Se triplicó en Misiones la cantidad de chicos que asisten a los merenderos

Jueves 19 de septiembre de 2019
Control de peso y talla en cinco municipios de Misiones.
Griselda Acuña

Por Griselda Acuña interior@elterritorio.com.ar

El 33,4% de los niños y adolescentes que concurre a merenderos de la provincia está malnutrido. El relevamiento semestral de talla y peso fue realizado por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci) y Barrios de Pie bajo la denominación Detección Precoz de la Malnutrición. Y se detalla que la malnutrición en el país llega al 43%, o sea, diez puntos más que Misiones. Los resultados del trabajo de campo fueron presentados ayer en Buenos Aires.
A nivel nacional fueron censados 24.700 chicos, un 40% más que hace dos años cuando la cifra era de 17.500 niños y adolescentes. Desde Barrios de Pie destacan que los números del censo responden a chicos que fueron medidos y pesados, en tanto no es el total de comensales. Por lo que aducen que la cifra que asiste a merenderos podría ser superior.
La muestra contempló catorce provincias argentinas, entre las cuales se encuentra Misiones, donde se relevaron 20 merenderos que tiene el movimiento social, distribuidos en los siguientes municipios: Posadas, Garupá, Candelaria, Gobernador Roca y San Vicente.
“Nos viene dando ese porcentaje desde que iniciamos con el relevamiento, hace tres años (...) Igual, estamos detrás de las cifras de Chaco y Buenos Aires, que superan el 40% de malnutrición”, explicó en diálogo con El Territorio, Cristian Godoy, estudiante avanzado de Enfermería que está a cargo del área de Salud de Barrios de Pie, en Misiones. 
Otra consideración que preocupa es el incremento de comensales, es decir, en 2017 unos 400 chicos asistían a los merenderos; mientras que en 2018 el número ascendió a 800 y este año se ubicó en 1.300 aproximadamente. “No sólo se triplicó la cantidad de chicos que van a los merenderos sino las edades, ahora también va gente grande, adultos mayores, en busca de comida”, sostuvo Godoy. 
“Justamente hacemos este trabajo para que se declare la emergencia alimentaria, porque vemos que los números siguen creciendo; ahora que se aprobó en Misiones queremos colaborar con la provincia”, añadió.
La situación que atraviesa la población misionera no dista de lo que ocurre a nivel país. El censo es, en alguna medida, un reflejo del impacto de la política nacional llevada a cabo por Mauricio Macri.

El relevamiento
“Sobre un total de 1298 niños y adolescentes de 2 a 19 años, según el Índice de Masa Corporal (IMC) el 33,4 % se encuentra en alguna de las variantes de malnutrición, destacando la preeminencia de los indicadores por exceso, sobrepeso 18% y obesidad 13,1% que superan significativamente al indicador por déficit alimentario, ya que en bajo peso encontramos un 2,2% de los niños”, señala el estudio al cual accedió El Territorio.
La población fue organizada en tres grupos etareos: primera infancia de 2 a 6 años (431), segunda infancia de 6 a 10 (490) y adolescencia de 10 a 19 años (377). “Se trata de niños y adolescentes que asisten a merenderos, comedores, clubes y espacios comunitarios, ubicados en barrios en situación de alta vulnerabilidad sociosanitaria, cuyos padres en su mayoría son titulares de programas sociales con transferencia de ingresos”, advierte el informe.
 La información deja en evidencia la existencia de problemas crónicos y estructurales en una buena parte de la población,  para acceder a alimentos nutritivos en cantidad y calidad necesarios.
“Cuando analizamos según el Índice de Masa Corporal los indicadores que presentan el total de los niños de 2 a 19 años, sin discriminar grupos etarios, en comparación con el primer semestre 2018, registramos un aumento de los valores de malnutrición, la cual pasa de 30,25% al 33,3%”, señala el estudio haciendo referencia puntualmente a Misiones.
“Otro aspecto que nos permite profundizar la evaluación nutricional resulta de organizar a la población relevada en grupos etarios, allí se destaca en los niños de 2 a 6 años un significativo incremento de la malnutrición, del 23,32% al 33,2%, lo cual moviliza y causa alta preocupación ya que se trata de niños que se encuentran atravesando una etapa prioritaria en la que resulta necesario un aporte alimenticio rico en nutrientes”, analiza el escrito en sus conclusiones.
“En relación al indicador talla/edad, debe ponernos en alerta los porcentajes que indican baja talla, de 35 niños (2,7 %) y adolescentes de 2 a 19 años, presentan acortamiento. Aunque las causas son variadas, la principal sigue siendo la desnutrición crónica, o sea niños que durante largos períodos de su vida no han recibido los nutrientes necesarios para tener un desarrollo acorde. Puede ser debido tanto a falta de aporte alimentario como a procesos infecciosos crónicos que produzcan esta situación u otras enfermedades”, se explaya el informe.

Metodología
La detección precoz de malnutrición se realizó mediante técnicas antropométricas que implicó la toma de medidas corporales (peso, talla), la construcción de índices que establecen relaciones entre esas medidas, la edad y el sexo de los niños y adolescentes, y por último la comparación con tablas de referencia.
Se implementaron espacios de formación para promotores de salud, donde se capacitaron en la técnica de toma de peso, talla, uso y  manejo de las tablas antropométricas y percentilaje.
Se estandarizaron todas las técnicas y se definieron las variables, indicadores y criterios para la evaluación nutricional, según recomendaciones formulados en  la Guía Operativa sobre Evaluación del Estado Nutricional de Niños, Niñas y embarazadas mediante Antropometría del Ministerio de Salud de la Nación, edición 2009. 
Se utilizaron las curvas de crecimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS), adoptadas a partir del 2007 por el MSN, para la valoración individual del indicador talla-edad en el tramo de 6 a 19 años. 

“Las familias se acercan porque tienen hambre”

Según un informe del Centro de Política Económica Argentina (Cepa), con los valores actuales no alcanzan para los nutrientes que necesitan los chicos de entre 2 y 17 años. “El informe refleja la realidad actual en la cual nos encontramos. El 28 de septiembre cumplimos diez años de funcionamiento y una de las cosas que nos ayudó muchísimo, es que meses después la Asignación Universal por Hijo pasa a ser una política nacional”, sostuvo Samuel López, director del Hogar de Día de Posadas, en diálogo con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva. “Nosotros, en el Hogar de Día, cubrimos cinco de las seis comidas sugeridas por los especialistas y nos hemos dado cuenta en este último tiempo es que los padres también pedían almorzar acá. Esto nos obligó a replantearnos el trabajo, dado que nuestro objetivo es contener al niño hasta los 18 años. Es un fenómeno que se está dando: las familias se acercan hasta acá porque tienen hambre, por falta del alimento diario, lo cual refleja el resultado de las políticas económicas nacionales que están siendo implementadas”, manifestó López.

En cifras

1.298

chicos de entre 2 y 19 fueron relevados en el primer semestre de este año. Del 33 % que padece malnutrición, un 18 % es por sobrepeso.

20

Merenderos del Movimiento Barrios de Pie formaron parte de la muestra en Misiones, ubicados en: Posadas, Garupá, Candelaria, Gobernador Roca y San Vicente.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina