UN MUNDO DE SENSACIONES

Martes 8 de octubre de 2019 | 07:00hs.
El solo hecho de poder participar de un certamen como los Juegos Evita ya representa un gran triunfo para ellas, pero además se ilusionan con la posibilidad de demostrar lo aprendido en la pista de atletismo y luchar por una medalla. Milagros (16) y Carla (14) Cardozo son dos hermanas ciegas oriundas de Eldorado que forman parte de la delegación de Misiones que se encuentra en Mar del Plata desde el domingo y participarán en las pruebas de velocidad y lanzamiento de bala.
Para Milagros es su segunda experiencia en La Feliz, ya que estuvo el año pasado, mientras que Carla está viviendo su primera vez lejos de casa. Pero las chicas no están solas. Junto a ellas, viviendo cada momento, se encuentran el profesor José ‘Leo’ Ibarra y dos acompañantes que las guían a cada paso para que puedan estar tranquilas, pensar solamente en disfrutar de la experiencia y competir de la mejor manera cuando les toque su turno de salir a pista. 
“Este es el segundo año que vengo y la verdad que es algo muy lindo. Es hermoso conocer gente nueva y compartir con otros chicos”, fue lo primero que dijo Milagros en la charla que mantuvo junto con su hermana con El Territorio. 
Carla, por su parte, contó que “el profe Leo nos insistió para que comencemos a hacer atletismo. Se comunicó con nuestra mamá y comenzamos. Estar acá con ella (Milagros) es un poco raro porque nunca compartimos tanto tiempo juntas, casi siempre hacemos cosas por separado”. 
Si bien a las chicas se las nota tranquilas y viven esta experiencia con naturalidad, estar lejos de su familia es todo un desafío que también deben asumir, más allá de lo deportivo. El miedo a lo desconocido es para ellas lo más difícil de sobrellevar. 
 “Al principio sentí algo muy raro cuando me dijeron para hacer atletismo. Lo pensé mucho hasta que acepté. Tenía mucho miedo de viajar, porque siempre que fui a algún lado lo hice con mis padres, entonces eso de venir sin ellos me daba miedo”, recordó Milagros, la mayor de las hermanas, mientras que Carla valoró que “con el deporte aprendí a salir más porque antes nunca salía de mi pieza. Mi rutina era ir a la escuela, volver a mi pieza y dormir. Ahora me preocupo por otras cosas como por ejemplo ir a entrenamiento”.
Otra situación particular que se da para Milagros y Carla en este viaje es el hecho de compartir con tantas personas desconocidas. En el colectivo, durante su estadía en el hotel, en los lugares de competencia, todo el tiempo están rodeadas por gente que no conocen y eso es algo a lo que no están acostumbradas. Sin embargo, es una buena oportunidad para ampliar su universo y hacer nuevas amistades.  
“No es extraño para nosotras estar con mucha gente, pero sí es raro estar con tantas personas desconocidas. Lo más lindo de estar con gente desconocida es que después los conocemos  y nos hacemos amigos”, aseguró Milagros. 
En cuanto a lo que será el momento de salir a la pista a demostrar lo aprendido en estos meses, que se producirá hoy y mañana, las chicas reconocen que sentirán los nervios, aunque también saben que los resultados son secundarios y lo importante es disfrutar, como siempre les remarca su entrenador. No obstante, la ilusión de subirse al podio y lograr una medalla siempre está. 
“Como ya vine el año pasado ahora tengo más confianza al correr. A veces siento mucho miedo de que se me aflojen las piernas, pero sé que lo voy a lograr”, dijo la mayor de las hermanas.  Y para cerrar la charla dijo que “el deporte no ayuda a superar momentos de tristeza y por eso es muy bueno. El profe siempre nos dice que los resultados no importan y seguimos ese consejo, pero tenemos la ilusión de poder ganar, por lo menos de estar en un podio”

Salir adelante
El profesor Leo Ibarra es quien incentivó a las chicas para que empiecen a hacer atletismo. Primero fue Milagros y luego se sumó Carla. Él es quien las acompaña en cada momento. Las ayuda para superar los nervios y las motiva para salir adelante. Esas dos palabras, ‘salir adelante’, son las que remarcó el entrenador al referirse a las hermanas. 
“Son chicas que están muy bien integradas. Van a la escuela y también van a Centro del Ciego en Posadas. La familia las ayuda mucho y ellas tratan de salir adelante”, manifestó Ibarra. 
“Es difícil tener dos personas ciegas en la casa, pero yo sé que a través del deporte ellas encuentran una vía para poder expresarse y salir adelante. El atletismo sirve mucho porque es un desafío contra uno mismo, tenés que mejorar tus propias marcas. Es una manera de autosuperarse, por eso es tan bueno para ellas”, explicó el entrenador. 
“Siempre les digo que tiene que dar lo mejor de ellas. Yo las veo muy coordinadas. Milagros está un poco mejor porque tiene más experiencia al haber venido el año pasado”, explicó. 
Hoy será el momento de salir a competir y las dos buscarán llegar a lo más alto, pero el triunfo para Milagros y Carla ya está asegurado porque en esta experiencia descubrieron, sin lugar a dudas, un mundo de nuevas sensaciones. 

Palabras con valor

“Con el deporte aprendí a salir más porque antes nunca salía de mi pieza. Mi rutina era ir a la escuela, volver a mi pieza y dormir”
Carla Cardozo
Atleta de Eldorado

“Es difícil tener dos personas ciegas en la casa, pero yo sé que a través del deporte ellas encuentran una vía para poder expresarse y salir adelante”
José ‘Leo’ Ibarra
Entrenador de las atletas

Mariano izó la Bandera de Misiones a lo más alto

El primer día de competencia en Mar del Plata dejó muy buenas noticias para la delegación de Misiones. El gran protagonista de la jornada inaugural para la Tierra Colorada fue el atleta posadeño Mariano Bandera, quien cosechó dos medallas de oro en atletismo adaptado. 
En horas de la mañana, Bandera, quien es el abanderado de Misiones, logró el oro en salto en largo. En esa competencia se lesionó la espalda, pero esa molestia no le impidió quedarse con el oro un rato más tarde en la prueba de 100 metros, en la que consiguió su mejor tiempo al finalizar la prueba en 11s4/100, su mejor marca personal. Con esas dos victorias, Bandera terminó su participación en Mar del Plata y ahora tendrá tiempo para disfrutar. 
El primero en lograr una medalla para Misiones fue el obereño Nicolás Argolo (ver aparte), quien se quedó con el bronce en lanzamiento de bala adaptado. 
El otro deporte que dejó medallas para la delegación fue la natación con los chicos del Capri.
Jeremías Debat consiguió el bronce en los 50 metros libres, mientras que Milena Toledo lo hizo en los 50 metros de espalda. Un rato más tarde, los representantes del Capri se quedaron con la medalla de plata en la posta combinada 4x50. 
Hoy seguirá la acción para los deportistas misioneros en la segunda jornada de actividad y seguramente seguirán llegando las buenas noticias. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina