Salguero internacional

Miércoles 8 de mayo de 2019 | 06:30hs.
María Elena Hipólito

Por María Elena Hipólito sociedad@elterritorio.com.ar

Fue por una invitación de su entonces preceptor de la secundaria nocturna en la Comercio 18 que Cristian Salguero empezó a participar de talleres de teatro. Fue a una clase por curiosidad y conoció allí a dos grandes maestros que lo marcarían para siempre, Eduardo Giménez (su preceptor) y la actriz y directora Carolina Gularte
De esto ya pasaron bastantes años pero ya en aquel momento Salguero supo que quería dedicarse para siempre a la actuación. Es así que este pibe de barrio que no olvida sus orígenes en Parque Adam de Posadas en la actualidad puede sentirse orgulloso de vivir de trabajar de lo que le gusta.
Más allá de los logros en el ambiente cinematográfico y televisivos pasados, Salguero puede anotar uno más en su currículum profesional: Delfín, la película de Gaspar Scheuer que lo tiene como protagonista se estrenará y estará en competencia en la sección Cannes Écrans Junior del prestigioso Festival de Cannes que se realizará del 14 al 25 de mayo, en la ciudad francesa homónima.
En Delfín, el actor misionero interpreta a Luis, un padre soltero cuyo hijo de 11 años -que se llama como la película- toca el corno francés y sueña con formar parte de la orquesta municipal de otro pueblo.
“Vivimos juntos en Los Toldos y ahí tenemos nuestra historia. El niño tiene un gusto por la música, quiere tocar el corno francés y entrar a una orquesta y como en su pueblo no hay tiene que ir hasta otro para anotarse. A todo esto su padre no tiene dinero para anotarlo y él se manda igual sólo a una competencia y se pierde en el camino. Es ahí donde Luis comienza a buscarlo por todos lados”, contó a El Territorio.

Perfil bajo
El rostro de Cristian Salguero apareció por primera vez en La Patota, la remake del filme de 1960 que fue dirigida por Santiago Mitre y rodada en la tierra colorada. El filme estrenado en 2015, y donde encarnó al líder de la patota, recibió importantes premios en festivales como el de Cannes y Sebastián, entre otros tantos.
Con El invierno, de Emiliano Torres, viajó a San Sebastián, lo que significó una experiencia importante para él. También participó de El silencio del cazador, de Martín Desalvo, Los que vuelven, de Laura Casabe, así como de La creciente y las dos temporadas de la serie Un gallo para Esculapio, que se vio por Telefe y TNT, entre otros.

Ficha técnica

Delfín.
Fue escrita y dirigida por Gaspar Scheuer. Tiene producción de Tarea Fina, compañía que lidera Juan Pablo Miller. Cuenta con las actuaciones de Marcelo Subiotto, Valentino Catania, Cristian Salguero y Paula Reca.


En esa línea, Salguero sostuvo que aún no se acostumbra a tanta exhibición y siente una especie de “orgullo con vergüencita”. “Soy más anónimo, no me gusta mostrarme mucho, no lo disfruto. Pero claro que estoy contento de que mis trabajos se vayan afuera y que se vean en el país también, me gusta mucho lo que dice la gente como el: ‘Me gusta lo que hacés’, ‘te creo’, entonces digo: ‘Qué lindo que mi trabajo le llegue a la gente’”, destacó.

Al final hay recompensa
¿Cómo ve al Cristian que recién empezaba y al que ahora tiene una carrera estable en la actuación? “Los dos están re perdidos porque nunca termino de caer en que estoy trabajando de esto, de cómo se dio todo, desde que empecé se dio una detrás de la otra. No me di cuenta y ya hace cinco años que estoy trabajando y viviendo en Buenos Aires”, respondió con gracia.
Sucede que el actor había viajado a Buenos Aires para ver si se grababa El invierno y desde ese momento no se fue más. No obstante, contó: “Hubo momentos en los que caí porque no había trabajo, quedé muy mal y con unas changas más o menos me arreglaba. Lo que sí me permite vivir ahora en Buenos Aires es el cine”.
Entre los proyectos que tiene en carpeta son dos películas de época, una de ellas basada en El Matadero de Esteban Echeverría en coproducción con España. Mientras tanto continúa perfeccionándose de manera autodidacta y con amigos.
Al mismo tiempo, comparte sus experiencias con otras personas. Desde al año pasado lleva adelante con otro misionero que vive en Buenos Aires, Fabián Benítez, un taller de introducción al cine. “Fue declarado de interés social por la Legislatura de Buenos Aires así que estamos contentos. Les damos clases a la gente de los barrios bajos y del interior del país y de Paraguay, que hay muchos acá en Buenos Aires”, señaló.
“Tarda en llegar y al final hay recompensa”, dice la canción Zona de promesas de Gustavo Cerati. Y esto da cuenta de que con esfuerzo y trabajo se puede llegar muy lejos aunque parezca que no.
Por eso Salguero, dejó un mensaje para los que como él quieren lograr sus sueños: “Les diría que si tienen ganas de hacer algo que lo hagan, que no importa si tienen éxito o cuánto público va a verlos. Si les gusta lo que hacen lo tienen que seguir haciendo, tarde o temprano a alguien le va a gustar y se van a ir perfeccionando, lo van a hacer cada vez mejor y van a tener más experiencia.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina