Revieron la condena a narco misionero en Entre Ríos

Sábado 10 de noviembre de 2018 | 02:00hs.
La Justicia Federal de Entre Ríos establecerá una nueva pena para un misionero condenado en esa provincia por el mayor cargamento de droga incautado en su historia. La medida se dio a instancia de un pedido de su defensa ante la Cámara de Casación Federal.
Se trata de Luis Ruiz Díaz, quien en julio del año pasado fue condenado a 10 años de cárcel por ser considerado responsable de un cargamento de seis toneladas de marihuana, cifra sin precedentes en esa provincia. Además de él, por la carga también fue condenado a siete años el camionero Norberto Báez, de Candelaria.

En la sentencia, el tribunal unipersonal compuesto por la magistrada Lilia Carnero estableció que Ruiz Díaz tenía una participación mayor en el traslado del cargamento desde Misiones a Buenos Aires, que sería el destino final.

En resumidas cuentas, guió el camión para que entre sin sobresaltos a la gran ciudad y era quien había mantenido el contacto con los principales responsables de la carga, conocidos simplemente por sus apodos. Incluso, se estableció que negoció y acomodó el cargamento.  

Pedido de defensa
Sin embargo, según reconstruyó Diario Uno de esa provincia, la defensora oficial Noelia Quiroga acudió a la Cámara de Casación Penal Federal con tres recursos, de los cuales fue dado a lugar el relacionado con la condena de Ruiz Díaz. Por eso, el jueves se estableció una audiencia para definir una pena menor.

Con un nuevo juez, se realizó la medida judicial en el Tribunal Oral Penal Criminal de Paraná. La doctora Noemí Berros presidió la audiencia en la cual el fiscal José Candioti fundó su postura de imponerle una nueva pena, esta vez a 9 años, uno menos de la primera condena.

Por su parte, la defensora Quiroga solicitó que el misionero tenga la misma cantidad de años que recibió su consorte. También reclamó atenuantes por la edad y que no presenta antecedentes penales. 

Para toda Argentina

El fiscal hizo notar que al momento del operativo policial, se comprobó que Ruiz Díaz tenía pleno control y dominio de la operación de transporte, que no sólo  fue la más importante en la logística, sino que tenía la posibilidad de distribuir 48 millones de dosis umbrales, con los que podría abastecer a toda la Argentina.

Insistió en su alegato que no se estaba hablando de un narco común, sin medios, al expresar que “era un comerciante con un importante nivel adquisitivo”. Quedó establecida para la semana que viene la audiencia en la que el juez dará a conocer su decisión. 

La confesión del camionero

El cargamento de seis toneladas por el cual se juzgó a los dos misioneros fue descubierto en un Mercedes Benz en agosto de 2015. Fue la policía provincial la que detuvo a Ruiz Díaz y Báez en el cruce de la ruta provincial 6 y la nacional 18, en la localidad de Villaguay. Ruiz Díaz intentó desprenderse de la carga al expresar que se había subido de casualidad al vehículo cuando hacía dedo para ir a Buenos Aires a ver a una novia y después presenciar un partido de River. Sin embargo, el camionero terminó por derrumbar esa coartada. El trabajador al volante admitió que por el transporte le iban a pagar 20.000 pesos y como estaba sin trabajo y tenía tres hijos que mantener, terminó aceptando. Dijo que, al igual que Ruiz Díaz, habían negociado con los verdaderos dueños de la carga, Polaco y Paraguayo, que nunca fueron identificados por la instrucción. Incluso a los cómplices se los tuvo que separar de la cárcel de Concepción del Uruguay cuando Ruiz Díaz ofreció pagarle a Báez 80.000 pesos para que se haga cargo de la maniobra, algo que terminó siendo rechazado.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina