Se cumple un año del femicidio de María Belén en el barrio El Progreso

Miércoles 12 de febrero de 2020 | 03:00hs.
Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo fojacero@elterritorio.com.ar

A Sebastián Estridel (22) lo vieron caminando muy nervioso en la Terminal de Ómnibus de Posadas en horas de la noche. Allí se encontró con su suegra y la pareja de ésta, quienes lo abordaron y preguntaron qué hacía a esa hora allí. “Me peleé muy feo con María Belén y salí a caminar”, dijo. 
Tenía dos arañazos en el cuerpo y ante la insistencia de la pareja de saber qué había pasado, sólo expresó “le pegué muy feo” y que se iba a entregar a la Policía. La madre de la joven de apenas de 17 años salió corriendo para el inquilinato que la chica compartía con Estridel y se encontró con el peor de los escenarios: había sido asesinada. 
Los hechos ocurrieron hace exactamente un año, el 12 de febrero de 2019. María Belén González (17) se convirtió en la primera víctima de femicidio en Misiones ese año, 48 horas antes del día de los enamorados. Su cuerpo desnudo, terriblemente dañado, estaba en un inquilinato del barrio El Progreso sobre un charco de sangre. 
Se trata de una pequeño departamento sobre la calle Salvador Miqueri, a unos pocos metros de la colectora de la ruta nacional 12, esquina que está a tres cuadras de la rotonda de ingreso a la localidad. En las primeras horas del 13 de febrero, toda la cuadra se llenó de efectivos policiales, quienes trabajaron bajo la supervisión de las autoridades del Juzgado de Instrucción Uno de Posadas. 
La autopsia, un día después, agregó aún más conmoción a toda la sociedad, ya que se detectó que la adolescente estaba embarazada de tres meses. Muchos de sus cercanos, como su propio padre, se enteraron del bebé en camino al mismo tiempo que les contaron sobre el terrible crimen. 
Los forenses también develaron la saña del homicida. La joven tenía 13 puñaladas en diferentes partes del cuerpo y se determinó que las que dañaron la aorta y la tráquea fueron las mortales. En el lugar de los hechos se pudo incautar un cuchillo señalado como el arma homicida. 

Su historia
María Belén fue descripta como una persona muy alegre y divertida, que mantenía un vínculo muy fuerte con su madre y una buena relación con su padrastro. Tal vez por esta razón les siguió los pasos, primero a Puerto Rico -donde conoció a Estridel- y después a la capital misionera.
Nació en Puerto Leoni, pero la mayor parte de su vida transcurrió en Ruiz de Montoya. Además de su padre y su hermana, su familia estaba compuesta por otro hermano que había muerto dos años antes -cuando tenía 16- a causa de una discapacidad.
Justamente en Ruiz de Montoya, junto a su hermano, fueron enterrados sus restos. El padre de la víctima, Hilario González, dijo entonces que no podía creer el daño que le habían hecho a la joven, al punto que no podía creer que solamente una persona había participado del crimen.  
María Belén se había instalado con el presunto asesino ocho meses antes en el lugar donde le terminaron dando muerte. Los pocos vecinos del lugar, que está justo en la entrada de una hormigonera, señalaron en su momento que no habían notado situaciones a destacar sobre su convivencia.
Apenas los veían caminar por el barrio cuando salían a hacer una actividad y tampoco había denuncias por violencia de género.
Respecto al acusado, fue pocos minutos de la secuencia que se reconstruye al principio del artículo en la intersección las avenidas San Martín y Chacabuco, cerca de la Comisaría Decimosexta. El viernes 15 de febrero fue trasladado al Juzgado de Instrucción Uno de Posadas, donde el juez subrogante Fernando Verón lo imputó por el delito de homicidio calificado doblemente agravado por el vínculo y por violencia de género. Es decir, femicidio.
Poco tiempo después se conoció que la Justicia decidió su prisión preventiva y el traslado a una unidad penitenciaria. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina