Supermercados de Posadas cierran el año con caídas del 40% en ventas

Viernes 6 de diciembre de 2019
Consideran que el consumo en los comercios se recuperará en dos años.
Emmanuel López Del Valle

Por Emmanuel López Del Valle politica@elterritorio.com.ar

Restan pocos días para culminar el 2019 y gran parte de los sectores comenzaron a realizar sus respectivos balances. Uno de ellos es el sector de los supermercados, que cerrará el año con una estrepitosa caída del 40% en los comercios posadeños.
Es que producto de los elevados índices inflacionarios, que llevan un acumulado del 50%, se redujo considerablemente la capacidad de compra de los clientes, quienes priorizan la compra de productos de segundas marcas en el afán de bajar los costos.
Además, indicaron que la demanda se estancó en el último trimestre y que, por las bajas ventas, se redujeron los gastos fijos de los comercios y se despidió a parte del personal.
Frente a las estadísticas nacionales, el panorama en Misiones es más preocupante. Según detalló el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), el consumo en las principales cadenas comerciales del país bajó 8,8% interanual y 3,2% en los autoservicios mayoristas. En tanto, desde la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (Came) informaron que sólo durante noviembre, las ventas en los comercios minoristas bajaron 7,1%.

Año negativo
El alza en los precios incidió en la merma de ventas en los supermercados a lo largo del año. Es por ello que las ventas en los comercios cayeron 40% en Posadas, afirmaron desde la Asociación de Comerciantes de Misiones.
En diálogo con El Territorio, Nelson Lukoski detalló que “se produjo un estancamiento en las ventas, con caídas del 40 por ciento en todo el año, tanto para las ventas minoristas como mayoristas”.
En este sentido, puntualizó que el sector más perjudicado por la disminución de la demanda fue el de almacenes de barrio, “por un leve incremento en la modalidad de los mayoristas de vender para el consumidor final”.
Agregó que el aumento en los productos “superó el 50 por ciento en gran parte de la canasta familiar”. Y que la quita del Impuesto al Valor Agregado (IVA) apaciguó únicamente la suba de las mercaderías durante agosto.
Sobre los motivos que incidieron en la disminución de las ventas, Lukoski apuntó que “durante todo este año hubo una fuerte baja en el poder adquisitivo de la gente, que cada vez más optó por comprar menos”.
Como consecuencia, el empresario supermercadista comentó que se tuvo que reducir tanto el personal como los gastos fijos.
“Lamentablemente se produjeron algunos despidos y se tuvo que disminuir el consumo de la luz. Además, hubo inversiones que no se pudieron concretar porque el dinero no sobra y apenas se pueden pagar las cuentas”, dijo.
Y manifestó: “La salida a esta situación no será repentina, porque el panorama no es fácil y la crisis en el rubro se extenderá por al menos dos años más, con ventas por debajo del promedio”.
En la misma línea, Fernando Aguirre, vocero de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), especificó que ya son 15 meses consecutivos con ventas inferiores al promedio. “El 2019, prácticamente, cerraremos con números en rojo. Lejos quedó el 2017, cuando se registraban números positivos para el sector de los supermercados”, rememoró.

Mayoristas y minoristas en crisis
Los pequeños comercios y almacenes fueron los más afectados por la crisis y la disminución de ventas. Ismael Ortigoza, titular de la Cooperativa de Almaceneros de Posadas, calificó al 2019 como difícil para toda el sector de ventas. “Hubo un parate entre enero y julio, repuntó en agosto y se estancó nuevamente desde septiembre”, comentó.
Refirió que “el panorama fue desfavorable en todo el año, ya que se dejaron de lados ciertas marcas para pasar a otras mucho más baratas”.
Y en el interior provincial, la demanda en los comercios mayoristas también disminuyó. Al respecto, Nicolás Natividade, empresario supermercadista de San Javier, analizó la coyuntura y expresó que “las ventas a esta altura del año continúan ajustadas. Este año fue completamente desfavorable, tanto para los minoristas como mayoristas”.
Si bien planteó que en el último mes las ventas se mantuvieron en su local, “el poder adquisitivo de la gente no acompañó en ningún momento”.
Precisó que “el salario bajó considerablemente, como consecuencia de los elevados índices inflacionarios y la devaluación abrupta que hubo en agosto”.
Informó -además- que en buena parte de la provincia, los más afectados fueron los kioscos, que bajaron fuerte sus ventas. “En 2015, los almacenes de barrio vendían mucho, ahora ya no y muy pocos se mantienen en pie. Varios de ellos tuvieron que cerrar producto de la crisis”, contó.

Números en rojo
Según las cifras del Indec, a septiembre último, el relevamiento de las ventas totales a precios constantes lleva 15 meses consecutivos de registros negativos, ya que el último dato positivo remite a junio de 2018, cuando la variación interanual fue de 4,2%.
En la composición del consumo, las ventas de almacén representaron 28,4%, seguida por artículos de limpieza y perfumería, 15,3%; lácteos, 12,5%; carnes, 11,0%; bebidas, 11,0%; electrónicos y artículos para el hogar, 4,7%; panadería, 3,8%; verdulería y frutería, 3,4%; indumentaria, calzado y textiles para el hogar, 2,1%; alimentos preparados y rotisería 1,0% y otros, 6,9%.


Aplicarán subas del 20% en los próximos días

En vísperas de las fiestas de fin de año, se avecina un nuevo incremento en los precios de los supermercados.
Según afirmó Carlos María Beigbeder, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP), “en los próximos días se asoma una suba del 20 por ciento en los alimentos, por la situación económica de inestabilidad y de pocas certezas”.
También señaló que la remarcación de los precios entrará en vigencia ya en los próximos días.
En la misma línea se refirió Lukoski, quien expresó que “las góndolas en la tercera semana de diciembre vendrán subas del 20 por ciento”. Y consideró que para incentivar las ventas se aplicarán ofertas y descuentos en algunos alimentos de la canasta básica. “Hay que vender, porque hay mucho stock todavía”, refirió el empresario.


En cifras

8,8%

Es la merma interanual en el consumo en las principales cadenas supermercadistas de la Argentina, según relevó el Indec.

7,1%

Desde la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (Came) indicaron que las ventas en los comercios minoristas cerraron en baja durante noviembre.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina