Un paseo de fe a orillas del Paraná

Domingo 12 de agosto de 2018
Silvia Godoy

Por Silvia Godoy sociedad@elterritorio.com.ar

Un pulmón de naturaleza y fe latiendo a orillas del Paraná es el santuario de la Virgen de Itacuá, ubicado a ocho kilómetros del circuito comercial de Encarnación.
Se llega por un camino de asfalto que pasa frente a la estación del tren internacional y el último tramo tiene paradas para un sendero de oración, dedicada a los santos.
El lugar es un peñón de unas tres hectáreas de selva nativa, fue declarado reserva para su preservación por el valor ecológico y cultural. Allí, en medio del monte está la iglesia y la ermita de ‘la de Itacuá’, también bautizada por los lugareños como la virgen milagrosa de los pobres.
En medio del verde se abre un camino alto de escalones que llevan a la gruta que mira al río, el predio también tiene una capilla y un mirador, cuenta con todos los servicios.
“La ermita mira al río porque la virgen fue desde siempre la patrona de los navegantes y pescadores, la que cuida a los canoeros y a los trabajadores del río. Ahora todo se modificó y casi ya no quedan pescadores, pero la virgencita sigue cuidando el Paraná”, contó Francisca López, que es parte del grupo de oración hace más de 30 años y tiene un puesto de imágenes de María y rosarios confeccionado por los creyentes.
La mujer recordó que el lugar fue remodelado por la EBY, ya que originalmente consistía en una humilde capilla de madera en medio de la nada. “La capilla iba a quedar bajo agua por la represa, la desarmaron y la trajeron hasta acá”.
La antigua casa de oración es actualmente un museo.
Quienes visitan el santuario pueden realizar senderismo, subir una empinada escalera de más de 40 metros que, en la cima regala una vista privilegiada del río, de la ciudad y de la vecina Posadas.
En auto se arriba en 15 minutos. Para llegar en colectivo hay que comprar el boleto en la terminal de ómnibus del centro de Encarnación que termina el recorrido a unas cuantas cuadras del santuario, en la puerta del camino de peregrinación. Además, en las cercanías se encuentra el Museo de Itacuá, muy conocido en la región, por contener valiosos objetos de tiempos del presidente Carlos Antonio López, siglo XIX y de los jesuitas.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina