Una postergación inexplicable para ser la primera provincia industrial del país

Martes 12 de febrero de 2019
Mientras se acrecientan los problemas en las diversas comunas de la provincia, algunas de las cuales no están en condiciones de pagar el aumento de energía estipulado por la Nación, ante el aumento exorbitante de la misma que desde el inicios del 2016, tuvo un incremento acumulado de 3.624%, lo que significa prácticamente la quiebra de muchas empresas y municipios, Federico Frank, presidente de la Cooperativa Alto Uruguay Limitada (Caul)  manifestó que la última facturación de la entidad, correspondiente a un mes, sumó un total a pagar de 8.600.000 pesos. “En el 2015 pagábamos unos 36.000 pesos y ahora más de 8 millones, es una locura; los funcionarios no saben lo que es distribuir el servicio en el interior y no se dan cuenta de la situación que vive la gente de acá, un mes pagan la boleta de agua, y al mes siguiente la de luz y así…porque no les alcanza”, especificó.
No es menor especificar que la Caul es una cooperativa que brinda servicios a grandes márgenes de la zona rural, por lo que la distribución es más compleja y costosa, lo que -asevera Frank- no se tiene en cuenta desde la Nación. “Hay falta de conocimiento de la realidad, porque tampoco podemos trasladar estos costos al usuario, porque no los va a poder pagar. Un comercio que antes pagaba 7.000 pesos de luz, hoy está abonando 40.000, inmerso además en una caída estrepitosa de las ventas, de un 70% aproximadamente, no se puede seguir así”, acotó el cooperativista.
De la misma manera, desde la Cooperativa Eléctrica de Eldorado Limitada (Ceel) manifestaron que la última facturación ronda los 35 millones de pesos a abonar en concepto de energía recibida, mientras que en la Cooperativa Dos de Mayo, la factura llegó a unos 5.500.000. En tanto en la Cooperativa Libertador General San Martín, no detallaron valores, pero indicaron que “seguro es mayor a los 8 millones de pesos”.
No obstante, Misiones no es la única provincia que viene batallando contra los incrementos nada graduales que viene dictando la Nación. La Defensoría del Pueblo de Corrientes presentó además un recurso de amparo contra los tarifazos en el precio mayorista de la energía.
Guido Weber, presidente de la Cooperativa Luz y Fuerza Libertador San Martín, de Puerto Rico, remarcó que “los síntomas más severos se van a comenzar a sentir el próximo mes, cuando lleguen las facturas de luz con el nuevo aumento  y teniendo en cuenta que estos  meses son de intenso calor y muy alto consumo energético”. “Todavía restan otros dos aumentos anunciados, para mayo y agosto, por lo que quiere decir, este año va a estar muy complicado”, determinó, al tiempo que añadió: “Es un momento complejo para todos y las cooperativas se arreglan con lo que tienen, porque realmente a la gente les cuesta pagar la factura y a las cooperativas brindar el servicio”.
Todo estos males suceden cuando estamos manejados por “el mejor equipo de los últimos 50 años”, según nuestro Presidente. Podemos concluir según esa aseveración que si no fuera así, estaríamos en el fondo del peor  de los abismos.
El ex ministro de energía Juan José Aranguren en cuya gestión, la tarifa eléctrica subió en promedio 700%, brindó una frase polémica que tuvo rechazo generalizado: “No estoy de acuerdo  con que la energía es un derecho humano”, “no hay mejor derecho humano que tener un trabajo que le permita pagar el servicio eléctrico”. La energía puede no ser un derecho humano, pero es la condición para promover un desarrollo que le permita al humano vivir dignamente.
Pareciera que un fallo inapelable de la Corte Suprema de Justicia de la Nación no es tenido en cuenta por el que determinó que todos los recursos de las provincias le pertenecen a la mismas y que pueden hacer con ellos lo que crean conveniente para sus pueblos y que ni la Nación, ni Cammessa, ni Mongo Aurelio, pueden determinar el destino de las mismas.
Sí, estamos postergando inexplicablemente nuestra posibilidad de convertirnos en la provincia industrial de la Argentina.
Si analizamos los costos de generación hidroeléctrica del país, que indudablemente son las más económicas, obtendremos que las que están en nuestra provincia  tienen un margen de ventajas comparativas que le generan una ventaja competitiva imposible de igualar
Los costos GWh  por represas son los siguientes:
Yacyretá U$S 0,65; Corpus U$S 0,14; Cóndor Cliff; U$S 0,75; Garabí U$S 0,45; Panambí U$S 0,45
Ello demuestra el potencial que tiene Misiones para ofrecer la energía más barata del país, y consecuentemente convertirnos en la Primera Provincia Industrial del País.

Por Miguel Schmalko
Ex presidente de Febap y Cacexmi
Federación Económica Brasil-Argentina-Paraguay y Cámara de Comercio Exterior de Misiones)

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina