Ante un sospechoso suspenderán las clases

Martes 30 de junio de 2020
El protocolo sanitario para el regreso a clases en el marco de la pandemia por coronavirus prevé uso obligatorio de tapaboca, distancia interpersonal de un metro y medio, y pocos alumnos en el salón bajo la modalidad de “aula burbuja”. No habrá actos escolares ni ferias de ciencias o actividades que generen mayor aglomeración. Además las instituciones deberán contar con las condiciones edilicias básicas y con los elementos de higiene necesarios. 
Todo eso fue presentado y debatido en el Consejo Federal de Educación, en encuentros virtuales, del cual participaron ministros de todas las provincias. La última reunión fue el viernes y la próxima es hoy, en cuya asamblea se deberá definir si el dictado de clases presencial será obligatorio u opcional.
Si bien el Ministerio de Educación de la Nación presentó las líneas del protocolo, que busca ser aprobado en breve, cada provincia deberá adaptarlo a su realidad. Pues se trata de lineamientos generales en materia sanitaria y pedagógica que puede tener medidas adicionales. 
Una cuestión no menos importante es qué acciones deberá adoptar el establecimiento ante la detección de un caso sospechoso de Covid-19. En ese sentido, El Territorio accedió al borrador que maneja Misiones, y que determina la suspensión de actividades en la escuela en cuestión.
Ayer estaba prevista una reunión con autoridades de los diferentes gremios docentes para compartir este borrador, en tanto el encuentro pasó para mañana 1 de julio.
“El regreso esta condicionado a que haya un bajo o nula circulación del Covid-19. Estamos trabajando en un retorno seguro de los alumnos” manifestó el titular de la cartera educativa a nivel nacional, Nicolás Trotta, en la antesala del Consejo Federal. “Preparar a los docentes y a los alumnos, ya que en aquellos lugares de baja circulación se pueda proyectar un retorno seguro a las aulas en agosto. Pero la decisión final de la fecha la tendrá el gobernador de cada provincia”, dijo y añadió “cada jurisdicción que esté en la fase 5, con protocolos aprobados y escuelas readecuadas se podrá regresar a las aulas que será muy distinto a lo que fue en marzo”.
“Ninguna escuela tiene capacidad para duplicar su infraestructura escolar, por eso para sostener el distanciamiento social hay que dividir las aulas. Por ejemplo, un aula de 30 estudiantes habrá que dividir en dos para mantener ese distanciamiento a 1,5 metros entre alumnos”, detalló el protocolo nacional.
“Los recreos también van a ser distintos, no habrá vínculos entre los estudiantes de distintos grados. Lo que va a implicar escalonar los recreos a lo largo de la jornada escolar como también escolar la hora de ingreso y de salida en las escuelas para que no se produzca el amontonamiento de padres en la puerta. El ingreso a la escuela tiene que estar desvinculado de la hora pico del transporte de pasajeros”, remarcó.

Obligatorio u opcional
A diferencia de otras enfermedades como meningitis, dengue o Influenza A, en el caso del coronavirus exige otras medidas de bioseguridad. “En un modelo mixto al que vamos creo que hay herramientas para evaluar y calificar en ambas circunstancias. Porque hay estudiantes que puedan estar en grupos de riesgo y no van a retornar a las escuelas aún cuando exista presencialidad, por ello es necesario tomar en cuenta esas situaciones”, manifestó a El Territorio, Miguel Sedoff, ministro de Educación en Misiones.
“Hay diferentes opiniones, la idea es consensuar entre todos. Igualmente como principio general cada provincia es soberana respecto de su sistema educativo”, remarcó el titular de la cartera sanitaria. Así expuesto, restará definir la metodología de evaluación de contenidos a aquellos alumnos incluidos en población de riesgo, es decir, los que tienen enfermedades de base, asmáticos, cardiópatas, oncológicos. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina