Un narco condenado a 73 años quiso escapar de la cárcel disfrazado de su propia hija

Lunes 5 de agosto de 2019 | 21:00hs.
Policiales
Un narcotraficante brasileño condenado a 73 años y 10 meses de prisión intentó escaparse de la cárcel haciéndose pasar por su propia hija. Pero el plan no salió como él esperaba: fue descubierto por las autoridades y lo recluyeron en una celda de máxima seguridad.

El hecho ocurrió el sábado en Bangú 3, una de las unidades del mayor complejo carcelario de Río de Janeiro. Clauvino da Silva, conocido como Baixinho (Bajito), quiso fugarse usando una máscara de silicona, una peluca, anteojos y ropa de mujer. Esos elementos, combinados con su baja estatura, le permitieron pensar que sería una buena idea disfrazarse de una adolescente de 19 años.

Sin embargo, el intento fue descubierto cuando Baixinho reclamó por el documento de identidad dejado por su hija, quien luego alegaría que la cédula había sido extraviada o entregada por error a otra persona.

La situación quedó registrada a través de agentes penitenciarios en un video, que luego fue divulgado por la Secretaría de Administración Penitenciaria (Seap) de Río de Janeiro.

La hija de Baixinho, Ana Gabriele Leandro da Silva, de 19 años, quedó detenida y fue acusada del delito de facilitación de fuga, que prevé una pena de entre seis meses y dos años de prisión. Según arrojó la investigación, para ingresar los disfraces la joven contó con la complicidad de una mujer que por estar embarazada quedó exenta de ser sometida a revisión con rayos X.

En 2013, Baixinho y otros 30 presos huyeron de una de las cárceles del mismo complejo, a través del sistema de alcantarillas, y fue detenido un mes después.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina