Tiene fecha el primer juicio oral contra Cristina Kirchner

Martes 12 de febrero de 2019
El Tribunal Oral Federal 2 rechazó ayer el pedido de la ex presidente Cristina Kirchner para postergar el inicio del primer juicio oral en su contra, previsto para el 26 de febrero. Los abogados de la ex mandataria querían aplazar el inicio de las audiencias en el caso que la tiene en el banquillo de los acusados por las obras públicas concedidas a Lázaro Báez en Santa Cruz.
El Tribunal Oral no aceptó el planteo y confirmó el inicio del juicio a Cristina Kirchner, Báez y otros 14 acusados para fin de mes.
La defensa de la ex mandataria había pedido que el proceso no comience hasta tanto no esté finalizada toda la prueba que se analizará en el caso. Puntualmente, un peritaje sobre algunas obras públicas cuestionadas. Alegó que afecta su derecha de defensa no contar con toda la prueba.
El trabajo todavía no finalizó y los jueces le preguntaron al Cuerpo de Peritos Contadores de la Corte Suprema de Justicia cuándo tenían previsto entregar las conclusiones.
La respuesta llegó el viernes. Informaron que en la segunda semana de junio estarán los resultados. Los jueces del tribunal oral entendieron que desde fines de febrero hasta esa fecha el juicio coincidirá con el inicio de la declaración de los testigos, etapa en la que el peritaje es importante para las partes.
Antes declararán los acusados, se leerán las imputaciones y las partes harán sus planteos previos. Con esos argumentos, el Tribunal rechazó el pedido.
“Así, se estima que para el momento en que se incorpore la prueba pericial referida estará comenzando la etapa de producción de prueba, por lo que el ejercicio del derecho de defensa y el pleno contradictorio se encontrarán ampliamente resguardados en tanto los peritos intervinientes concurrirán a declarar luego de presentado su estudio técnico”, señalaron los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Tassara en su resolución.
Y agregaron que “si de las conclusiones de la pericia surgiera la necesidad de reconvocar a algún testigo que ya hubiere declarado, las partes podrán así solicitarlo”.
Tanto el fiscal del caso, Diego Luciani, como las querellas de la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Oficina Anticorrupción (OA) -dos organismos del gobierno nacional que actuarán como acusadores privados- habían pedido rechazar el pedido de postergación.
El juicio por la obra pública es por la presunta entrega irregular de 52 contratos del Ministerio de Planificación Federal, que conducía Julio De Vido, para las empresas de Báez en Santa Cruz por 46 mil millones de pesos durante los 12 años de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.
Además de Cristina Kirchner, Báez y De Vido, serán juzgados José López, Abel Fatala, Néstor Periotti y Carlos Kirchner, primo del ex presidente Néstor Kirchner y detenido en la causa (todos ex funcionarios de Planificación Federal), entre otros. Los delitos que se juzgarán son los de asociación ilícita y administración fraudulenta agravada por haberse cometido en perjuicio de una administración pública.
El proceso estará a cargo de los jueces Gorini, Giménez Uriburu y Tassara y del fiscal Luciani.
La Fiscalía ayer también se opuso a que el caso sea juzgado en la provincia de Santa Cruz. Fue otro pedido que había hecho la defensa de la ex mandataria y actual senadora nacional.

El ex contador busca ser arrepentido

Víctor Manzanares, el ex contador de los Kirchner, también analiza declarar como arrepentido en la causa Hotesur. Sus abogados, Roberto Herrera y Alejandro Baldini, estuvieron reunidos con el fiscal Gerardo Pollicita, que investiga el caso en donde la ex presidenta Cristina Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia están procesados junto a Lázaro Báez por lavado de dinero. “Por ahora solo son conversaciones informales”, dijeron fuentes judiciales. Además, si Manzanares decide convertirse en arrepentido, “tendría que hablar mucho” para lograr llegar a un acuerdo de imputado-colaborador con el fiscal Pollicita. Es que la investigación por la causa Hotesur está a punto de cerrarse. De hecho estaba en los tramos finales: tanto la fiscalía como la querella de la Oficina Anticorrupción estaban pidiendo dar por cerrada la instrucción y elevar el caso a juicio oral. Ahora, les tocaba a las defensas de los acusados dar su opinión para mandar el caso a juicio. No es un detalle menor: la ley del arrepentido solo puede aplicarse si el caso está en instrucción o en la etapa preparatoria de un juicio oral. Una vez comenzado el debate, ya no es posible hacerlo. Manzanares está procesado en la causa Hotesur. En indagatoria, admitió haber enmendado los libros contables, ordenado por Cristina Kirchner. Explicó que borró los libros con liquid paper, pero aseguró que “no obedecieron a ningún error malicioso” sino que eran solo “correcciones”. Además, Manzanares está procesado en la causa Los Sauces, que investiga el alquiler de propiedades por parte de los Kirchner a los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina