Salto de calidad

Sábado 6 de junio de 2020 | 01:00hs.
El circuito terrado se encuentra en el barrio Itaembé Miní y está terminado en un 90 por ciento
Cristian Avellaneda

Por Cristian Avellanedadeportes@elterritorio.com.ar

Dicen que el tiempo es lo más valioso que una persona puede gastar, por lo que invertirlo en proyectos es una idea acertada, aún más con este presente de exclusiva incertidumbre.
En el barrio Itaembé Miní un grupo de bikers aprovechó la cuarentena para terminar de levantar con sus propias manos un viejo anhelo de años: la primera pista de BMX Dirt Jump de Posadas y la única de la provincia.
Se trata de un circuito terrado especialmente preparado para ejecutar saltos con bicicletas BMX y MTB. El Dirt Jump es una de las tantas modalidades de freestyle, en el que los bikers no sólo se impulsan y saltan, sino que además realizan figuras acrobáticas en el aire.
La pista es todo un logro para estos entusiastas que cuentan con el misionero Christian Feltan Prats, rider profesional, como el principal impulsor de tamaña obra. “Aprovechamos una calle que no estaba terminada en la zona de quintas donde vivo y que daba a un terreno de cuatro hectáreas para empezar con este proyecto hace ya 13 años. Cuando fuimos creciendo le pedimos permiso a los vecinos y después a la Delegación de Itaembé Miní para solicitar autorización a la Municipalidad”, contó el posadeño de 30 años.
“En Apóstoles ya existía una pista pero quedó abandonada con la llegada del bike park a la ciudad. Entonces lo vi con buenos ojos a esta idea y empezamos a darle forma a la pista junto a Nicolás Valdez (rider de prestigio nacional)”, agregó.
El dúo tuvo un golpe de fortuna que marcó el inicio de la obra. “Justo estaban haciendo un movimiento de suelo en una de las calles aledañas porque iban a poner empedrado...aprovechamos para que esa tierra removida la depositen en la pista, no sin antes limpiar el terreno y dejarlo apto. Los camiones descargaban y así le fuimos dando forma a las primeras rampas”, recalcó Feltan.
Por distintas circunstancias, la obra se vio interrumpida en muchas ocasiones producto de la rutina de sus impulsores y la llegada del bike park a la Costanera posadeña, pero la cuarentena obligatoria fue clave para renovar energías y terminar el proyecto. “La pista quedó a medio terminar por siete años; en ese tiempo competí por el mundo y me maravillé con los circuitos que vi; entonces volví con la idea de reactivar el proyecto y lo empecé a hacer solo desde el 2016. Este año, como no podíamos hacer otra cosa por la cuarentena, alquilamos máquinas para darle forma definitiva al circuito junto a otras cuatro personas”.
Hoy la pista, que recibe el nombre de ‘PM Trails’, se divide en dos partes con una línea de cinco saltos grandes y una serie de olas junto con otros dos saltos medianos que tienen mesas para los más chicos o principiantes. Todavía resta cerrarla, algo que no sería inconveniente de contar con la maquinaria (retroexcavadora como principal herramienta) y la ayuda de personas que se quieran sumar a este proyecto casi terminado.
“Mi objetivo es armar una escuelita y poder enseñar la disciplina a los chicos de la zona. Cuando se levante la cuarentena definitivamente vamos a hacer una exhibición y en un futuro ojalá podamos traer torneos provinciales”, se aventuró Feltan. Lo cierto es que el sueño ya está materializado.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina