Un nieto del dictador Stroessner es candidato a embajador ante la ONU

Miércoles 16 de octubre de 2013
(Izquierda). Alfredo Stroessner Domínguez. Nieto. (Derecha). General Alfredo Stroessner. Dictador
Una amplia polémica surgió ante la posibilidad de que Alfredo Stroessner Domínguez, nieto del fallecido dictador del mismo nombre, sea designado embajador paraguayo ante las Naciones Unidas, una decisión que involucraría al presidente Horacio Cartes.
El mandatario sorprendió al admitir que Goly Stroessner, tal como se le conoce, es uno de los candidatos para dicho cargo, y aseverar que "sería injusto" dejar de considerarlo en tal condición.
El abuelo de Goly gobernó Paraguay en forma corrupta y despótica entre 1954 y 1989, en que fue derrocado tras un cruento golpe de Estado.
La Comisión de la Verdad y la Justicia, en un informe de agosto de 2008, documentó 425 ejecutados o desaparecidos, casi 20 mil detenidos y 20.814 exiliados durante la dictadura.

Semblanza
A pedido de su madre, Graciela, Alfredo Domínguez Stroessner, optó por llevar el apellido materno y así se convirtió en homónimo de su abuelo cuando cumplió la mayoría de edad.
Él afirma que es un orgullo llevar el apellido del ex dictador de la República, que gobernó durante 35 años desde 1954 hasta 1989.
Alegó en reiteradas ocasiones que el pueblo paraguayo en su mayoría "tiene un buen recuerdo del general".
En una entrevista con Última Hora en el 2009 afirmaba que no podía pedir disculpas porque no cometió daño alguno. "De que había corrupción, había, pero la corrupción post 89 es 10 veces mayor que la corrupción en aquel tiempo. Eso cualquiera lo puede decir", argumentó.
En el 2012 estuvo de nuevo en el ojo de la tormenta porque la familia quería repatriar los restos del dictador por motivo del aniversario de su nacimiento, el 3 de noviembre, aunque esa iniciativa no prosperó. En aquella ocasión "Goli" minimizó las críticas tildándolas de "insignificantes".
"Si borramos todo lo que construyó el general Stroessner, vamos a volver a la edad de piedra en Paraguay", aseveró.
En otra oportunidad, durante el sepelio del secretario personal de Stroessner, Mario Abdo Benítez, el ex senador aseguró que Abdo "hizo un fenomenal trabajo al lado del general".

Rechazo
Tal como se esperaba, víctimas de la dictadura y organizaciones defensoras de los derechos humanos en Paraguay rechazaron y repudiaron tal posibilidad.
El titular de la Dirección de Reparación y Memoria Histórica de Paraguay, Rogelio Goiburú, hijo de un desaparecido durante la dictadura, declaró que, aunque el nieto no es responsable directo, "reivindica constantemente a su abuelo haciendo apología al delito y legitimando sus crímenes de lesa humanidad".
"Que pida disculpas públicas y diga que su abuelo fue un torturador y un asesino, que colabore con las investigaciones sobre los cientos de desaparecidos. Ese día le creeremos que está arrepentido y que merece ser candidato del Paraguay en algún organismo internacional", añadió Goiburú.
También el historiador Jorge Rubiani cuestionó ayer, en un artículo publicado en el diario ABC Color, el posible nombramiento, basado, entre otras cosas, en "la necesidad de alejar definitivamente al Paraguay de la imagen poco respetable que dejó el largo, tumultuoso y vergonzoso reinado de Alfredo Stroessner".
El canciller Eladio Loizaga defendió al nieto del dictador ante las críticas bajo el argumento de que "los antecedentes personales son una cosa y los familiares otra cosa". Sin embargo, "Goli" porta con orgullo el apellido de su abuelo Stroessner.
Cartes dijo que no es él quien tiene que juzgar a Stroessner nieto, y añadió: "yo no le estoy enviando (a la ONU) al abuelo".

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina