Tras pagar una caución de 200 mil pesos, Matías Zielinski recuperó su libertad

Lunes 11 de marzo de 2019 | 19:24hs.
Policiales | Foto: Marcelo Rodriguez
Tras pagar una caución de 200 mil pesos, en las últimas horas recuperó su libertad Matías Zielinski (19), el chófer del automóvil que, manejando alcoholizado sobre la avenida Quaranta de Posadas, chocó contra un colectivo urbano de pasajeros provocando la muerte de Alberto Rubén Galeano (31).

El abogado del joven presentó un recurso para que el acusado de homicidio culposo agravado en accidente de tránsito continuará el proceso judicial en libertad y luego de analizar punto por punto las argumentaciones presentadas, el juez de Instrucción Uno, Marcelo Cardozo, dio el visto bueno.

La libertad de Matías se hizo efectiva, una vez que la familia depositara la suma de dinero en la cuenta de banco del fondo dé justicia. Además de la elevada caución, Zielinski deberá cumplir a rajatabla una serie de condiciones impuestas por la justicia.

Cabe recordar que el pasado domingo 24 de febrero, al mando de un automóvil Toyota Corolla, Matías Zielinski chocó contra un colectivo urbano de Posadas; como consecuencia, uno de los tres ocupantes que viajaban en el auto perdió la vida. La víctima fue identificada como Rubén Alberto Galeano (31), viajaba en el asiento trasero del vehículo.

De acuerdo a la reconstrucción del hecho y las cámaras de seguridad urbana, el Corolla circulaba sobrepasando autos en zig zag sobre la avenida Quaranta, hacia San Martín (sentido hacia el aeropuerto), cuando en determinado momento se cruzó al carril contrario en el cual transitaba el colectivo con cuatro pasajeros a bordo. El colectivero no pudo esquivarlo debido a la velocidad, y el Corolla impactó la parte trasera, que se desarmó por completo, aprisionando el cuerpo de Galeano en el piso.

En plena averiguación del hecho se constató que el vehículo menor no era propiedad de Zielinski, sino que éste lo habría tomado mientras se encontraba en un denominado ‘after’ en el barrio Terrazas de Itaembé Miní. Aparentemente el muchacho tomó el auto para ir a comprar más bebidas, sin el permiso del dueño, quien se encontraba en una pileta.

En el rodado siniestrado la policía incautó tres botellas de cerveza como así también una botella y una lata de Dr. Lemon. Además, el examen de alcoholemia practicado al joven conductor arrojó 1,06 gramos de alcohol por litro de sangre.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina