Un camino educativo que sigue la huella de la inclusión

Viernes 15 de mayo de 2020 | 05:00hs.
Caminos de Tiza fue reconocido por los Premios Latinoamérica Verde 2020 por su desarrollo humano, inclusión social y reducción de la desigualdad.
El proyecto de la escuelita ambulante Caminos de Tiza continúa brindando servicio socioeducativo en cuarentena y, adaptado para el cumplimiento de todas las medidas de cuidado, higiene y distanciamiento social.  
El profesor Julio Pereyra, especializado en pedagogía diferencial comunitaria y estimulación temprana, en diálogo con El Territorio explicó que “las secuencias de trabajo en inclusión, estimulación temprana y alfabetización no se pueden cortar, por eso junto a la profesora Yanina Rossi seguimos visitando a los estudiantes y sus familias, para los casos que están más cerca y podemos llegar, también llevamos alguna mercadería y elementos de limpieza. Tenemos los permisos para circular, pero para los puntos más alejados estamos trabajando con los referentes pares que continúan la labor en sus comunidades y la apoyatura se hace por teléfono y redes sociales”. 
El docente está radicado en la localidad de Puerto Rico y junto a su colega realizan educación comunitaria itinerante en San Antonio y Comandante Andresito, en Gobernador Roca y Capioví. Aunque en el contexto  epidemiológico actual, las visitas se acotaron. “Para llegar a todos esos lugares necesitamos contar con una camioneta, algunos parajes son bastante difíciles de llegar por las condiciones del camino. Nuestra meta es tener una camioneta propia, por ahora nos movilizamos en colectivo”, indicó.             
El docente precisó además, que ante la suspensión de las clases presenciales por la pandemia de coronavirus, está realizando charlas mediante redes sociales con estrategias didácticas como una manera de compartir con otros docentes.
El proyecto de educación itinerante recibió numerosos reconocimientos a nivel nacional e internacional, y sus impulsores, Pereyra y Rossi, accedieron a actualizaciones  y seminarios profesionales en áreas como inclusión, discapacidad, educación comunitaria. “La idea es poder reflexionar sobre la tarea docente y sobre cómo adaptar contenidos para ser dados mediante pantallas y cuáles pueden ser las estrategias más beneficiosas”, dijo.
La escuelita sigue las trayectorias educativas de unos 250 niños y adolescentes en contextos de vulnerabilidad económica y social. “Nosotros trabajamos vinculados a las escuelas y sus planteles docentes, también nuestra tarea es estar muy cerca de las familias, por eso es importante la figura del referente par, que puede ser un docente o auxiliar docentes en el caso de comunidades guaraníes, también las familias, porque para que el proceso educativo tenga continuidad, se debe involucrar al entorno del niño o niña”. 
Para saber más o colaborar con útiles y mercaderías, contactar por  FB @escuelita ambulante caminos de tiza. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina