Versos que anulan distancias

Domingo 14 de julio de 2019
Federico García

Por Federico García sociedad@elterritorio.com.ar

La poesía como lugar de encuentro, como un elemento que anula las distancias espaciotemporales. Ese fue el norte que movió a la realización del evento Poesía Multiforme y Heteróclita que tuvo lugar el viernes por la noche en el Café Colón de la capital provincial.
Allí, escritores jóvenes y de la “vieja escuela” unieron sus hados poéticos para hacer desaparecer las lejanías intergeneracionales.
En la velada, las recitaciones fueron intercaladas con la música del cuarteto de cuerdas y voces Fanzines, formado por Juan Báez en guitarra y voz -quien además ofició de presentador del evento-, Joaquín Benítez en bajo, Nicolás Guanes en mandolina y Florencia Glomba en ukelele y voz.
El grupo se animó a versionar temas del cancionero nacional como ‘Sobredosis de TV’ (Soda Stereo) o ‘Parte del aire’ (Fito Páez), así como de la música latinoamericana y hasta un tema en inglés en la voz de Benítez. 
Así, dieron paso para que Diego Suárez -responsable de la organización y promotor de la juntada- leyera sus producciones que, según aseguró, surgieron en su estadía en la provincia de Santa Fe, hace ya quince años: “Tantas voluntades que se juntaron para que esto suceda me emociona”, adujo antes de leer: “Lo más hermoso que perdí es lo más terrible que conocemos”, decía uno de sus versos.
Luego fue el turno de Teura Rojas, quien resaltó la importancia del encuentro generacional, al tiempo que agregó que la poesía “tiene que ver con atreverse”. Seguidamente, leyó uno de sus poemas ‘de aullidos’: “La tristeza posee la armadura de la rabia encerrada, la loba que aúlla abre el trinquete rompiendo la pesadumbre incrustada en mis vísceras”.
Tras la alternancia musical de Fanzines, fue la hora de escuchar a Heraldo Giordano, que definió el arte poética como “irreverente y compulsiva; no es tan boba como algunos creen”,por lo cual reivindicó la poesía calificándola como “militante”. Uno de sus versos decía: “La nostalgia es un fuelle a donde regresa la tristeza”. 
A su turno, la poeta y actriz Numy Silva recitó: “Estamos frente a frente con una tierra al sol y una desolación de fondo, carcomen nuestra geografía diagnósticos negativos, se fragmentan las esperanzas, los bolsillos marcan saldo en rojo y acelera el hambre; estamos frente a frente y nuestros brazos marcan las coordenadas, neutralizando inciertos mediodías, inventando fórmulas para que el amor no se ahogue y poder mirar de frente a la primavera”.
Tras ella, los versos de Lucía Pérez Campos definieron al poeta como “una bomba de tiempo”, alguien que es “un ángel preparado para todos los infiernos”. También referenció: “Las voces son de quien las inventa, hay que estar preparado para gritar, vocales complicadas lloran por la lejana complicidad; a mí nadie me tiene que andar diciendo nada, te desahogaste, lo que nadie tiene es algo que callar, aunque te mientan, aunque no sea el primero, hay que estar preparado para gritar”.
Nunca mejor puesto el nombre del evento, ya que si hay algo que caracterizó a todas las presentaciones fue la multiplicidad de formas poéticas, algunas apartadas de las reglas ordinarias de la morfología, algo que Pérez Campos resumió en un verso: “Nada de poemas lindos, nada de estéticas rebuscadas”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina