Una mujer con antecedentes psiquiátricos asesinó a su hija

Viernes 12 de octubre de 2018
Una niña de 9 años fue hallada degollada y tirada entre dos automóviles estacionados en una calle del barrio porteño de Flores y por el homicidio fue detenida su madre, una mujer con antecedentes psiquiátricos que además quedó filmada en la escena del crimen, consignaron ayer fuentes policiales y judiciales.
El cadáver fue hallado el miércoles, alrededor de las 20.30, por denuncia de vecinos al 911, en la calle Terrada y Bacacay, a dos cuadras de la estación Flores del ferrocarril Sarmiento y la mujer fue apresada luego de una revisión de cámaras de vigilancia, indicaron los voceros.
La víctima fue identificada por la Policía como Sol Victoria Martínez Gómez (9) y la imputada como Angélica Soledad Gómez (48).
Fuentes de la Policía de la Ciudad confirmaron que la acusada es la madre de la víctima. Tiene domicilio a ocho cuadras de la escena del hecho, junto a su marido Alfredo (padre de la menor asesinada), que es el encargado del edificio.
Los informantes indicaron que Gómez estaba bajo tratamiento psiquiátrico con un cuadro de angustia, depresión y delirios, y que además padecía una enfermedad que afectaba su visión.
“Anoche, mi mujer y mi hija salieron a comprar alfajores y no volvieron”, dijo Alfredo.
Y agregó: “Era muy buena madre, pero estaba enferma. No imaginaba esto. Yo venía avisando que tenía problemas psiquiátricos. Desde hace 5 o 6 años la llevé a todos los nosocomios. Están las historias clínicas en todos los institutos (psiquiátricos). No sé por qué se ensañó con ella (por la nena). Yo quería que la dejen internada la última vez. Todas las veces que la llevé me decían ‘no hay camas’”.
Ante los investigadores dijo que hace seis años su suegra se había suicidado y que su esposa “estaba deprimida y medicada”.
Alberto, un vecino de la cuadra en la que fue hallado el cuerpo, relató que vio a la mujer “buscando elementos para tapar el cadáver”, y aseguró que “se la veía como una persona tranquila”.
La detenida, a quien se le halló el DNI de la niña, aparece en imágenes de una cámara de seguridad de una casa de la cuadra llegando al lugar y metiéndose entre los dos autos con la nena y, más tarde, saliendo y alejándose sin la niña, apuntaron las fuentes.
La acusada, su víctima, su marido y otros dos hijos compartían la vivienda destinada a la portería del edificio situado en la calle Granaderos 30, entre Rivadavia y Yerbal, en un clima de gritos, peleas y conflictos.
En tanto, Alfredo mantenía un largo conflicto con el consorcio de copropietarios de la mencionada vivienda. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina