Ropa más blanca con económicos trucos

Viernes 15 de marzo de 2019
Limón y sal
Sumergir la prenda que se quiere blanquear en un recipiente con agua, jabón de lavar y el jugo de dos limones y unas cucharadas de sal. Dejar que la mezcla actúe durante al menos media hora y después enjuagar con agua abundante.
Lavar normalmente y tenderla al sol. 

Agua oxigenada
Una remera manchada con barro o salsa de tomate es en general un problema. Pero para estas molestas manchas, una receta fácil y económica para eliminarlas consiste en poner la ropa en un recipiente con agua y un buen chorro de agua oxigenada. Se recomienda dejar en remojo al menos unas horas y remover de vez en cuando.

Amoníaco
Este químico forma parte de los componentes de cualquier quitamanchas comercial, es un aliado de las prendas cuidadas y ayuda a desaparecer las manchas más difíciles como helados, frutas.  

Vinagre, la estrella
El vinagre es la estrella de la ropa limpia, si bien tiene mil usos domésticos. Este líquido agrio de olor fuerte ayuda a sacar las manchas más rebeldes. Lo importante es actuar rápido: apenas se produce la mancha, se pone la prenda en agua con un buen chorro de vinagre.
Se puede utilizar tanto en hilados blancos como de otros colores. En el último enjuague devuelve la luminosidad y fortalece las fibras.  

Leche para la mantelería  
El secreto de las abuelas para lucir siempre una mesa impecable fue la utilización de leche en el lavado de manteles y servilletas. Es sabido que estas prendas se impregnan de grasa y restos de comida. Sin embargo, quedan impecables luego de remojarlas en leche con agua y secarlas al sol. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina