Trump se cruza con economistas por una posible recesión en Estados Unidos

Lunes 19 de agosto de 2019 | 08:51hs.
Donald Trump. Presidente de los Estados Unidos | Foto: AP
Muchos economistas de corporaciones y agrupaciones empresariales de Estados Unidos parecen suficientemente preocupados por los riesgos de algunas de las políticas económicas del presidente Donald Trump como para prever una recesión en el país para fines del 2021. Este fin de semana hicieron públicas esas preocupaciones, y el Presidente de los Estados Unidos no tardó en salir al cruce para defender su gestión.

El 34% de los economistas encuestados por la Asociación Nacional para Economía Financiera, para un reporte que será divulgado este lunes, dijo que cree que la desaceleración de la economía conllevará a la recesión en el 2021. Eso es un aumento en comparación al 25% que respondió de la misma manera en un sondeo en febrero. Sólo 2% de los encuestados esperan que la recesión comience este año, mientras que el 38% dice que ocurrirá en el 2020.

Los economistas han dicho antes que les preocupa que los aranceles impuestos por Trump y el creciente déficit presupuestario federal podrían eventualmente desacelerar la economía. El gobierno de Trump ha impuesto aranceles a bienes de muchos socios comerciales claves de Estados Unidos - desde China y Europa hasta México y Canadá. Funcionarios sostienen que los aranceles, que son impuestos a importaciones, ayudarán al gobierno a ganar términos comerciales más favorables. Pero los socios comerciales de Estados Unidos simplemente han respondido de la misma manera: imponiendo aranceles. El comercio entre China y Estados Unidos, las dos economías más grandes del mundo, se ha venido abajo.

Los mercados financieros indicaron la posibilidad de una recesión estadounidense la semana pasada, sumándose a las preocupaciones por las actuales tensiones comerciales y los reportes de Gran Bretaña y Alemania de que sus economías están contrayéndose.

Los economistas encuestados por la NABE estaban escépticos por las posibilidades de éxito de la última ronda de negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos. Sólo el 5% predijo que las negociaciones acabarían en un acuerdo comercial integral. El 64% se inclinó por la posibilidad de un acuerdo superficial, y casi un cuarto dijo que ambos países no llegarían a ningún acuerdo.

Los 226 encuestados, que trabajan mayormente para corporaciones y agrupaciones empresariales, fueron encuestados entre el 14 de julio y el 1 de agosto. Eso fue antes de que la Casa Blanca anunciara aranceles de 10% encima de los 300.000 millones en aranceles a importaciones chinas, de que la moneda china cayera por debajo del nivel de siete yuans por un dólar por primera vez en 11 años, y de que el gobierno de Trump calificará formalmente a China como un manipulador monetario.

Trump sale al cruce

 El presidente Donald Trump restó importancia a los temores de una recesión y ofreció un panorama optimista de la economía después del reciente desplome de los mercados financieros. “No pienso que estemos teniendo una recesión”, dijo el mandatario a su regreso a Washington tras visitar su club de golf en Nueva Jersey. “Nos está yendo increíblemente bien. Nuestros consumidores están ricos. Hice un tremendo recorte de impuestos y ellos están llenos dinero”.

Una economía sólida es fundamental para las aspiraciones de reelección de Trump. La confianza de los consumidores ha caído en un 6,4% desde julio. El presidente ha pasado la mayor parte de esta semana en su club de golf en Nueva Jersey y buena parte de sus tuits han sido para expresar que hay un panorama favorable para la economía. Sus asistentes intentaron reforzar ese mensaje durante una serie de apariciones televisivas.

Larry Kudlow, el principal asesor económico del mandatario, desestimó los temores de una recesión inminente y pronosticó que la economía tendrá un buen desempeño en el segundo semestre de 2019. Afirmó que los consumidores perciben salarios más altos, por lo que pueden gastar y ahorrar más. “A mi parecer vamos bastante bien. No le tengamos miedo al optimismo”, afirmó.

Kudlow reconoció que hay una desaceleración en el sector económico, pero dijo que las tasas de interés bajas ayudarán al sector de la vivienda, al de la construcción y al de la venta de autos.

Kudlow también defendió las medidas arancelarias de Trump a las importaciones procedentes de China. Antes de formar parte del gobierno, Kudlow era reconocido por su oposición a los aranceles y su promoción del libre comercio durante su trayectoria como analista económico. Indicó que el mandatario le ha enseñado a él y a otros que la “historia de China debe cambiarse y reformarse”. “No podemos permitir que China aspire a estas prácticas comerciales injustas y no recíprocas”, destacó.

El precandidato demócrata a la presidencia Beto O’Rourke dijo que Estados Unidos necesitaba trabajar con sus aliados para obligar a China a asumir sus responsabilidades comerciales. Expresó su temor de que Trump esté guiando a la economía global hacia una recesión. “Esta guerra comercial en la que el presidente metió a nuestro país no está funcionando”, dijo O’Rourke. “Está vapuleando a los granjeros de todo el país”, sentenció.

El mes pasado, la Reserva Federal redujo su tasa referencial —que afecta los préstamos a muchas familias y establecimientos — en un cuarto de punto porcentual a un rango de entre 2 y 2,25%. Se trata del primer recorte desde diciembre de 2008, durante lo más profundo de la Gran Recesión.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina