Volvió a casa la mujer que casi fue ultimada a machetazos por su pareja en Eldorado

Miércoles 1 de julio de 2020 | 03:00hs.
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo fojacero@elterritorio.com.ar

Luego de permanecer casi dos meses internada en grave estado de salud en el hospital Madariaga a raíz de las múltiples heridas cortantes que sufrió en la cabeza tras el ataque a machetazos por parte de su pareja, Oscar V. (36), en una vivienda del Kilómetro 18 de Eldorado, Rosa Norma López (36) fue dada de alta el sábado por la tarde y ahora continúa su larga recuperación en su ciudad natal. 
Durante una entrevista que brindó al portal eldoradense Norte Misionero, la sobreviviente comentó que “estoy tratando de recuperarme, ahora me siento bien pero me sentía muy mal. Me sentía en la muerte”. 
Durante la entrevista, Rosa agradeció el cariño y el constante acompañamiento de toda su familia, gracias a lo cual se sintió muy valorada durante todo el tiempo que estuvo internada en la capital provincial. 
A la hora de reconstruir los minutos previos a la feroz agresión, la mujer contó que “estábamos adentro de la casa y él me dijo que, por una vez que fue preso por haberme pegado, ‘a vos te gusta mandarme preso’ y me empezó a golpear y yo le dije que espere, que no le hice ninguna denuncia (….) entonces agarró un machete. Yo ahí me prendí por el machete pero me pegó una trompada y me tiró contra una esquina y me dio un machetazo en la cabeza”.
Luego, agregó que tras el desenfrenado ataque salió a la calle a pedir ayuda a sus vecinos y el hombre no dejó de propinarle machetazos en la cabeza. “Me daba machetazos, machetazos y más machetazos en la cabeza (…) tengo 28 machetazos en la cabeza”, fue el crudo relato de la sobreviviente.
Por último, señaló que “yo le gritaba que por favor no me corte más y si no era por un auto que pasó capaz que me iba a matar.Yo vi las luces y me desmayé”.

Temor de hermana
Por su parte Cristina López, hermana de Rosa,  dialogó con El Territorio y no ocultó su preocupación ante la posibilidad de que el agresor pueda ser liberado por la Justicia. 
Sobre este aspecto, este matutino pudo saber en base a fuentes que intervienen en el caso que el agresor por el momento continúa alojado en una dependencia policial de la Capital del Trabajo e involucrado en una causa por tentativa de femicidio que se instruye en el Juzgado de Instrucción Uno de Eldorado, a cargo del juez Roberto Saldaña.  
“Yo como hermana quiero que ella haga la denuncia, no quiero que ese señor salga por ningún motivo en libertad, pero ella tiene miedo”, contó Cristina.
Por otra parte, contó que las primeras horas en Eldorado tras recibir el alta médica no fueron fáciles para ella y ni para su mamá María, quien es la que se encarga de cuidar a Rosa en su humilde vivienda del Kilómetro 18. 
“Ella salió de alta el sábado y unas tres veces mi mamá le tuvo que llevar a emergencia porque le agarró como una especie de ataque de epilepsia. Los doctores le dijeron que estos ataques son por los nervios, que es por el miedo que ella le tiene a esta persona”, dijo Cristina. 
Además, contó que su familiar  no sólo teme por su vida, sino también por sus ocho hijos menores. 

Cristina López Hermana de Rosa

Yo como hermana quiero que haga la denuncia, no quiero que este señor salga por ningún motivo en libertad, pero ella tiene miedo”Cristina López - Hermana de Rosa

“Por el momento vamos muy despacito con su recuperación, es largo el tratamiento que ella tiene que hacer, no sólo por su herida, sino por la secuela que le quedará en la cabeza por los cortes”, explicó su hermana. 
Por último, agregó que en los próximos días Rosa tiene que acudir a un control médico en donde los galenos deberán examinar tanto sus brazos como la cabeza. Incluso, no se descarta que en las próximas semanas pueda someterse a algún tipo de intervención quirúrgica como consecuencia de los múltiples cortes que tuvo. 

Cuidados intensivos
Un poco más aliviada por tener después de casi dos meses en su domicilio a Rosa, aunque a la vez con la misma preocupación que Cristina, María no se despega ni un instante de la cama en donde lentamente se recupera su hija. 
En un breve diálogo con este matutino, María Bitancurt contó que por el momento Rosa  apenas se levanta de su cama para comer y que su recuperación le demandará un largo proceso de estricto reposo. 
“Estoy un poco aliviada y un poco triste porque le agarra unos ataques que te juro hay que ser mamá para aguantar”, contó la mujer. 

Corrió, pidió ayuda y se desplomó

Según pudo reconstruir este medio en base a diversas fuentes consultadas, el salvaje ataque se produjo el pasado lunes 4 de mayo, cerca de la 1 de la madrugada, en inmediaciones a la vivienda que ambos compartían en el Kilómetro 1 de Eldorado. Rosa tuvo que ser socorrida por un grupo de vecinos de la zona que en primera instancia escucharon gritos desesperados de auxilio y que segundos más tarde se toparon con la mujer tendida en la calle, desvanecida y gravemente herida a causa de los múltiples cortes. En ese contexto, la víctima tuvo que ser trasladada al Samic, al que ingresó con serios cortes en la cabeza, hombros y muslos. Incluso, presentaba una fractura en el antebrazo izquierdo, lo que hace suponer que habría mantenido un intenso forcejeo con su atacante. Por la gravedad del ataque tuvo que ser derivada de urgencia a Posadas donde estuvo casi dos meses internada.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina