San Pedro: la nocturna, reconocida por su proyecto “Escuela Solidaria”

Jueves 14 de noviembre de 2019 | 17:00hs.
Foto: Carina Martínez.
Hace más de un año y medio, alumnos y docentes de la escuela de jóvenes y adultos, CEP 34, de la capital de la Araucaria trabajan para mejorar el aprendizaje de niños del carenciado barrio San Miguel. La actividad es llevada a cabo de forma voluntaria y recibió una mención de Honor del Premio Presidencial Escuelas Solidarias 2.019, por la experiencia educativa “Caritas Felices” que resulta muy valiosa porque forma a los estudiantes en los valores de solidaridad y participación ciudadana.  

La mención es una de las cien que la coordinación nacional del programa nacional Escuelas Solidarias, designa anualmente para identificar y  dar visibilidad a las buenas prácticas que miles de docentes y estudiantes realizan desde sus escuelas a lo largo y ancho del país. Esta fue la XV convocatoria al mencionado premio, donde se presentaron mil experiencias de las cuales la iniciativa del CEP 34, se encuentra entre las más representativas dentro de la provincia de Misiones y presenta los rasgos esenciales de una experiencia educativa solidaria de calidad.

La propuesta que sábado tras sábado llevan adelante alumnos que cursan el tercer año, junto a los docentes de la institución educativa, resulta muy importante para el barrio, ya que no solo brindan clases de apoyo en las áreas de Matemática, lengua, Ciencias Naturales y Psicología,  debidamente planificada de acuerdo a las dificultades y grado que cursan los más de cincuenta niños que asisten al espacio que, en un primer momento funciono bajo la sombra de unos árboles hasta que con enorme esfuerzo lograron construir un quincho, al que le pusieron el piso para mayor comodidad.

Sino que se muestran involucrados con distintas problemáticas y necesidades que notan en el lugar. Es así que, realizaron una cadena solidaria para juntar donaciones de ropas, calzados, útiles escolares, juguetes, artículos de cocina y mercadería para el merendero “Niño Jesús” que crearon luego de que comenzaron con la ejecución del proyecto y en esa parte contaron con  ayuda de la Cooperativa OPFAL.

 Estas donaciones llegan desde Buenos Aires, Posadas, San Pedro y vicegobernación, en tanto, para costear el gasto de traslado de las mismas,  realizaron eventos dentro de la institución escolar  para juntar fondos, como ser la “Fiesta de las Culturas”. 

“Estamos muy felices, porque muchísimas personas son parte de esto”, expresó la profesora Rosemarie Quintana a cargo del proyecto, haciendo referencia a cantidad de gestos solidarios que han recibido y el compromiso de los alumnos.

Por su parte el director del establecimiento, profesor, Ernesto Añais, sobre la grata noticia, sostuvo a El Territorio, “esta mención nos da un impulso para continuar trabajando con nuestros alumnos por aquellos niños que nos necesitan, y que están cada sábado esperando ansiosos estudiar, jugar y compartir una merienda”.

El reconocimiento es gratificante, más allá de todo el avance y mejora que notan en los niños, e impulsa a toda la comunidad educativa a seguir por esta senda, porque si bien reciben un fondo por parte del programa, tanto los alumnos como docentes, aportan una parte fundamental de recursos y valioso tiempo, en pos de mejorar la calidad de vida de los niños y sus familias. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina