Remitieron al Malbrán casos sospechosos de hantavirus

Jueves 24 de enero de 2019
El titular de la cartera sanitaria, Walter Villalba, sostuvo en declaraciones periodísticas que se viene “con un sistema de alerta muy importante” en toda la provincia. Y con el protocolo de funcionamiento “que siempre existió, pero que en momentos de brote como se produjo en el Sur y con ya catorce fallecidos a nivel país por enfermedades como el hantavirus, además de los conocidos eventos de inundación en las provincias del Litoral, que posteriormente hacen que rebroten enfermedades como la leptospirosis” aumentan los niveles de alerta.
“En en el caso de Misiones en particular se detectaron casos que son sospechosos para leptospirosis, se enviaron las muestras a los laboratorios de referencia nacional, debemos indefectiblemente pasar por ellos para poder corroborar la confirmación o descartar los casos de leptospirosis”, detalló Villalba.
A su vez, dijo que también se mandaron al Instituto Malbrán muestras de casos sospechosos de hantavirus: “Son casos que desde el punto de vista epidemiológico uno tiene que solicitarlo por protocolo, por más que la clínica de los pacientes no da para que sean altamente sospechosos”. Por último insistió en que “no hay circulación viral en Misiones pero uno no puede dejar de dar las recomendaciones correspondientes”.
De acuerdo a la información del Boletín Integrado de Vigilancia Epidemiológica, en 2018 hubo un caso confirmado de hantavirus mientras que en 2017 se registraron tres notificaciones de casos sospechosos pero sin confirmación definitiva.
De su lado, el jefe del servicio de Infectología del hospital Madariaga, Gustavo Méndez, afirmó en Radioactiva 100.7 que en el Madariaga registran anualmente entre cuatro y seis casos de leptospirosis. “La aparición de casos sospechosos nos tiene en alerta y en seguimiento de cuadros febriles más complejos que vienen a consulta o requieren de internación”, indicó.
“Por ahora está dentro de lo esperado, no podemos hablar de un brote, la aparición de dos casos preocupa”, amplió.

Patógenos distintos
Sobre el hanta y la leptospirosis, diferenció: “Son dos patógenos totalmente distintos, hantavirus como su nombre lo indica es un virus, a diferencia de la leptospirosis que es una bacteria, más específicamente una espiroqueta por las características morfológicas que tiene”.
“A diferencia del hantavirus, para la leptospirosis hay otros animales que pueden ser reservorios de transmisión potencialmente para el ser humano como los animales domésticos sobre todo los perros y diferentes tipos de ganado”, sostuvo.
En este contexto, Méndez dijo que la aparición de mayores casos se asocia con las lluvias, las inundaciones y la altas temperaturas, generando un marco ideal para la proliferación y aparición de esta bacteria que enferma a los humanos de leptospirosis.
“Todo lo que tenga que ver con la falta de saneamiento ambiental está relacionado con la patología, si bien hacemos mucho hincapié en el roedor no es el único animal, los bovinos, porcinos, caprinos, equinos pueden estar infectados de leptospirosis y pueden ser reservorios en áreas rurales”, mencionó y apuntó a los roedores y perros como los reservorios más importantes en las áreas urbanas.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina