William lleva seis días desaparecido y la angustia crece en Puerto Iguazú

Viernes 29 de noviembre de 2019 | 00:05hs.
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

El tiempo pasa y la angustia se apodera cada día más. En Puerto Iguazú todos están pendientes de la búsqueda de William Alejandro Maciel, el niño de 9 años que el sábado salió de su casa en la aldea Fortín Mbororé y hasta el momento no regresó. 
La denuncia por su desaparición fue radicada a comienzos de semana y desde ese momento efectivos policiales de distintas dependencias de la Unidad Regional V de la Policía de Misiones se encuentran abocados a su búsqueda, en compañía de familiares del menor e integrantes del grupo de seguridad interna de la aldea movilizados por la situación. 
Según consignaron fuentes consultadas, en la víspera las recorridas y rastrillajes se profundizaron en inmediaciones al arroyo Mbocay, pero hasta el cierre de esta edición no se habían reportado novedades de ningún tipo. 
En paralelo, también surgió una posibilidad de que el niño se encuentre en la vecina ciudad paraguaya de Ciudad del Este, dado, puesto que los integrantes de la comunidad guaraní tienen un convenio firmado mediante el cual pueden cruzar las fronteras libremente. 

“Es una gran preocupación”
Quien habló respecto de esta situación que devela a todos en la aldea y en Iguazú fue el cacique Silvino Moreira. 
“No tenemos nuevos datos. Estuvimos desde temprano reunidos de nuevo con la Policía y están organizando nuevamente la búsqueda en la ciudad y en los alrededores de las comunidades y otras zonas. Es una gran preocupación por los días que van pasando y no tenemos novedades. Estamos trabajando en la búsqueda junto a la Policía y queremos tener resultados”, fueron sus primeras palabras ayer a la mañana, al dialogar con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva. 
Luego, contó que “la mamá del nene está yendo a Ciudad del Este. Nos hemos comunicado y allá hay un lugar donde los hermanos quedan y duermen también, así que la mamá está yendo a recorrer todo por allá. Es amplio el operativo que estamos haciendo con varios integrantes de la aldea que estamos acompañando a la Policía, pero ahora se van a ir a hacer un recorrido a Ciudad del Este porque los chiquitos siempre pasan, tenemos un convenio de pase libre, no tenemos control”. 
El cacique reconoció que ya fueron varios los niños que después de algunos días fueron encontrados en territorio paraguayo, aunque aseguró que hasta el momento no tienen certezas de que esto efectivamente haya ocurrido también con William. 
“Recién me comuniqué con Ciudad del Este y tampoco tienen novedades. Allá ellos se van a quedar todo el día y pasarán la noche también buscando”, expresó. 
Por último, Moreira recordó cómo que empezó el drama que hoy preocupa a todo Iguazú.
“La mamá me dijo que él salió el sábado como para comprar algo para el desayuno y no volvió más. La mamá le esperó hasta la tardecita-noche y después hizo la denuncia y se empezó con la búsqueda. Hay comentarios de que lo vieron en distintos puntos, pero, como siempre, nadie dice nada específico”. 

La desaparición
De acuerdo a lo que se pudo reconstruir en base a fuentes consultadas, la denuncia por la desaparición de William fue radicada por su madre, Mirta (29), quien ante los uniformados de la Comisaría Tercera de Iguazú señaló que ese sábado a la mañana su hijo salió rumbo al kiosco que queda a unas tres cuadras de su casa y esa fue la última vez que lo vio. 
A partir de ahí los pesquisas intervinientes acudieron a la aldea y comenzaron a recolectar información para orientar la investigación y las labores de búsqueda. 
En este contexto, una tía del menor aseguró haberlo visto durante esa tarde en cercanías de la toma de agua ubicada en el centro de la aldea Mbororé, por lo que el primer paso de la búsqueda se focalizó en esa zona, pero no obtuvieron resultado. 
Una última pista ubica al menor y a otros adolescentes durante la noche del domingo en un baile celebrado dentro de la misma aldea, pero en la continuidad de la pesquisa no hubo avances al respecto, por lo cual las recorridas y rastrillajes persisten y se extienden por varios puntos de la Ciudad de las Cataratas. 
Según la descripción aportada por las fuentes, William es de tez morena, tiene cabello largo de color negro y ojos marrones, en tanto que al momento ser visto por última vez vestía un pantalón de jeans azul y una remera blanca. 
Ante cualquier pista o información sobre su paradero, se ruega comunicarse con el servicio de emergencias 911 o bien dirigirse a la dependencia policial más cercana. 

Colaboración

911

Ante cualquier dato sobre el niño, se ruega comunicarse al 911. El menor vestía un jeans azul y una remera blanca al momento de su desaparición.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina