Taekwon-Do: de cinco alumnos, a dejar un legado en Misiones

Jueves 17 de octubre de 2019 | 02:00hs.
Tras el Open aniversario, en el que durante dos días vio plasmado el cariño que le tienen las miles de personas a las que marcó a lo largo de estos 40 años de enseñanza a través de la Academia Internacional de Taekwondo ITF, el Sagium Carlos Méndez -8° Dan- compartió su alegría, repasó sus inicios y con frases pedagógicas y cargadas de pasión, demostró por qué hoy tiene 208 instructores desparramando su legado a lo largo de la provincia.

“Estoy muy contento por festejar tantos años de enseñanza. Vinieron de muchos lugares del país, también de Paraguay y de Canadá, que son alumnos míos y gente amiga de hace años”, señaló un emocionado Méndez, tras la competencia del fin de semana que atrajo el fin de semana a cerca de 2.000 personas en el polideportivo del Instituto Santa María.

Grandes y niños desplegaron su arte marcial, pero por sobre todas las cosas, rindieron honor al director de la AIT. Tal es así que Gonzalo Acosta y Mauro Curto, quienes fueron los primeros cinturones negros de Misiones y que empezaron a desarrollar el camino del taekwondo desde niños y ahora son adultos e instructores, fueron los abanderados. “fue un momento especial”, expresó.

De aquel 79 en el que tenía sólo cinco alumnos, para llegar este 2019 en el que convoca a miles para decirle ‘gracias’, Carlos estuvo acompañado de personas que vieron en él un maestro que no sólo los llevaría por el camino de la competencia, sino que le daría herramientas para desarrollarse en cualquier ámbito social.
“Empecé con un grupo reducido en la casa de la familia Giudice ¡éramos sólo cinco!”, recordó. Y sus ganas de enseñar lo llevaron a tener un espacio, aunque fugaz, por el los clubes Guaraní y Mitre, “pero siempre nos desplazaban porque los clubes necesitan mover gente y nosotros éramos muy pocos y gastábamos mucha luz”, dijo con picardía. Así fue que tocando puertas se abrió la de la Escuela Normal Mixta y allí comenzó la onda expansiva del taekwondo ITF que hoy es un fenómeno único en la provincia.

“Fue mucho esfuerzo, fueron muchos años de trabajo y hoy la Academia tiene 208 instructores danto clase en la provincia y eso habla del crecimiento del taekwondo… yo soy la parte más visible, pero hay un trabajo de la federación y de toda la gente que nos apoya incansablemente”, reconoció.
Tal es así, que los colegios más importantes de Misiones ya tienen talleres de taekwondo contra turno “que se realizan después de que se terminan las horas clases y estamos haciendo un proyecto para que más adelante se pueda sumar a la parte curricular, pero va a llevar un tiempo”, señaló el Sagium.

De igual manera, la parte, más importante para Méndez es poder llevar este arte marcial a los barrios más humildes de la provincia y darles una herramienta a los niños en el marco del “respeto, la responsabilidad y la lealtad, ser un apoyo a los valores que les dan sus padres, y son cosas que nos van a llevar salir adelante. Hay lemas que queremos dejarles y uno de ellos es que hay que mirar las virtudes y disimular los defectos; es como en una familia, cada integrante es diferente y hay que respetar a cada uno como es”.

Y añadió “para nosotros la competencia es una vidriera, pero no es la parte más importante es tratar que un niño llegue a la adultez sorteando los peligros que tenemos a la vuelta de la esquina. El taekwondo es una herramienta para la vida”.

León Seró, su guía y amigo

Para finalizar, el director de la AIT no quiso dejar de recordar a Eugenio “León” Seró, el gran maestro del deporte que tuvo Misiones, quien lo llevó a que el taekwondo se adaptara a los tiempos que corren.

“Se fueron cumpliendo los sueños y fuimos evolucionando gracias a León Seró quien fue el que nos guió a cambiar, porque cuando empezamos a enseñar no teníamos pedagogía para los niños y el nos llevó al Montoya, nos dio un curso de dos años, nos acompañó; y rápidamente adapté esas directivas del profesor, desde ahí jugué y aprendí a darles cariño a los chicos. Lamentablemente lo perdimos, pero él fue el que nos dio las herramientas para evolucionar”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina