Solicitan evaluación mental para el asesino de Texas

Miércoles 14 de agosto de 2019
Pagourtzis está siendo investigado por el asesinato de diez personas.
Los abogados de un adolescente acusado de una matanza en una escuela secundaria en Texas pidieron una evaluación mental y aseguraron que su cliente es incapaz de comprender el juicio en su contra. 
Dimitrios Pagourtzis, de 18 años, está acusado de homicidio agravado por el ataque en la escuela secundaria Santa Fe en mayo de 2018 que dejó diez muertos y más de una docena de heridos.  
Un juez trasladó el juicio a otro condado debido a la gran repercusión del caso. 
Según el diario Galveston County Daily News, los abogados de Pagourtzis dijeron en un escrito a la corte que el estado mental del adolescente “se ha degradado hasta el punto que no tiene comprensión del asunto y el proceso”. 
La fiscalía del condado de Galveston se negó a hacer declaraciones sobre el recurso.

Presión
Los demócratas presionaron ayer desde varios frentes al presidente Donald Trump y al líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, para que tomaran medidas para contener las armas de fuego y a supremacistas blancos después de los dos tiroteos de este mes. No era claro si tendrían algún impacto las medidas de los demócratas entre los jefes republicanos de la capital.  
Tanto Trump como McConnell han expresado una mayor disposición a aprobar medidas no especificadas que impongan límites a las armas de fuego tras los tiroteos consecutivos en El Paso (Texas) y Dayton (Ohio), pero sus decisiones se basarán en la opinión de los republicanos, no las tácticas de presión de los demócratas.  
Aún así, las medidas de los demócratas enfatizan un acercamiento a un tema que en gran parte los une, una respuesta a las masacres que dejaron a 31 personas muertas, y un alejamiento del dilema sobre si destituir a Trump, un tema muy divisorio entre los demócratas. 
Ayer el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, pidió que Trump desviara 5.000 millones de dólares que quiere para construir el muro en la frontera sur para investigar tanto el terrorismo nacional como la violencia con armas de fuego. 
“Los dos golpes de violencia con armas de fuego y extremismo supremacista blanco violento en este país son sencillamente una amenaza a la seguridad nacional y es hora de que el gobierno de Trump y los republicanos en el Congreso comiencen a abordarlos como tal”, dijo Schumer. 
El acusado en el tiroteo de El Paso, Patrick Crusius (21) dijo a las autoridades que su intención era matar mexicanos. 

Niño asesinado y hombre abatido por uniformados

La policía informó que un niño de 8 años murió ayer por disparos en San Luis, Missouri, con lo que se volvió el undécimo menor de edad del área que pierde la vida en un tiroteo desde junio. Xavier Usanga falleció mientras estaba junto a un hombre de 18 años, que también recibió un disparo pero sobrevivió, precisó el jefe de la policía loca, John Hayden. El diario St. Louis Post-Dispatch informó que Hayden contuvo las lágrimas al anunciar la muerte del niño. Hayden no reveló muchos detalles sobre el tiroteo, como una descripción del sospechoso o si las víctimas se conocían entre sí o al responsable. El joven de 18 años estaba estable de salud. Por otro lado, los uniformados de Kansas City mataron a tiros a un hombre ayer que le dijo al gerente de un hotel que había asesinado a su esposa y se dirigía a una concurrida zona de tiendas y restaurantes.

Australianos detuvieron a un hombre que apuñaló a dos mujeres

Un hombre armado con un cuchillo y con un historial de enfermedad mental fue detenido como sospechoso por el asesinato de una mujer en un apartamento del centro de Sidney (Australia) antes de herir a otra mujer en la zona e intentar apuñalar a otras personas  ayer, mientras gritaba en árabe: “Dios es grande”, según policía y testigos. 
El agresor de 21 años, que fue reducido por varios civiles antes de ser detenido, había acumulado información en su computadora sobre asesinatos masivos en Estados Unidos y Nueva Zelanda, indicó el comisario de la policía de Nueva Gales del Sur, Michael Fuller 
Un hombre que mató hace poco a 22 personas en un hipermercado de Texas parecía haber elogiado al autor de un ataque el pasado 15 de marzo en Christchurch, Nueva Zelanda.
Un supremacista blanco australiano está acusado de matar a 51 fieles en dos mezquitas de la localidad. “En este momento no está clasificado como un incidente terrorista. Obviamente, conforme avance la investigación revisaremos eso”, dijo Fuller a la prensa. 
“Se le encontró información que apuntaría a que tiene algunas ideologías en relación con el terrorismo, pero no tiene lazos con el terrorismo”, dijo Fuller.
El hombre llevaba un cuchillo de cocina de 30 centímetros cuando intentó apuñalar a varias personas cerca de una bulliciosa intersección en la ciudad más grande de Australia.
Fuller describió el arma como un cuchillo de carnicero. La policía dijo que se había detenido a un hombre y que una mujer de 41 años con una herida de arma blanca fue trasladada al hospital y se encontraba estable. Más tarde se encontró el cuerpo de una mujer de 21 años en un apartamento cercano. 
“Varios ciudadanos retuvieron físicamente al agresor”, dijo el superintendente de la policía Gavin Wood. “Quiero reconocer a esos ciudadanos que se implicaron. Fueron gente considerablemente valiente”, agregó. 
Un video mostró a varias personas que mantenían al hombre de espaldas en el suelo con una caja negra de plástico sobre la cabeza y dos sillas sobre el cuerpo.  
El hombre actuó solo y sin provocación aparente, dijo Wood. Tras apuñalar a la mujer herida,  “intentó apuñalar a varias personas. Esos intentos, afortunadamente, fueron infructuosos”, se agregó. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina