Salud y sonrisas

Miércoles 14 de agosto de 2019
Agustina Rella

Por Agustina Rella sociedad@elterritorio.com.ar

Más agasajados que nunca, este mes les pertenece y no sólo hace recordar los derechos inalienables que portan, sino también permite compartir más tiempo, más juegos  y más mimos. Los niños celebran  y son celebrados. En ese marco, agosto también es especial para los pacientes del Hospital Pediátrico Fernando Barreyro, que gozan de actividades lúdicas prácticamente todos los días del mes. Ayer, por ejemplo, se desplegó una feria itinerante en el jardín frente al hospital, a modo de kermés con juegos didácticos, el ya clásico maquillaje artístico, atriles para pintar, entre otros que organizó la Clínica de Juguetes.
Así, cientos de chicos que pasaron por pediatría para distintas consultas a la mañana, tuvieron su recreo para cazar pescaditos, tirar al blanco y volverse a casa con globos y juguetes además de un diagnóstico.
Silvia Itatí, del barrio Cocomarola, se mostró exultante y participó de casi todas las trivias; la de completar las palabras fue una de sus preferidas. Su papá aplaudió la propuesta, que fue una grata sorpresa en el camino a la visita médica que necesitaba su mujer.
En tanto, Luciano, de unos pocos años de edad, rodeado de familiares, volvió feliz a su hogar cerca de Candelaria (a 18 kilómetros) con media cara transformada en Spider-man. Así, la salida se hizo más amena, ya que para llegar a tiempo debieron salir a las 4 de la madrugada de su casa.
Alrededor de 500 o 600 niños pasan día a día por el pediátrico de Posadas, provenientes de distintos puntos de la provincia y zonas aledañas.
Lo de ayer, así como las visitas de muchos otros voluntarios que se esperan en estos días, son un buen recordatorio de que las acciones simples, sin mucho espectáculo, son sensacionales y pueden cambiarles el día a muchos, grandes y chicos.
En esta línea, desde el hospital recuerdan que todas las actividades son bienvenidas. Es necesario presentar una nota y, confirmada la viabilidad, se dispone una fecha en agenda. Lo único que se restringe es la comida, dado que al ser niños con patologías, el personal de salud tiene potestad alimentaria sobre los pacientes.
Mientras, una pequeña de Corpus eligió el atril como su pasatiempo favorito y se detuvo pacientemente a dibujar una casita, otra de Jardín América ofrecía su cachete como lienzo para los colores más estridentes. A pesar del viento frío y de que nadie elegiría un hospital como su lugar de recreación, el patio se convirtió en una plaza donde el disfrute y la risa fueron los protagonistas bajo un abrazador sol. 
Además de antifaces, pinturitas y juegos, los más pequeños se llevaron cada uno un juguete como regalo del Día del Niño y el gesto para algunos fue una gesta que llenó de estupor. Oriunda de Apóstoles, una niña contó que nunca había tenido un peluche y ese era su anhelo. Atentos, los chicos de la Clínica de Juguetes lograron entregarle un Sapo Pepe impecable, que se llevó feliz a su casa. 
Asimismo, los personajes como Mickey y Minnie le dieron el toque de color y después de pasearse por el lugar,  saludaron a los casi 100 chicos que permanecen internados. 

Restaurando sonrisas
Dejan como nuevos juguetes usados que son donados. Esa es la labor que comenzó tímidamente entre unas 5 o 6 personas y que hoy reúne a 30 voluntarios en la Clínica de Juguetes situada en avenida Urquiza 2728, casi Lavalle. 
Habiendo vivido algunos sucesos “extraordinarios”, como la “milagrosa reproducción de juguetes” en una jornada en la que pensaban no llegaban a cubrir con regalos la cantidad de niños que se dieron cita, entendieron que el proyecto era el camino correcto e instan no sólo a la donación, sino a la participación activa de esta asociación, mayormente conformada por jóvenes empleados estatales. 
“Juegan, aprenden, es un mimo al alma”, entendió Rolando Olmedo, al frente de la iniciativa mientras relató que, debido a la multiplicidad de pedidos, seguirán de feria itinerante en distintos puntos de la ciudad, hasta septiembre al tiempo que  la puesta en valor de juguetes también tendrá su apogeo cerca de Navidad. 

Para agendar

Festejo en el hospital.
Hoy el Pediátrico se moverá al ritmo de la zumba con Dani Toledo y también se descubrirá un mural de ‘Nada que perder’. El domingo habrá cosplay de Star Wars y el viernes 23 irán los abuelos de la Escuela Especial 65 con regalos.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina