Una serie que se adentra en la corrupción del fútbol

Miércoles 10 de junio de 2020
Agustín Sacanell y Lucas Rainelli, directivos de la productora Kapow, una de las tres patas para la creación de la serie El presidente que narra los escándalos de corrupción que sacudieron al fútbol sudamericano, revelaron que no les permitieron filmar en Paraguay, donde está la sede de la Conmebol, ni tampoco en la cancha de Arsenal de Sarandí.
La ficción que desde el viernes puede verse en Amazon Prime Video, está producida por la empresa francesa Gaumont, la chilena Fábula y la argentina Kapow, además de Amazon.
Además, Sacanell y Rainelli le contaron a Télam que para afianzar su poder en el futbol chileno, Sergio Jadue recibió consejos y apoyo de Julio Humberto Grondona y “también de un ex Secretario de Medios del gobierno de Carlos Menem”, en referencia a Raúl Delgado.
El funcionario fue presidente de Unión San Felipe, un club investigado por la Justicia de ambos países y por la Fifa por permitir que lo usaran para “lavar dinero” de los pases de futbolistas.
Con esa impronta, desde Kapow se ufanaron de haber concretado una tira que escrita y dirigida por Armando Bó, “se propuso desde América Latina, pero para el mercado mundial en una plataforma muy grande como es Amazon”. 
En la ficción, el colombiano Andrés Parra encarna a Sergio Jadue, presidente del club Unión La Calera que consigue su ascenso a la primera del futbol chileno luego de 26 años y aprovecha un escándalo en la elección del titular de la Federación local para dar el gran salto.
La familia de Grondona anunció que demandará a los productores de la serie, al igual que María Inés Facuse, ex esposa de Jadue.
Sobre las precauciones a la hora de filmar, reveló que “pudimos grabar con mucha calma en Chile, en Suiza, en Brasil donde pudimos usar las instalaciones de los estadios más grandes, pero no nos dejaron entrar a Paraguay donde tiene la sede la Conmebol”.
Además revelan por qué Luque fue elegida como sede. “El edificio de la Conmebol tiene status diplomático, es una embajada que no puede ser allanada y no puede entrar ningún juez, fiscal o policía. Como ningún otro país de la región aceptó semejantes condiciones, tuvieron que trasladarse allí, donde les dieron ese status”, contaron.
“El edificio de la Conmebol es una hotel cinco estrellas, un lujo, y Bó retrató muy bien las fiestas que celebraban estos dirigentes, dignas de esas que las leyendas les adjudican a los Rolling Stones”, graficó Rainelli. 
Según Sacanell, Bó “le aportó un punto de vista súper interesante a partir del humor, algo más cercano a la comedia. Si bien tiene momentos de thriller político, cuenta con personajes muy ricos por cómo manejaban el poder y la impunidad con que contaban”.
En cuanto al futuro de la serie contaron que “la historia es enorme”.
“Nosotros tenemos hoy pensadas por lo menos tres temporadas más porque tenés muchos años de un sistema que es sumamente perverso y es muy interesante contarlo desde diferentes puntos de vista. Nosotros descubrimos que además, y es tendencia, la gente se compromete con los personajes”, adelantó Sacanell”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina