Tercera edad olvidada: duermen en una silla y una cama sin colchón

Lunes 13 de julio de 2020 | 07:51hs.
La cama del hombre de casi 90 años. | Foto: Gentileza
Una pareja de personas de la tercera edad viven en una casita que se viene abajo. Ella duerme en una silla y él lo hace en una cama sin colchón, en un medio ambiente paupérrimo sin la atención de algún familiar. El domingo, al menos, ya se los asistió con un colchón.

Es el tercer caso que se detecta en menos de una semana en la ciudad de Posadas a través del programa destinado para quienes llegan a una avanzada edad en estado de abandono, sobre una iniciativa en conjunto del sindicato de vendedores ambulantes de Misiones y la asociación Sinergia Solidaria.

De acuerdo a lo que detallaron quienes llevan adelante este programa, Alberto Fusté Padrós, Liliana Pichak y Andrea Taverna, la pareja vive en una casa ubicada sobre la avenida Ituzaingó al 4758, que está por caerse.

Las condiciones de vida de Silvina Verón de unos 70 años y Fredolino Ferreyra, de 86, son pésimas. Por eso, además de pedir la intervención del Pami, de la Defensoría del Pueblo y Desarrollo Social de la provincia, se solicitó la presencia de Defensa Civil.
"El estado de la casita es terrible y cuando llueve a veces es mejor estar afuera", dijo Padrós a El Territorio y se lamentó por cómo duermen en sus condiciones de adultos mayores, a quienes se les donó ropas y desde hoy se concretarán las gestiones para vivir un poco mejor.

Chela y Cerdán
Días atrás también fueron asistidos Arcángela Mercado, Doña Chela, la abuela que tiene un subsidio del Pami pero su nieta, que vive en Garupá, se encarga de cobrarlo y sin brindárselo a ella. Tanto así, que la mujer presentaba estado de desnutrición.También será trabajo de la Defensoría y el Pami en mejorar la condición de vida de la señora que vive a unos metros de Vialidad Provincial.

Chela recibirá, o al menos se lo gestionará, un subsidio por acompañante, que la cuidará de mañana y de noche. 
El otro caso fue el de Cerdán, el hombre que tiempo atrás supo hacer y vender panes caseros en el centro de la ciudad. Con sus problemas de movilidad, cuando volvía de hacer unas humildes compras, fue asaltado por malvivientes que lo acuchillaron en el miserable acto para robarle los ahorros de este año 2020.

Según dijeron los licenciados en trabajos sociales, Cerdán está mucho mejor tras ser internado en el hospital Madariaga y ya se contrató a una enfermera para su atención diaria.

Notas relacionadas: 




El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina