmente se encuentra clausurado.

El episodio ocurrió cerca de las 8 y la denuncia fue radicada pocos después por la madre de la víctima en la Comisaría de la Mujer de Fátima.
Después de ello, los efectivos policiales comenzaron a trabajar en el caso y al principio concretaron la detención de tres jóvenes identificados como Alfredo C. (21), Mauro P. (24) y Ramiro B. (32), quienes permanecen privados de su libertad.

Dos días después, en tanto, otros dos jóvenes que estaban en la mira y bajo sospecha también lograron ser aprehendidos. La Justicia deberá determinar el rol de cada uno en la terrible secuencia.

“Estoy destrozada, tanto yo como mi hija. Eran cinco en total, porque hay uno que filmaba pero no sabemos quién es, a ese mi hija no lo conoce, a los demás sí. Son conocidos del barrio, conocidos míos, yo soy amiga de la mamá de uno de los chicos, todavía no puedo creer todo esto”, dijo la denunciante a El Territorio.

“Mi hija me cuenta lo ocurrido y llora, dice que todo el tiempo ve la cara de uno de ellos que tenía los ojos saltados. Se reían y la filmaban. Ella está dolorida, está lastimada y más a aún que les conoce a todos. Lo que a ella le pasó fue terrible, encima ese lugar es un gran asco. Uno de los chicos le tiraba cerveza por el cuerpo mientras le abusaban. La iban abusando de a uno, como si fuese un juguete. La dejaron tirada”, agregó en su momento.

Abusador prófugo

Más allá de esto, durante la semana pasada salió a la luz otro caso de violación, por el cual un hombre se mantiene en condición de prófugo, según consignaron fuentes policiales a este medio.

En este hecho, una mujer de 54 años denunció el martes pasado, también ante la Comisaría de la Mujer del barrio Fátima, que su hija de 15 años era abusada sexualmente desde hace aproximadamente dos meses por el patrón de su otra hija, que tiene 21 años.

Según pudo reconstruir este matutino, la joven trabajaba como empleada doméstica en una casa de campo que está al cuidado de Carlos de Jesús D., de 64 años.
Al parecer, en determinadas oportunidades, la hija mayor de la denunciante era ayudada por su hermana adolescente en las tareas diarias, hasta a principios de la semana pasada, cuando descubrió el infierno que padecía su familiar desde noviembre.

La hermana mayor de la víctima comentó en diálogo con El Territorio cómo descubrió los abusos, en una entrevista realizada el jueves pasado.
“No quiero imaginarme lo que sufrió mi hermanita cada vez que ese abusador la sometía. Me enteré hace tres días, cuando ella dijo que se iba a bañar. Como tardaba mucho salí a ver y vi que no estaba en el baño. Cuando salgo a buscarla por la casa vi que la puerta del señor estaba cerrada. En eso empujo y estaba trancada por dentro, trato de abrir y fue cuando veo lo que estaba pasando”.

“Lo primero que hizo él fue amenazarnos que si contábamos, él iba a matarme, a mi hermana y a toda mi familia. Acto seguido saco a mi hermanita de ahí y él caminaba por la casa. Esa noche no dormí porque tenía miedo de que nos haga algo, no veía la hora de que amanezca. Nunca imaginé que haga eso a mi hermana. Esos sinvergüenzas aprovechan la vulnerabilidad de las nenas para abusar de ellas, vaya uno a saber a cuantas más hizo lo mismo”, comentó muy enojada y dolida la joven.

La víctima también detalló los aberrantes episodios: “Los días pasaban y él aprovechaba cuando mi hermana se iba a bañar para abusar de mí. Con un arma al costado él me amenazaba que si contaba me iba a matar y a todo mi familia. Era muy desesperante esa situación”, dijo envuelta en lágrimas la menor mientras era acompañada por sus familiares.

Por ambos hechos interviene el Juzgado de Instrucción Dos de Posadas, a cargo del juez Juan Manuel Monte. Sobre el último episodio, si bien se ordenó la detención del acusado, cuando los efectivos llegaron a su casa, ya no estaba. Hasta el cierre de esta edición no se había informado sobre su aprehensión.


En cifras

5

Por la violación en manada cometida el primer día del año hay cinco jóvenes detenidos. Uno de ellos filmó toda la secuencia con su teléfono.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina