Siete iglesias para recorrer en Semana Santa

Martes 16 de abril de 2019 | 20:30hs.
Por Sonia Benítez

Por Sonia Benítez redaccion@territoriodigital.com

Hay una tradición muy extendida entre los practicantes de la fe católica de América Latina que consiste en el recorrido por siete iglesias. Generalmente la caminata se realiza la noche del jueves santo -que en algunos lugares se extiende a la mañana del Viernes Santo- y consiste en la oración en cada una de las iglesias visitadas, que simboliza el acompañamiento de los fieles a Jesús, en cada uno de sus recorridos en la noche que fue apresado hasta su crucifixión.

A pocas horas de los días santos, El Territorio propone al lector un recorrido por siete iglesias de la provincia que se destacan por su belleza arquitectónica. Cada una de las iglesias elegidas posee atractivos interesantes para conocer en profundidad. No hace falta viajar mucho, ya que todas se encuentran dentro de la provincia y una en la ciudad de Encarnación. 

Posadas y su parroquia de oro
Ingresar a la Parroquia San Vladimiro es impactante. Los colores, las imágenes y el brillo logran que cualquiera se detenga a admirar la belleza. Y esta decoración tan imponente tiene una importante carga simbólica, ya que representa a la grandeza de ese paraíso en el que está el padre todopoderoso.

Los ángeles reciben a los fieles y rodean a Jesús que está en el centro del arco central. El altar puede verse desde el fondo de la iglesia, al igual que la imagen del hijo del hombre que está dando la eucaristía, el cáliz de un lado de las paredes y al lado el pan.

“Todo esto es simbología bizantina, está en los manuales, sólo que por ahí no lo conocemos si no lo aprendemos” explicó el padre Héctor Zimmer.
Acercándose un poquito más al altar se puede ver que la cúpula está hecha como de cuadraditos dorados. El brillo deslumbra a los ojos. Se trata de un material llamado oro a la hoja con el cual se logró esta increíble decoración.

Algo llama la atención a quienes no profesan esta rama del catolicismo y es que el altar está protegido por una especie de pared de madera, decorada con imágenes y tallada a la perfección. El padre explica que también esta “barrera” tiene sentido espiritual.

“Las iglesias bizantinas son así, muy decoradas. Los colores son la vida y el dorado es la realeza, porque se entiende que esa zona es el cielo, por eso tiene esa decoración. De este lado -donde se ubican los bancos- no hay tanto dorado porque representa a la tierra. Por eso está esa especie de pared, esas son las puertas del cielo,así se las llama. Están muy trabajadas artísticamente. Está cerrado ahora, pero cuando empieza la misa se abren,  porque el cielo se abre cuando la gente va a encontrarse con Jesús” indicó.

Esta iglesia ucraniana se encuentra en la ciudad de Posadas, por avenida Rademacher 2885. Desde lejos pueden divisarse sus hermosas cúpulas de color dorado que decoran la fachada exterior.

La parroquia tiene planeado realizar un almuerzo pascual el 5 de mayo para celebrar la Pascua. Dicha jornada finalizará con la fiesta “haivke” y juegos en familia. Más información puede obtenerse a través de la red social facebook.

Para aquellos que recién llegan a la ciudad y deciden  conocer un poco más de la capital misionera, pueden comenzar su recorrido en  esta iglesia, o bien animarse a caminar por la Costanera de Posadas. También el Jardín Botánico resulta ser un espacio para pasar una tarde tranquila, junto a los vecinos del lugar que realizan ferias y actividades musicales.

El microcentro ofrece al turista varias opciones gastronómicas y tiendas para comprar. El descanso se puede concretar en el Parque Paraguayo donde el Museo Regional Anibal Cambas se suma a los varios centros históricos de la ciudad. 

Únicas en la región
Sin dudas que la zona sur de Misiones ofrece a los ciudadanos y visitantes un abanico de posibilidades que incluyen visitar la Iglesia San Pedro y San Pablo, La Santísima Trinidad del rito ucraniano, en la localidad de Azara y la Iglesia San Antonio de Padua que ofrece además la particularidad de una representación única en la provincia de Misiones, la ceremonia del Cristo Yaciente en la Cripta de dicha Parroquia.

La iglesia que posee un misterio
Solo existen tres Iglesias con criptas similares en la Argentina, una en la provincia de Córdoba, otra en Buenos Aires y la restante se encuentra en la localidad de Azara, única en la región. Para muchos es obligatorio  estar presente una vez al año en la iglesia San Antonio de Padua para presenciar  ese misterio: la existencia de una cripta de piedra debajo del presbiterio de la iglesia, con una gruesa puerta de madera que todos los viernes santos se abre al público para dar paso a la imagen del Cristo Yaciente. Momento en donde los fieles están en grupo en meditación, oración y cánticos. La cripta entonces está repleta de fieles que reflexionan, cuestionan su accionar diario y cantan alabanzas.

Esta cripta es de origen antiquísimo, se remonta a los primeros colonos de Azara, que colaboraron con la construcción acercando piedras, en sus carros polacos desde sus chacras, para su realización. La Iglesia de “San Antonio de Padua” se remonta al año 1918. Quienes tengan la posibilidad de llegar a Azara no pueden dejar de visitar el Camping Municipal “Chimiray”, balneario cuenta con quince hectáreas con quinchos, parrillas, luz eléctrica y sanitarios.  Para los amantes del deporte, el balneario Chimiray cuenta con canchas de fútbol, voley playero y área de natación y de canotaje.

Iglesia Ortodoxa Rusa
La localidad de Tres Capones se encuentra en el cruce de dos rutas, la provincial N°2, que la comunica con Azara y Concepción de la Sierra y la ruta provincial 202, que la conecta con Apóstoles. Tres Capones ofrece el pintoresco templo de la Iglesia Ortodoxa Rusa, en la cual se pueden observar cúpulas y naves, la enorme campana de la que existen sólo tres en todo el mundo y sus inusuales características arquitectónicas que datan del año 1902. Vale mencionar que campanas similares a las de la Iglesia Ortodoxa Rusa de Tres Capones hay sólo en Moscú (Rusia) y en Toronto (Canadá). En su interior, este majestuoso templo sagrado guarda verdaderas obras de arte que merecen ser conocidas más allá de la religión que se profese.

También y aprovechando el viaje a Tres Capones, el recorrido puede continuar para dar paso a visitar la Iglesia Ucraniana, cuya estructura respeta y resalta toda la cultura y religiosidad de su origen, remontando al visitante a la Ucrania natal de sus antepasados.

Iglesia Santísima Trinidad
La Iglesia Santísima Trinidad fue construida en el año 1925. Se trata de una obra llevada adelante por el apostoleño Martín Sviderski,  allá por el año 1937. Un pintor de apellido Azmetow llevó adelante los bellísimos dibujos en sus paredes y la bóveda.

Ya en la década de 1950, el constructor apostoleño Carlos Butiuk construye las torrecillas bizantinas “acebolladas” y el campanario tipo espadaña.

Una de las tradiciones más bonitas y esperadas por todos los feligreses es Semana Santa,  es la de la bendición de las canastas con alimentos, donde los vecinos de la ciudad junto a sus familiares y muchas familias se suman año a año para llevar adelante rituales y costumbres traídos de Ucrania e incorporados a la comunidad apostoleña. Se destacan los pesankes (huevos decorados) como uno de los principales rituales bizantinos en cuanto simbolismo de Fe y trabajo.

Además de esta bella iglesia, el turista que recorre Apóstoles puede acercarse a la Casa del Mate. Allí, generalmente se realizan  exposiciones temporales en su salón central y anexos laterales.  Hay atención al visitante y servicios de información turística y matería.

Semana Santa con sentimientos
El viejo Cruce kilómetro 260 del trazado antiguo de ruta nacional 14, devenido hoy ciudad San Vicente, tiene cosas para admirar  y sentir en cualquier estación.
Una de sus “joyas” arquitectónicas es el imponente templo parroquial  que sobresale a distancia por su volumen y altura. El campanario supera los 30 metros de fondo, al frente 50 metros, según el flamante Párroco Julián Duarte, formoseño criado en Ituzaingó y ordenado en Misiones.

Semana Santa -o cualquier otra época- puede marcarse para una escala profunda y cálida, admirando arquitectura inspirada en referencias distantes. En la franja turismo religioso, San Vicente dispone de un espacio para la reflexión. Donde -de 1970 en adelante- gente macanuda,  afectiva y eficiente levantó en 18 años la Parroquia San Vicente de Paul.

Casi leyenda, el padre Jorge Maniak (81) andaba por sus pagos natales -Puerto Greña, sobre el mar Báltico al norte de Polonia- y descubrió un templo cuyos moldes le llamaron poderosamente la atención: “con formas de un barco navegando, cuyos feligreses eran gente de mar”. Regresado a Misiones el religioso transmitió a los devotos sanvicentinos su loca idea: copiar y edificar acá un templo similar. La idea germinó en tierra fértil. El proyecto copiado tuvo algunas modificaciones para la versión misionera. Y es lo que hoy se ve.  “De aquél lugar fue el papa Wojtyla, la iglesia San Pedro Apóstol de allá es más pequeña que ésta levantada en San Vicente” reveló Duarte.  “En aquél puerto  fondean barcos que viajan a  Dinamarca. Creo que una de las rarezas es mostrar aquí un barco en territorio, con decorados que le dan originalidad y belleza”.

La Semana Santa ya comenzó con una programación previa y proseguirá con bendición de ramos en el mástil mayor del cruce Libertador y Constitución a la Catedral; se visitará el paraje San Alfonso -ruta 14 ex kilómetro 95-, celebraciones varias en los barrios y capillas del interior; el sábado santo Vía Crucis y Pasión del Señor, Bendición del Fuego, cirio Pascual y otros en las comunidades rurales.

La feligresía y los visitantes pueden recorrer la admirable basílica con sólo pedir permiso. El presbiterio puede albergar más de 500 personas, el subsuelo a la vez dividido en cuatro salas para 40 ocupantes y otra mayor para 200 usuarios.  Es un local símbolo de fe y trabajo compartido. Cientos de vecinos ayudaron con mano de obra y materiales a lo largo de 18 largos años para culminar este monumento de la devoción y a la reconciliación.

Cualquier  curioso que circule por la región, tanteando tomarle el pulso a las propuestas turísticas, podrá fácilmente distraerse con los atractivos que la naturaleza desparramó alrededor: a poca distancia de ruta 14 el Jardín Botánico abriga hermosos ejemplares de chachí gigantes; tomando la nueva ruta 221 y atravesando quintas a 11 kilómetros de la 213 desviando hacia el oeste por picada de chacras, se llega al Salto Golondrina, en curiosa ubicación porque está en el cuádruple límite de Dos de Mayo, Aurora, San Vicente y El Soberbio. Otros saltos a descubrir son el  Virgen de Itatí, El Maynó.

Otras curiosidades que puede encontrar el visitante  el templo de la Iglesia Ucraniana del rito bizantino y la Iglesia Luterana que ostentan interesantes particularidades.

Oberá y sus bellezas
La Parroquia Santísima Trinidad perteneciente a la Iglesia Ortodoxa Rusa del Patriarcado de Moscú está en Oberá y a diferencia de la comunidad católica, celebran la Semana Santa con una semana de diferencia, pero están siempre predispuestos a recibir turistas y dar a conocer su religión.

“Antes teníamos sólo las iglesias en las colonias y desde el 6 de junio de 1992 estamos con nuestro propio templo en la ciudad de Oberá, pero seguimos asistiendo a los fieles en las colonias”, comenzó contando el Padre Bartolomé Oviedo, que recibió a El Territorio para dar a conocer sus tradiciones religiosas.

La particularidad es que la iglesia se encuentra bien iluminada y estaba previsto que hayan vitrales, pero decidieron que sean transparentes los vidrios porque demuestra la irradiación de la luz que llega desde las alturas.

Mientras que las cúpulas son en forma de gotas de agua, que se manifiesta como gracia divina que se derrama en el lugar y en el mundo. Se puede encontrar candelabros para la celebración de las misas especiales, como las misa para los difuntos. Es un candelabro donde hay espacio para cada vela que representa a la personas a las que se le rinde homenaje en la misa.

En el templo no se encuentran imágenes como esculturas, poseen en cambio íconos (cuadros), porque -sostienen- que los íconos son la imagen viviente del padre y las esculturas son obras artísticas.

“Normalmente cuando hay eventos organizados por la dirección de cultos municipal, estamos dentro del circuito religioso y recibimos a los turistas, recorren y participan de las actividades”, manifestó Oviedo.

La iglesia tiene forma de una cruz y se caracteriza por la iluminación de sus ventanales para la presencia divina. Además todas las iglesias ortodoxas tienen cúpulas como gotas de agua que derraman gracias divina. A diferencia del culto católico, los ortodoxos rusos tienen una semana de diferencia para celebrar la Semana Santa y figuran en el recorrido cultural religioso de Oberá.

En Semana Santa, muchos feligreses católicos, además de celebrar la resurrección de Jesús, aprovechan para hacer turismo y conocer otros templos en un circuito religioso que tiene preparado Oberá y toda la zona centro.

Ya se que visita tan hermosa ciudad, no se puede dejar de conocer el Complejo Turístico Salto Berrondo, que cuenta con dos sectores, uno superior y otro inferior, el cual mantiene su vegetación natural en gran medida y así, se pueden encontrar ejemplares de Guatambú (Balfourodendron riedelianum), Peteribí (Cordia trichotoma), Tipa o Palo Rosa, María Preta (Diatenopteryx sorbifolia) y Anchico (Parapiptadenia rígida). Otro de los saltos bellos que se pueden visitar es el de la cercana localidad de Guaraní. El Salto Krisiuk posee cuatro saltos de entre seis y ocho metros de altura, conformando una hermosa pileta natural.

Iglesia Ortodoxa San Jorge
La Iglesia Ortodoxa San Jorge está ubicada en el lugar de la antigua Misión Jesuítica de Nuestra Señora de la Encarnación de Itapúa. Es decir ocupa un espacio dentro de lo que fue el inicio de la ciudad como Misión, fundada por el hoy único santo paraguayo San Roque González de Santa Cruz.

La belleza de esta iglesia se puede apreciar en su interior, la iconografía es bellísima, con colores vivos. Su construcción fue impulsada por inmigrantes ucranianos y rusos que habitan desde hace muchos años la región de Itapúa.

Los feligreses unidos en un gran esfuerzo, permiten que su conservación y mantenimiento. Su arquitectura llama la atención por lo pintoresco de sus colores y formas, reflejando las construcciones eslavas y medievales de Rusia, dándole un contraste a la arquitectura tradicional de la ciudad.

Un lugar diferente para ver desde afuera, por la forma en que está decorada, a esto se suman las ilustraciones de los santos. La iglesia no es muy grande, pero sí es muy acogedora, ideal para reflexionar y meditar.

La plaza que está al frente - la Plaza de Armas- es la más linda de la ciudad y en ella se reflejan monumentos alegóricos a la pluriculturalidad de su población. Alberga a 26 colectividades que viven en paz. A unas pocas cuadras alrededor se encuentran distintas iglesias de diferentes ritos que enriquecen la oferta de turismo religioso de la ciudad.

Encarnación está a solos unos  pasos de la ciudad, por lo que animarse a recorrerla turísticamente no es una mala opción.

La ciudad posee tres playas importantes que son de gran atractivo turístico en épocas de verano y los visitantes suelen llegar a pasar el día.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina