Tras 8 meses, detuvieron a acusado de violar a una menor y su madre

Viernes 6 de diciembre de 2019
La víctimas son madre e hija y tienen 33 y 13 años, y residen en el Paraje Saltiño.
Daniel Villamea

Por Daniel Villamea Corresponsalía Oberá

Los detalles del caso son aberrantes y las secuelas perduran en las víctimas. El 18 de abril pasado, una mujer de 33 años denunció que su concubino violó a su hija de 13 años en su presencia y no pudo hacer nada para ayudarla porque el sujeto la amenazó con un cuchillo.
Incluso, luego de someter a la jovencita, el acusado también abusó sexualmente de la progenitora, obligando a la menor a permanecer en el lugar para observar la escena.
El hecho se registró en una chacra del Paraje Saltiño, municipio de 25 de Mayo. Al otro día las víctimas se presentaron ante la Comisaría de la Mujer de dicha localidad y radicaron la correspondiente denuncia.
Si bien dieron datos precisos sobre la posible ubicación del sospechoso, éste no fue capturado hasta la víspera. De esta forma, durante casi ocho meses logró permanecer impune por el grave hecho que se investiga.
La causa está caratulada como abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo e interviene el Juzgado de Instrucción Dos de Oberá.
La paradoja del caso es que el sujeto se hallaba residiendo en una propiedad del mismo Paraje Saltiño, a sólo un par de kilómetros de la residencia de las víctimas, con el riego que implicaba para ellas.
Ayer fue detenido por personal del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional XI de Aristóbulo del Valle y quedó a disposición de la Justicia.

Caso atroz
Según la denuncia que oportunamente radicó la mujer de 33 años, el día del hecho su entonces concubino tomó por la fuerza a su hija de 13 años, la llevó al dormitorio y la obligó a desnudarse.
Alertada por los pedidos de auxilio de la menor, la progenitora corrió a la habitación y corroboró sus peores pesadillas, pero nada pudo hacer ya que el depravado la amenazó con un cuchillo.
En consecuencia, la mujer fue testigo del abuso sexual en perjuicio de su propia hija y luego también fue violada por el sujeto. Para colmo, el acusado obligó a la menor a presenciar el ultraje contra su mamá.
En los días posteriores a la denuncia, la Policía siguió ciertos indicios para dar con el paradero del sospechoso, pero no lograron encontrarlo.
Pasaron semanas y meses sin respuestas para las víctimas, quienes vivían con temor ante la posibilidad de represalias.
Afortunadamente, días atrás vecinos de la zona aportaron datos del posible paradero del acusado en cercanías del domicilio donde se cometieron los abusos.
Fue así que la Policía tendió un operativo encubierto y ayer lograron detenerlo.
La próxima semana el implicado será citado a declaración indagatoria, previo a designar un defensor, donde escuchará los elementos que hay en su contra y será imputado. También tendrá la posibilidad de dar su versión de lo ocurrido y bien abstenerse de declarar.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina