Vecinos del barrio Cruz del Sur apelan a la solidaridad después del temporal

Domingo 12 de enero de 2020 | 04:00hs.
Victoria Bergunker

Por Victoria Bergunker interior@elterritorio.com.ar

El fuerte temporal que se desató el viernes en la capital misionera ocasionó serios daños  materiales en distintos barrios de la ciudad, donde alrededor de 20 familias debieron ser asistidas.

Según confió a El Territorio Atilio de León, subsecretario de Protección de Civil de la provincia, uno de los que se llevó la peor parte en Posadas fue Cruz del Sur; allí una familia debió ser evacuada al Salón de Usos Múltiples (SUM) del barrio hasta tanto se termine la reconstrucción de su vivienda.

“En el interior no tuvimos novedades, todas las familias afectadas son de Posadas. Hay varios barrios pero Cruz del Sur fue el más complicado, hay familias inundadas con necesidades muy urgentes. Son casitas muy precarias y les ingresó el agua por el desborde de arroyos y canalizaciones”, relató.
En este sentido, explicó que la noche de la tormenta acudieron al lugar y los asistieron principalmente con lonas para tapar los techos. “Bienestar Social los asistió con colchones y la Municipalidad con máquinas para canalizar, somos un equipo conformado por las tres instituciones”, detalló.

Asimismo, recalcó que las familias necesitan prioritariamente mercadería y ropa, ya que lo poco que tenían se mojó o se echó a perder en medio de la inundación, pero sostuvo que “hay problemas que son estructurales de la vivienda y se necesita un programa de relocalización de estos barrios que va a llevar un tiempo mucho más prolongado”.

También hubo afectados en las chacras 124, 252, 239 y 96, donde se registró voladura de techos debido a los fuertes vientos y casas inundadas. Además, hubo calles anegadas en el centro de Posadas y varias zonas sin luz.

Vivir con lo justo

Después de una jornada muy calurosa, donde la sensación térmica llegó a los 39º en Posadas, cerca de las 18 del viernes la lluvia azotó a Posadas. En pocos minutos cayeron 37,8 milímetros de agua según los registros de la Oficina de Prevención de Riesgos ante Desastres Naturales (Opad).
Sin embargo, lo que para muchos significó un alivio, para otros fue un infortunio. Tal es el caso de Alfredo Ramírez, un vecino del barrio Cruz del Sur, quien vive con cuatro hijos y tres de ellos son discapacitados.

“Estoy agradecido, nos ayudaron mucho, nos dieron colchones, mercadería, frazadas y nos van a ayudar a reconstruir la casa. Yo tengo tres chicos que son discapacitados y otro más que es mayor y vive conmigo, pero no tengo asignaciones, ticket social ni nada, sólo hago changas, cartoneo, me la rebusco para salvar el día”, expresó en diálogo con este medio.

Él y su familia debieron ser evacuados al SUM barrial, donde pasaron la noche y permanecerán hasta que su vivienda sea habitable. Según comentó, Alfredo quedó solo al cuidado de sus hijos cuando su esposa se fue con sus otros dos niños más pequeños, por lo que son varias las necesidades que padecen.

“Nos quedamos a la deriva, sobrevivimos día a día. Necesitamos más que nada ropa y calzados, no tenemos ropero, lavarropas ni camas, sólo los colchones. Tengo cocina pero no tenemos garrafa”, dijo.

Sin embargo, la solidaridad siempre llega y son muchas las personas que dan su vida al servicio del otro. Betty Oliveira tiene una agrupación con decenas de voluntarios que dedican su tiempo a ayudar a los que menos tienen. Por eso apenas comenzó el temporal y supo de los damnificados, se acercó al lugar donde trabajó hasta altas horas de la noche del viernes y la mañana del sábado.

“Asisto en lo que puedo con mi agrupación y cuando pasan estas cosas empiezo a llamar a mis contactos para que nos ayuden. Tengo también un merendero que los martes a la tarde hacemos merienda para 60 chicos, todo a pulmón”.

Betty comentó que le gustaría brindar este servicio más veces a la semana, pero los recursos son escasos y hasta el momento no cuentan con ayuda estatal. “Necesitamos ollas como en la centralizada para que ellos lleven a su casa, son muchos. Cuando llueve tenemos que suspender porque no hay techo”, mencionó.
Finalmente, reflexionó que “los problemas no son sólo en el interior de Misiones, acá en Posadas hay barrios como estos donde ni siquiera tienen dónde plantar su propia comida porque están rodeados de cloacas y barro”. 

El tiempo continuará inestable

La Oficina de Prevención de Riesgos ante Desastres Naturales (Opad) pronosticó para hoy un día nublado y caluroso con probabilidad de chaparrones y tormentas aisladas en Posadas. La temperatura mínima será de 25° y la máxima llegará a los 33°. Mañana continuará nublado y cálido, con probabilidad de alguna lluvia aislada. La mínima será de 24° y la máxima 30°. Asimismo, el tiempo se mantendrá en condiciones inestables en toda la provincia durante los próximos días.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina