Tensión y amenazas cruzadas entre los Estados Unidos y Rusia

Sábado 11 de agosto de 2018
El primer ministro de Rusia advirtió firmemente a Estados Unidos ayer que no incremente las sanciones contra Moscú, asegurando que su gobierno tomará represalias a través de medios políticos, económicos y “otros”. El duro mensaje de Dimitri Medvedev marcó lo que el Kremlin considera una línea roja, reflejando una creciente consternación con las nuevas sanciones estadounidenses, que ya hicieron caer la moneda rusa a su nivel más bajo en dos años.
A la par de la puja por los aranceles, el Departamento de Estado norteamericano confirmó que Washington concluyó que Moscú usó la neurotoxina Novichok para envenenar al ex espía ruso Serguei Skripal y a su hija en la ciudad inglesa de Salisbury.
Rusia negó estar involucrada en el envenenamiento de Salisbury. De acuerdo con el Departamento de Estado, esas sanciones incluirán la negativa de licencias de exportación para que Rusia compre muchos productos con implicaciones de seguridad nacional. Una nueva ronda de sanciones de Estados Unidos apuntará contra los bancos estatales rusos y congelarán sus cuentas en dólares, algo que asestará un fuerte golpe a la economía rusa.
Medvedev advirtió a los Estados Unidos que tal paso cruzará la línea roja. “Si luego sucede algo como una prohibición de operaciones bancarias o de uso de moneda, eso equivaldrá a una declaración de guerra económica”, advirtió. “Eso justificará una respuesta con medios económicos, políticos y otros medios. Nuestros amigos estadounidenses deben entender eso”. El tono duro de Medvedev contrastó con las declaraciones anteriores del presidente Vladimir Putin y sus allegados que adoptaron una postura indiferente al hablar de las sanciones de Estados Unidos y de otros países occidentales, tratando de restar importancia a su impacto en la economía rusa. El anuncio de nuevas sanciones estadounidenses sacudió a la moneda rusa y los mercados de valores. El rublo cayó a su nivel más bajo desde agosto de 2016.
Los lazos entre Rusia y Estados Unidos se hundieron a su nivel más bajo desde los tiempos de la Guerra Fría, en medio de tensiones por Ucrania, la guerra en Siria y las acusaciones de injerencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016. Las esperanzas de Rusia de tener mejores lazos con Estados Unidos bajo el gobierno de Trump se desvanecieron a medida que el gobierno norteamericano ha introducido rondas de sanciones contra Rusia.


Crearon una fuerza espacial norteamericana En medio de una creciente competencia militar y amenazas de Rusia y China, la Casa Blanca anunció que para 2020 creará la Fuerza Espacial de Estados Unidos como un sexto servicio armado independiente.
Ante una audiencia en el Pentágono, el vicepresidente Mike Pence dijo que el plan cumple con la promesa de Donald Trump de asegurar el dominio estadounidense en el espacio, un dominio que alguna vez fue pacífico e indiscutible y que ahora se ha vuelto un lugar conflictivo y con muchos participantes. “Ha llegado el momento de escribir el siguiente capítulo en la   historia de nuestras fuerzas armadas, de prepararnos para el próximo campo de batalla, donde serán llamados los mejores y más valientes para derrotar a una nueva generación de amenazas a nuestro pueblo”, dijo Pence.

Crisis turca por caída de la  moneda y puja sobre impuestos La moneda de Turquía cayó ayer en picada, en medio de dudas sobre sus políticas económicas y una disputa con Estados Unidos agravada por el anuncio del presidente Donald Trump de aumentar los aranceles a las importaciones procedentes de ese país.
La lira perdió un 13 por ciento de su valor para quedar en 6,51 por dólar, una estrepitosa caída para la moneda nacional que empobrecerá a los turcos y reducirá la confianza de los inversionistas extranjeros en el país.
La caída de la divisa, que ya implica un 40 por ciento en lo que va de año, agravó los temores en el país tras años de crecimiento económico fundamentado en un enorme endeudamiento, las denuncias internacionales sobre las tendencias autoritarias del presidente Recep Tayyip Erdogan y el deterioro de las relaciones con aliados como  los Estados Unidos. La disputa diplomática con Estados Unidos fue uno de los detonantes de la crisis. Turquía arrestó a un pastor norteamericano bajo acusaciones de espionaje y de terrorismo vinculadas a un fallido intento de golpe de Estado hace dos años. Estados Unidos respondió aplicando sanciones contra Turquía.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina