Un pequeño gesto que enaltece las vidas

Miércoles 29 de julio de 2020 | 07:00hs.
Agustina Rella

Por Agustina Rella sociedad@elterritorio.com.ar

Si cada uno de nosotros aportara un granito de arena, en poco tiempo haríamos una gran montaña. Esa lógica tienen las cadenas de favores, pero en el día a día muchas veces nos perdemos en lo personal, las minucias, lo trivial, olvidando la vocación de servicio que realmente eleva al ser humano.

“Hay que seguir fomentando ese tener una mirada permanente, habitual sobre el que necesita, para poder compartir”, resaltó Alberto Barros, párroco actual de Sagrada Familia, siempre atento a impulsar la caridad. Si bien en esta unidad esclesiástica es constante el flujo de donaciones que se derivan a Cáritas y a comedores y merenderos que más lo necesitan, entendió que “si todas las comunidades tienen ese hábito de compartir, sería impresionante la cantidad de cosas que se pueden llegar a juntar”.

En esta línea, pisando el mes de agosto, los niños cobran cierto protagonismo que despierta muchas veces, el ánimo de colaborar. Así, Alejandra y Andrés, por ejemplo, tuvieron la iniciativa de alegrar el Día del Niño para muchos pequeños que no están en la mejor situación económico social. Averiguando sobre comedores y merenderos necesitados, llegaron a Nancy, que suele cocinar para alrededor de 65 niños en la chacra 96. Para ellos, reunen alimentos hasta el 14 de agosto en Box Gym (Avenida Corrientes 1723).

Al trabajar en una de las tres cocinas centralizadas que tiene el Ministerio de Desarrollo Social, Nancy observa de primera mano las necesidades que se viven en cada comedor. Por eso, en su tiempo libre también elige trabajar para aquellos que menos tienen. El merendero que funciona en su casa del barrio Sol Naciente está hace tres años y se provee con colaboración de los vecinos. También logró trasladar una de las ollas de la cocina centralizada que según contó, se termina en pocos minutos, con la demanda de la gente de la zona.

Pero los niños, son sus comensales más asiduos. Aunque la merienda es tres veces por semana con cocido y galletas generalmente, si hay elementos para cocinar, se cocina todos los días. Nancy vive con su marido y su papá de 96 años. En una casa anexada están su hija y sus nietos. Todos se sumaron a la causa generosa de la mujer.

“Arrancó porque yo ayudaba en otro merendero (de un barrio aledaño) y había varios chicos que se quedaban sin tomar la leche.  Venían con su vacito y se iban con la cara tristre. Hablé con los vecinos y empecé”, relató Nancy que este año tiene pensada una celebración más acotada del Día del Niño, debido a los cuidados por la emergencia sanitaria.

“Vienen chicos de todas las edades. El año pasado vinieron muchísimos en el Día del Niño, hubo hasta helado”, recordó la mujer mostrando las fotos de una multitud. Pascuas y Día del Niño suelen ser las celebraciones más especiales, aunque  en la cotidianeidad a veces falta leche o insumos. “Tengo este horno y como el ingenio se agudiza con la necesidad, hago pancitos y los vendo. Un día llegó un nene pidiendo leche y no había. Entonces en un ratito hice pan, los vendí y compré la leche. El nene se fue feliz. Siempre que hay leche, que hay chocolatada, están felices”, graficó Nancy que en tiempos de pandemia  continúa su labor, aunque para no romper el aislamiento, reparte la leche y los niños la consumen en sus casas. Inevitablemente, cuando el humo sale de su  hogar, los pequeñines se acercan, convocan a sus amigos y en poco tiempo se multiplican. Si bien también recibe donaciones de juguetes o algún regalo especial (facturas, dulces) para este 23, lo que más celebran los chicos, según describieron ellos mismos, es simplemente que haya comida.

Por ese motivo, así como el Box Gym, los impulsores del Cross-fut (mezcla de crossfit y fútbol) Ariel Avaca, Germán Escalante y Sebastián Flores también quieren contagiar la generosidad y empatía.

A pocos días de abrir su escuela formativa, recibieron el saludo y apoyo de Ramón ‘El Tanque’ Lentini, jugador de Gimnasia de Mendoza, que tiene en Posadas un comedor con su nombre. Por eso, para continuar con la cadena de buenas intenciones, comenzaron a juntar donaciones de ropa y alimentos no perecederos para colaborar con el comedor ‘Ramón Lentini’.

El espacio está ubicado en el barrio Yacyretá y allí se sirven almuerzo y merienda todos los días a unos 200 comensales. “La iniciativa surgió con la intención de colaborar”, explicó Avaca. Además de comida, la escuela de cross-fútbol también recolecta ropa y abrigos, para grandes y chicos y todo lo recolectado será entregado este viernes en el comedor.

El mes de los regalos
Con la celebración de los niños en agosto, los juguetes se solicitan en donaciones de todo tipo. En este marco, precursores en solidaridad, El Hospital de Juguetes recibe elementos para reparar en Avenida Martín Fierro 3825 que luego reparten distintas organizaciones de manera desinteresada, siendo Navidad y el Día del Niño las fechas más destacadas.

De igual modo, desde hace unos años funciona la Clínica de Juguetes en Avenida Urquiza 2728 que este mes quiere romper su récord. “Queremos llegar a más de mil juguetes, y de esa manera asistir a todos los barrios carenciados”, alegó el concejal posadeño e impulsor del lugar, Omar Olmedo.

Junto a los juguetes, también se entregarán abrigos, mantas y frazadas en los barrios El Porvenir I, Porvenir II, Estepa, Vecinos Unidos, entre otros.

Crear una red
Miguel Ríos arrancó como voluntario de Techo en 2016 y al codearse día a día con “tanta necesidad, decidí emprender un camino de compromiso”, aseguró.

De esta manera, acción tras acción fue creciendo su estructura y “llegué a traer la red de ayuda ‘Sembrando sonrisas’ -que había conocido en Buenos Aires- para brindar asistencia a personas de escasos recursos”, explicó. Desde asistencia a víctimas de distintas catástrofes como tormentas e incendios, hasta campañas contra el frío y más son los gestos que replica el joven que hoy colabora haciendo meriendas y almuerzos en diferentes comedores y merenderos de Posadas.

Miguel es como un influencer de la solidaridad. A través de las redes sociales, recibe tanto pedidos como donaciones. “Jamás esperé llegar a crecer tanto”, confesó al tiempo que detalló que por día recibe entre cinco o seis mensajes de personas que quieren colaborar y no solo de Misiones. “Eso es lo que más me sorprende, la trascendencia de las publicaciones, el alcance que llegan a tener”, valoró sobre las redes como su mejor aliado.

Con aceitado camino en crear redes de ayuda, el padre Barros destacó que los fieles de Sagrada Familia y la iglesia Stella Maris son grandes colaboradores no sólo para Cáritas, que sostiene cinco merenderos, sino también para otras parroquias y comedores que no tienen una entrada estable. “Aún con la cuarentena nunca dejó de haber gente que acercara mercadería y alimentos de todo tipo, ropa, que hacemos llegar a los barrios. Muchas veces vienen por los niños, más allá del Día del Niño”, consignó y destacó que quizás una sola familia aporta la leche para muchos chicos y “eso es un montón”.

El hábito hace el cambio y la solidaridad como hábito, la diferencia. Mirar al otro, compartir desinteresadamente cariño, bienes, saberes, tiempo... puede, simplemente, enaltecer nuestra vida y la de otros.


Para colaborar

Merendero Nancy
En la chacra 96, barrio Sol Naciente, reciben alimentos para los más chicos. El 23 de agosto buscan celebrar el Día del Niño y se pueden acercar donaciones al lugar (comunicarse con Nancy Álvarez: 154734630) o en Box Gym (Avenida Corrientes 1723) en horario comercial.
Comedor Ramón Lentini
El espacio de Barrio Yacyretá sirve almuerzo y merienda todos los días para 200 personas. La escuela formativa de fútbol Ariel Avaca en Andresito y Calle 95 recibe donaciones para este comedor.
Juguetes
El Hospital de Juguetes recibe elementos para reparar en Avenida Martín Fierro 3825. Asimismo La Clínica de Juguetes en Avenida Urquiza 2728 repartira juguetes, frazadas y mantas donadas.
Sagrada familia
La Parroquia ubicada en Roque Sáenz Peña 587 y dirigida por el padre Alberto Barros tiene un constante flujo de donaciones que se derivan a comedores y merenderos. Ahora también reciben juguetes nuevos o en buen estado envueltos y con mensajes para el Día del Niño.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina