Sigue la polémica por la cancelación de la Sprint race

Jueves 10 de octubre de 2019
El despachante de Aduana interviniente en el trámite para el ingreso de los autos de la Sprint Race, que iba a correrse el 19 de este mes en el autódromo Rosamonte de Posadas de Posadas salió a aclarar  que las autoridades del Automóvil Club Misiones (ACM) no habían presentado los trámites con 90 días de anticipación ante la Afip-Aduana y que recién empezaron el trámite el 13 de septiembre, es decir 19 días hábiles antes de que lleguen los autos a Argentina (hoy).
Nelson Abel Lugo, el despachante interviniente junto al ACM en el trámite ante la Afip-Aduana se presentó en El Territorio y solicitó el derecho a réplica sobre lo publicado el domingo por este medio. Este diario sólo publicó el comunicado emitido por la oficina de prensa del ACM sobre la cancelación del evento, que había dejado más dudas que certezas sobre lo que realmente pasó antes de la cancelación. 
Lugo confirmó que recibió todos los papeles de parte del club el 13 de septiembre y “así como lo recibí, lo presenté a las 10.46 y siempre aclaré que faltaba la garantía por importación temporaria, algo que siempre tuvieron en claro las autoridades del Club y el señor (Juan) Jambrina, vicepresidente del club, que firmó los papeles entregados”.
Según el despachante, ante los reiterados reclamos a las autoridades del ACM siempre respondieron que ‘se iba a solucionar políticamente’.
Con los documentos acercados por el despachante interviniente se acrecienta lo que habían dejado trascender desde Brasil las autoridades de la Sprint Race sobre que el ACM, nunca se tomó con la seriedad necesaria los trámites aduaneros.
El despachante de aduana dejó trascender que las autoridades de la Aduana de Posadas  se mostraron molestas con el comunicado del ACM que decía: “No fue posible concretar la carrera de Sprint Race porque la Aduana Argentina solicitó como requisito, además de los papeles que fueron presentados hace más de 90 días, la presentación de una caución real que resultaba excesivamente onerosa para el club”.
Lugo explicó que “en la oficina de Posadas nunca denegaron ningún trámite ni rechazaron la garantía, porque no se pudo presentar el requerimiento fundamental, que exige la normativa vigente en tiempo y forma, lo que por consiguiente derivó en que la Aduana de Posadas, cumpliendo sus funciones de contralor no dio lugar a lo peticionado”.
El Territorio se comunicó con el presidente del ACM quien prefirió no hacer declaraciones y dar por terminado el tema. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina