Revocaron la domiciliaria a imputado por abusar de su hijo en Puerto Iguazú

Sábado 23 de mayo de 2020
Desde 2018 Puerto Iguazú fue epicentro de varias marchas y manifestaciones para pedir justicia por el caso.
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

La Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Menores de la provincia revocó ayer la prisión domiciliaria de un imputado por abuso sexual que había accedido al beneficio tras un hábeas corpus presentado hace exactamente un mes en el marco de la pandemia y la emergencia epidemiológica por el coronavirus. 
La resolución recae sobre el imputado identificado como Carlos Rodrigo O. (40), un hombre oriundo de Salta pero que es investigado en Puerto Iguazú, donde su ex pareja lo denunció por abuso sexual en perjuicio de un hijo de 12 años que tienen en común. 
Las graves acusaciones fueron radicadas en mayo de 2018 ante la Fiscalía de Instrucción Tres de la Ciudad de las Cataratas y a partir de ahí se inició una compleja causa que mantiene al hombre con prisión preventiva por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y suministro de material pornográfico a menores de edad”. 
En ese marco, el imputado había sido alojado en la Unidad Penal III de Eldorado, pero a mediados de abril y en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus en la Argentina, su defensa presentó un recurso de hábeas corpus para poder acceder a la prisión domiciliaria. 
El pedido fue presentado ante el magistrado Martín Brites, titular del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, el mismo que instruyó la causa desde el comienzo y que en varias oportunidades había denegado distintos pedidos de excarcelación. 
Sin embargo, ante el nuevo contexto evidenciado por el coronavirus, el magistrado decidió hacer lugar al pedido de domiciliaria atendiendo el agravamiento de las condiciones de encierro que significó la pandemia y más aún al tener en cuenta que el imputado padece una patología crónica de asma.
“Esta medida no hace más que cambiar el lugar de la detención del imputado. Hoy es una persona que está padeciendo una crisis asmática que le dificulta el tratamiento estando dentro del centro penitenciario porque no tienen el personal con especialización en neumonología”, expresó en aquel entonces Brites en diálogo con Radio Yguazú.
Al hacer lugar al hábeas corpus, se dispuso que el detenido sea llevado hasta el domicilio de sus padres, donde iba a permanecer con tobillera electrónica y siendo permanentemente monitoreado por el personal del Servicio Penitenciario Provincial (SPP). El beneficio se extendería hasta que cese la emergencia sanitaria. 
Sin embargo, la situación generó disconformidad en la denunciante y en los familiares de la víctima, quienes se expresaron por distintos medios y solicitaron que la medida sea revisada. Además, todo se desarrolló en medio de una polémica generalizada a nivel país por situaciones similares y reclamos carcelarios en distintos puntos de la Argentina. 

Apelación y vuelta al penal
Mientras todo ello sucedía, el fiscal de Iguazú, Horacio Paniagua, apeló el otorgamiento de la domiciliaria y ante ello tuvieron que intervenir los magistrados de la Cámara de Apelaciones de la provincia. 
Justamente, la resolución de los camaristas se conoció ayer a la mañana, fallo en el cual decidieron revocar el otorgamiento de la domiciliaria al considerar que no está acreditado que el imputado en cuestión se trate de una persona en riesgo de contagio de Covid-19. 
Por consiguiente, dispusieron que el hombre sea nuevamente trasladado a la Unidad Penal III de Eldorado bajo los protocolos de bioseguridad correspondiente. 
Según consignaron fuentes consultadas por este matutino, hasta el cierre de esta edición el traslado del hombre no se había concretado, al tiempo que aún se analizaba su nuevo destino, dado que el pabellón especialmente acondicionado por la pandemia en la cárcel de Eldorado tenía el cupo completo. Como opción se barajaba alojarlo en la Unidad Penal VII de Puerto Rico.
La noticia de la resolución de apelaciones era la más esperada por Katherine, madre de la víctima y denunciante de los hechos ocurridos. 
“Anoche -por el miércoles- cuando se armaba la tormenta, salí, miré al cielo y le pedí a Dios que se haga justicia y que vuelva a la cárcel y me escuchó”, manifestó la mujer en diálogo con El Territorio. 
Y agregó: “Estamos conformes con la decisión de la Cámara de Apelaciones. Sólo estamos esperando que se concrete el traslado para estar tranquilos. Espero que después de este tiempo que vivimos con el corazón en la mano, porque no sabíamos que pasaría, la causa se eleve a juicio de una vez por todas”.

El caso
Como se mencionó previamente, el caso se inició en mayo de 2018, cuando la mujer acudió ante la Fiscalía de Iguazú y denunció a su ex pareja por abusos sexuales y exhibición de pornografía infantil al hijo de 12 años que tienen en común, hechos que habían comenzado a mediados de 2016. 
A partir de ahí comenzó la investigación del caso y la instrucción de la causa. Las fuentes señalaron que en primera instancia el niño se mostraba reticente a los estudios médicos, lo cual demoró los pasos iniciales de la pesquisa. 
Sin embargo, una vez concretados dichos exámenes el menor también fue entrevistado por especialistas en cámara Gesell, al tiempo que la Justicia también le tomó testimoniales a familiares y otros testigos de interés para la causa. 
Con todo estos elementos sobre la mesa, el magistrado Brites ordenó a principios de 2019 la detención del sospechoso, mientras que tiempo después resolvió además procesarlo con prisión preventiva por los delitos “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y suministro de material pornográfico a menores de edad”.
Durante todo el proceso judicial, la defensa del implicado presentó varios pedidos de excarcelación que fueron rechazados por el magistrado, pero también apeló varias medidas que también aguardaban respuesta de parte de la Cámara de Apelaciones. 
Según ampliaron, la defensa del sospechoso apeló, entre otras cuestiones, la indagatoria al imputado, el examen médico y el testimonio en Cámara Gesell de la víctima. El argumento de parte fue cuestionar estos últimos puntos al considerar que el niño fue inducido por la madre, por lo cual pretenden encubrir a otro miembro de la familia. 
En este contexto, las fuentes señalaron que la causa está bastante avanzada, a tal punto que si no fuera por las apelaciones el expediente ya estaría en condiciones de ser elevada a juicio. 

Claves del caso

Inicio. El hombre fue denunciado en mayo de 2018, cuando su ex pareja lo acusó de abusar sexualmente y exhibir pornografía infantil al hijo de 12 años que tienen en común.


Detención. El hombre fue detenido a inicios de 2019 y recibió prisión preventiva por “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y suministro de material pornográfico a menores”.


Domiciliaria. En abril pasado la defensa del hombre pidió la domiciliaria en el marco de la pandemia y el juez dio lugar al tener en cuenta queel imputado padece asma.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina