Tras más de 100 días, Cataratas volvió a lucir sus paisajes

Domingo 12 de julio de 2020
Los iguazuenses aprovecharon para apreciar la maravilla de sus tierras. | Foto: Natalia Guerrero
La pandemia provocó que por primera vez en la historia el Parque Nacional Iguazú cerrara sus puertas por un período tan extenso, situación que causó cambios positivos en la flora, en la fauna y en el paisaje de las Cataratas del Iguazú, una las siete maravillas naturales del mundo.
Estas diferencias fueron notables a los ojos de los primeros 200 visitantes privilegiados, quienes recorrieron ayer el Circuito Superior, el único habilitado para las caminatas recreativas para los vecinos de Puerto Iguazú.
Se trató de una prueba piloto que le permitió a las autoridades poner en práctica las medidas sanitarias recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ajustar los tiempos de trabajo para evitar la aglomeración de personas.
Las actividades comenzaron con un breve pero emotivo acto que se dio inicio con la bendición del obispo de la Diócesis de Puerto Iguazú, monseñor Nicolás Baisi, quien llamó a la reflexión de los presentes a cuidar y apreciar el regalo natural.
En tanto, el intendente de Iguazú, Claudio Filippa, reflexionó: “Estamos contentos, es el inicio de una nueva etapa con un gran desafío porque a partir de la toma de decisiones también está nuestro gran compromiso y responsabilidad para seguir construyendo este presente”.
A continuación, el vicegobernador de la provincia, Carlos Arce, en sus palabras hizo un especial hincapié en la responsabilidad del iguazuense de cuidar el privilegio que servirá de ejemplo para los parques provinciales, que podrían ser los próximos en abrir sus puertas: “Podemos decir que el Parque Iguazú viene creciendo entre 8 y 10 por ciento interanual y todo eso con paz y armonía y en eso tienen mucho que ver los ciudadanos de Puerto Iguazú”.
Además, agregó que  “pedimos paciencia, porque luego de cada actividad habilitada, después se tiene que medir el impacto epidemiológico que tiene, debemos ser cuidadosos para ver cómo nos ha ido con esta reapertura, ojalá que esto sea el comienzo de algo que recuperemos cuidando la salud de todos los misioneros”.
Por su parte, Sergio Acosta, intendente del Parque Nacional Iguazú, resaltó el trabajo de los guardaparques, quienes continuaron con el cuidado de la biodiversidad presente en el lugar.

Primera vez
Finalizado el acto formal, las autoridades agasajaron a las tres primeras familias que llegaron al área protegida, entre ellas a Gabina Sánchez y a sus cuatro hijos de entre 17 y 5 años, quienes no conocían las Cataratas, pese a ser lugareños. “Vivimos en las 2.000 hectáreas, trabajamos en la chacra, no nos queda mucho tiempo para salir de paseo, así como nosotros hay muchos en nuestra zona que no conocen”, expresó la mujer.
Tal como estaba planificado, los vecinos de Iguazú respetaron los horarios y los protocolos sanitarios, transformado la prueba piloto en un ejemplo a seguir por los parques provinciales. La ansiedad de volver a contemplar los paisajes de Cataratas se vio reflejada en el corto tiempo en el que se agotaron los turnos para el primer fin de semana de paseos.
El clima también aportó lo suyo con sol a pleno y temperaturas agradables, brindando un marco ideal para recorrer el área protegida 
“Es un momento muy significativo que el parque vuelva a abrir las puertas para que la gente de Iguazú pueda venir a disfrutarlo y caminar en familia. Hoy mucha gente que vino de Iguazú en gran parte no conocía Cataratas, muchas de ellas por las actividades diarias que los mantienen ocupados todo el día. Esta es la oportunidad que la gente tiene para venir, aunque sea al Paseo Superior a recorrer y caminar”, dijo Acosta.
Todos los actores trabajaron en conjunto para la aplicación de los protocolos, entre guardaparques, guías de turismo y empleados de la empresa concesionaria, quienes se encargaron de brindar el servicio del tren con todos los protocolos sanitarios.
 Ayer fueron en total 150 vecinos de la ciudad quienes visitaron las Cataratas, y 50 personas más entre autoridades y medios de comunicación que se acercaron a presenciar un nuevo hecho histórico, que fue la reapertura del parque. Para hoy, el cupo está centrado en 200 visitantes vecinos de Iguazú.

Puntapié
Luego de más de 100 días de parate en la actividad turística, Misiones comenzó a pensar en la reactivación de forma progresiva del sector a partir de las caminatas recreativas en los parques, aunque todo depende del impacto epidemiológico que esto genere. 
Esta prueba piloto que se puso en marcha en Cataratas será decisiva para las medidas que se tomarán en los próximos días en relación a los espacios protegidos del resto de la provincia.
En ese aspecto, el ministro de Turismo de Misiones, José María Arrúa, expresó: “Estoy muy feliz y contento, con mucha esperanza de seguir avanzando apelando a la responsabilidad, porque el 90 por ciento depende de nosotros, de nuestro comportamiento y cuidados”. Y agregó: “Esto ayuda a controlar el mapeo epidemiológico para ir analizando la reapertura de nuevas actividades y hoy venimos con esta situación en el parque con algo único a nivel mundial. Dependiendo de cómo se dé el impacto hoy, veremos cómo se dará la situación en los parques provinciales, además de la hotelería y en general para el turismo interno”.
Haciendo referencia a la demanda, Arrúa aseguró que “está” pero “hay un problema de oferta. La gente quiere visitar Cataratas así que es clave el comportamiento en esta nueva etapa, primero con el turismo interno y después a nivel nacional”, comentó. 

Protocolos a prueba
El desafío de Cataratas de volver a posicionarse como uno de los destinos más elegidos por el turista consiste no solamente en imponerse como un espacio de naturaleza, sino en garantizar seguridad sanitaria a los visitantes. Para ello, en conjunto con Parques Nacionales se fueron elaborando estrategias que fueron puestas en práctica en la primera jornada y dejaron buenos resultados.
Marcelo Zuliani, gerente de Iguazú Argentina, empresa concesionaria de los servicios en el área de Cataratas, comentó: “A nosotros esta fase de reapertura que es para 200 personas diarias de la localidad nos permite medir lo que se planificó en un tablero y saber la realidad de lo que sucede, es la prueba que nos da la certeza de si los cálculos estuvieron bien hechos”.
Estas pruebas piloto son sumamente valiosas, ya que permiten realizar correcciones en una pequeña escala y proyectar para las próximas etapas. “Esta fase nos va a permitir planificar o ajustar los tiempos para las siguientes fases, que sería la dos de 2.000 personas y la fase tres, de 4.000”, detalló.
En relación a la limpieza de los trenes, aseguró que se realiza con lavandina, como lo establece la OMS. “Se pulveriza todo el sector que ocupa el pasajero y atrás viene el secado, esa es una de las medidas, además del uso de alcohol en gel y alfombras sanitizantes. Las medidas las estamos implementando en su totalidad para que esto sea un éxito”, relató.
La desinfección se realiza cada vez que los trenes arriban a las estaciones habilitadas, proporcionando tranquilidad al visitante y eliminando las posibilidades de contagio.
“Es posible que antes de la segunda etapa se pueda brindar la posibilidad a los misioneros de visitar el parque, pero eso implica la apertura de los hoteles para poder brindar un paquete completo, y allí se podría incorporar el Circuito Inferior, que también ofrece un circuito cerrado y evita la aglomeración de personas, pero es un tema que debe discutirse aún”, anticipó Acosta. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina