Susana Giménez usó el horno por primera vez

Jueves 26 de marzo de 2020
Susana Giménez contó sus desventuras en la cuarentena: “Hice un pollo, no lo puedo creer; me daba miedo prender el horno”.
La diva está aislada en su casa de Barrio Parque en Buenos Aires, junto a una empleada que vive con ella y que debió asistirla para encender la cocina. Desde allí mandó un audio al programa Nosotros a la mañana de Canal 13 donde narró su día a día y dio algunos consejos para sobrellevar  el aislamiento social obligatorio. 
Susana está sola, junto a Deolinda: “La chica que trabaja conmigo y vive acá, así que no se puede ir”.
En la comunicación, Su relató  parte de su rutina diaria desde que no puede salir. “Creo que uno tiene que planearse un esquema casero. A qué hora levantarse, bañarse, ponerse crema, leer los diarios...”, sugirió y agregó: “¡Hoy hice de todo!”.
“Me hice un café y no me salía. Me gasté toda la caja de cápsulas, se me arrugaban todas... al final me salió, aprendí. Me costó 10 cositos”, dijo, entre risas, sobre cómo se las ingenia para realizar por sí sola las tareas que en otras circunstancias recibía ayuda extra.
“No lo vas a poder creer y yo tampoco”, volvió a bromear y continuó: “¡Hice un pollo!”. Sin embargo, hasta que logró comenzar a cocinarlo, necesitó ayuda para encender el horno. “Yo no sabía, tuve que esperar a que bajara Deolinda. A mí me daba miedo porque hacía chic chic chic”.
Además, contó que aprovechó el tiempo que está en su casa para hacer limpieza “y tirar las cosas que uno guarda al cuete”.
Volvió a pedir conciencia social para que “no salgan de sus casas”. “Tengo una leve esperanza de que esto se va a ir apagando y van a ir bajando los números de infectados. Esto es una lucha con un enemigo invisible. No es tan terrible quedarse en sus casas. Piénsenlo...”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina