Un adiós que se convirtió en clamor

Miércoles 10 de junio de 2020
El hecho trascendió fronteras. Dejó al descubierto que la persecución racial en Estados Unidos no finalizó; al contrario, sigue acentuándose. Y en esta etapa diferente -por la pandemia- el país del norte no sólo debe afrontar sus problemas coyunturales, sino también ver cómo se eleva la tensión por la muerte de George Floyd, afroamericano asesinado a manos de la Policía, quien ayer fue sepultado convirtiéndose así en un ícono que representa la injusticia social y que desde el día de su muerte (25 de mayo) provocó nutridas manifestaciones repudiando el accionar policial.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina