Tras ser destituido, el intendente de Fachinal se atrincheró en su despacho

Viernes 7 de diciembre de 2018
Con algunos pocos vecinos frente al recinto legislativo de Fachinal, el intendente José Aguirre fue destituido y además suspendido por el Concejo Deliberante local.  De esta manera está resuelta la decisión política y Aguirre tiene cinco días para recurrir ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ), que deberá revisar si el proceso está ajustado a derecho.
Ayer, en horas de la mañana, se realizó una sesión extraordinaria en la cual la comisión investigadora que había sido conformada semanas atrás, dispuso el cese de las actividades de Aguirre como alcalde.
Con el voto unánime de los cinco ediles, el jefe comunal destituido fue acusado de distintas maniobras, entre las que se encuentran malversación de fondos públicos y presentación fuera de término de balances anuales, entre otros.  Asimismo, tiene denuncias penales por otras irregularidades y por falsificación de firma.
Ahora la intendencia quedará en manos de Miguel Ángel Benítez, primer concejal de la lista que encabezaba Aguirre, quien asumió ayer.
Tras la votación por la destitución, y un cuarto intermedio, los ediles -que estaban acompañados por sus asesores legales - decidieron además suspenderlo en sus funciones, con el fin de separarlo en el acto del cargo. En este caso, fueron cuatro votos a favor y la abstención del edil Rubén Olivera “por respeto a los pasos legales correspondientes”.
“De esta manera, queda suspendido momentáneamente hasta que la Justicia disponga qué va a pasar, si queda firme o no la destitución”, explicó Benítez.

Atrincherado
Sin embargo, Aguirre no accedió a salir de la Municipalidad y se quedó atrincherado dentro de la oficina, lugar al que accedió la Policía para tomarle la denuncia, “por la inconstitucionalidad de lo accionado por los concejales”, alegó.
Benítez, en tanto, decidió también radicar la denuncia en la comisaría local, y no moverse de la Municipalidad hasta que Aguirre deje el cargo. Los vecinos e integrantes del equipo de Benítez bloquearon a su vez las salidas con vehículos.
Asimismo, los ediles aseveraron que pedirían la intervención de la comisaría “por proteger a Aguirre e ir a tomarle la denuncia dentro de la oficina”.
La sesión de destitución y separación del cargo duró más de cuatro horas, mientras el suspendido alcalde permanecía en su despacho, lugar al que llegó El Territorio para intentar dialogar. Aguirre se limitó a afirmar: “No haré declaraciones por respeto al trabajo de los concejales, oportunamente daré mi opinión y presentaré mi defensa”. A lo que añadió: “Dejaré el cargo si el STJ así lo decide”. No es menor resaltar que Aguirre ya había sido destituido en 2014 por el Concejo Deliberante local, por eso los ediles esta vez añadieron la suspensión. (Ver: Se repite la historia). 

Pasos a seguir
El presidente del cuerpo deliberativo de Fachinal, José Arturo Kauffmann, manifestó que “la destitución fue aprobada por los cinco concejales y la separación del cargo aprobada por cuatro concejales; ahora el concejal Benítez asumirá la intendencia de manera interina y en su lugar asumirá como concejal quien le sigue en la lista, que es  Rubén Cantero”.
Kauffmann destacó que después de notificar a Aguirre sobre su situación “si él no acata las órdenes se deberá dar lugar a que un juez haga cumplir la decisión del Concejo, porque no hay vuelta atrás con esta determinación, son demasiadas cosas negativas para el municipio que se debe terminar de una vez; acá empieza una nueva etapa, una nueva gestión”.
Por su parte, Benítez se refirió a las razones por las que acompañó al jefe comunal en su reelección en 2015, pese a que ya venía de una destitución que luego quedó sin efecto. “Venía de otro lado y no conocía esos pormenores, con el tiempo me di cuenta del error de acompañar a Aguirre en la lista pero aquí estoy, para trabajar por el pueblo como el pueblo merece”.

La investigación
 La investigación de los concejales había empezado luego de la denuncia realizada por varios vecinos del pueblo por distintas irregularidades en el manejo del municipio por parte del citado alcalde.
A esto se sumó que el Tribunal de Cuentas de la Provincia había rechazado las rendiciones de los ejercicios del 2014 y 2015, además de haber desaprobado  las cuentas de los ejercicios 2016 y 2017, por lo que tuvo sanciones del organismo provincial.
Así también, según detallaron en la sesión, hubo denuncias por conflictos con personal del Caps de la localidad, acoso laboral, abuso de autoridad, malos tratos y persecución a los empleados públicos, como también disputas por un establecimiento escolar, entre otras cosas.
El concejal Rubén Olivera, por su parte, dio algunos detalles del tratamiento que se le dio al pedido popular: “Finalmente se hizo lugar a la resolución y se lo destituyó al intendente. Ya en su momento se hizo una comisión de investigadores de la cual formamos parte muchos vecinos quienes detectamos varias irregularidades”, comentó el edil. 
A su vez, Benítez aseveró que la comisión, “encontró como 20 irregularidades ligadas a la malversación de fondos”.
Y adujo que “como primera medida vamos a proteger los bienes de la Municipalidad, trabajar con el pueblo, por eso llegamos a este caso”.

Se repite la historia

En 2014, José Aguirre había sido destituido por el Concejo Deliberante, cuando fue acusado de mal desempeño de sus funciones. “El Concejo Deliberante, a resultas de las investigaciones realizadas en las actuaciones referidas, con sus constancias, cargos y descargos, por unanimidad, luego de una prudente ponderación de todos y cada uno de los mencionados elementos de convicción, llega a la conclusión que el intendente José Rafael Aguirre está incurso en responsabilidad política y debe ser destituido de su cargo en salvaguarda de la ética pública y del cumplimiento de las normas constitucionales y legales sustentadas en los principios del régimen republicano de gobierno y del Estado de Derecho”, se había advertido. No obstante, en esa oportunidad el alcalde apeló la medida y siguió al frente de la comuna, puesto que la Justicia no había dejado firme la destitución, restituyéndolo en el cargo. Por lo que en 2015, volvió a presentarse a las elecciones, resultando nuevamente electo intendente de Fachinal.


Vacante y elecciones por la ley

El artículo 79 de la Ley Orgánica de Municipalidades, contempla que “de producirse la vacante del intendente por destitución, lo sustituirá provisoriamente el concejal que lo siga en la lista a la que pertenece el Intendente, debiendo convocarse a elecciones dentro del término de cinco días de producida la vacante, la que tendrá que llevarse a cabo dentro de los 90 días de la fecha de la convocatoria, siempre que faltare más de un año para completar el período constitucional. En caso contrario, continuará ejerciendo el Poder Ejecutivo Municipal con carácter de interino el concejal que lo siga en la lista”.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina