Trasladaron al Negro Rojas a otra cárcel por riesgo de fuga

Domingo 14 de julio de 2019
Rojas, un reo peligroso | Foto: Sixto Fariña
Ante serias sospechas de un intento de fuga del paraguayo Néstor Fabián “Negro” Rojas (43), quien estaba alojado en la Unidad Penal II como imputado por una serie de homicidios y narcotráfico, las autoridades del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) resolvieron su traslado a otra cárcel. 
Según confirmó El Territorio, el viernes un informante interno comunicó a los guardias que Rojas y su entorno planificaban su fuga, lo que rápidamente puso en alerta a las autoridades y derivó en el reforzamiento de la seguridad del predio. 
Precisamente, semanas atrás el paraguayo fue alojado en la cárcel de Oberá, donde por sus antecedentes era considerado el recluso de mayor peligrosidad. 
En ese contexto, en los últimos días entre la población carcelaria corrió el rumor que se estaría pergeñando un plan de fuga. Incluso, trascendió la hipótesis de un posible copamiento del penal por parte de un grupo armado afín al paraguayo. 
Dicha alerta no pasó desapercibida para la cúpula del SPP, sobre todo considerando el antecedente del 31 de julio del año pasado, cuando una banda de delincuentes brasileños atacó a tiros la UP II con la intención de rescatar a un compatriota que estaba alojado en el mismo presidio.
“Un informante dio detalles del plan de fuga de Rojas, por lo de manera inmediata se reforzó la seguridad con el grupo especial y se dispuso el traslado del interno a otra dependencia, lo que se concretó antes del mediodía (de ayer)”, confirmaron desde el SPP. 

Asesino y narco
El nuevo lugar de detención del Negro Rojas se mantiene en reserva, aunque se trata de una dependencia del SPP. Su traslado se realizó bajo un fuerte operativo de seguridad.
El imputado afronta causas en los fueros federal y provincial.
Tal como se difundió oportunamente, el paraguayo fue capturado el 13 de agosto del año pasado en Posadas. La Justicia de Misiones lo buscaba por los asesinatos de Sebastián Vega (35) y Rodrigo Ibarra (37).
Dichas muertes se registraron en diciembre del 2015 y la instrucción descubrió una compleja trama narco.
También está sospechado del homicidio del mecánico Aldo Andrés Cantero, en Gobernador Roca, a principios de agosto del año pasado.  
Al momento de su detención, Rojas y sus cómplices tenían casi tres kilos cocaína en su poder y más de $50.000 en efectivo.

Intento de copamiento y alerta en Oberá

A poco de cumplirse un año del resonante intento de copamiento de la UP II a manos de delincuentes brasileños, el traslado del Negro Rojas a otra dependencia del SPP volvió a poner en evidencia las falencias en la seguridad de la cárcel obereña. De todas formas, el aporte del informante (un preso que colabora con los guardias) permitió desactivar el plan de fuga en marcha. Vale recordar que el 31 de julio del año pasado una banda brasileña intentó rescatar por la fuerza a su compatriota Vanderlei “Vando” Lópes (32), un peligroso ladrón de bancos del vecino país. En aquella oportunidad el plan se vio frustrado por la oportuna intervención del sereno de la obra de ampliación que se realizaba entonces, quien alertó a los guardias y se produjo un tiroteo. Horas después fue detenido Carlos Eduardo Reinicke (36), quien más tarde reconoció que no contaban con la presencia de un sereno en el lugar. Desde entonces sus tres cómplices permanecen prófugos.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina