Reabren las playas del Caribe

Sábado 4 de julio de 2020 | 09:00hs.
Varios países del Caribe decidieron reabrir sus fronteras al turismo desde el 1 de julio tras meses de cuarentena por la pandemia de coronavirus para reactivar sus economías, Sin embargo, las autoridades locales dispusieron medidas de prevención para evitar un rebrote.

Bahamas
El archipiélago de Bahamas, con 104 contagiados y 11 muertos, está oficialmente abierto al turismo internacional desde el miércoles 1 de julio. Ya había iniciado una reapertura gradual para navegantes y aviones privados a mitades de junio.

Para poder entrar a Bahamas no se requiere hacer cuarentena, pero al llegar los viajeros deben presentar una prueba negativa al coronavirus.

Hasta el 7 de julio, los turistas deben presentar los resultados de las pruebas con no más de 10 días de antigüedad, mientras que quienes lleguen después del 7 de este mes deben presentar resultados de no más de siete días.

Si algunos viajeros muestran síntomas de COVID-19, podrán ser transferidos a un área habilitada para realizar pruebas más precisas, indicó el diario Clarín.

Ya se reanudaron algunos vuelos desde Estados Unidos, como uno de Southwest Airlines desde Washington, mientras y otro diario de JetBlue entre Nueva York y Nassau, al igual que Delta Air Lines desde Atlanta, que vuela dos veces al día en esa ruta.

Jamaica
El país del reggae es otra nación que reabrió sus fronteras, también bajo la exigencia de presentación de un test negativo al coronavirus. El país registró 702 casos y 10 muertos y dispuso un toque de queda desde las 23 hasta las 5 que estará vigente hasta el 31 de julio.

El primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, señaló que el Gobierno busca reabrir gradualmente la industria del entretenimiento, por lo que esta semana comenzarán las reuniones para establecer protocolos para la reanudación de las actividades.

Bermudas
Bermudas permite también desde principios de este mes la llegada de turistas extranjeros, que deben presentar una prueba negativa al coronavirus, además de respetar otras normativas sanitarias.

"Hemos gestionado de forma exitosa el impacto de COVID-19 en Bermudas, lo que queda demostrado por el hecho de que contamos con casos esporádicos", indicó el jefe del Ejecutivo, David Burt, para justificar que se autorizará la llegada de estadounidenses.

"El objetivo de este Gobierno siempre ha sido contener y minimizar el impacto del virus, lo que hemos hecho. Sin embargo, no podemos permitir que el impacto económico en el país sea peor que la enfermedad misma", dijo.

"Ahora es vital que abramos el aeropuerto y permitamos que lleguen los visitantes. Este es un paso crítico requerido para que cientos de trabajadores del sector turístico vuelvan a trabajar. Nuestros requisitos de prueba para los visitantes son los más estrictos del mundo y están diseñados para mantener seguros a nuestros residentes y visitantes", aseguró.

República Dominicana​

Las autoridades dominicanas autorizaron el reinicio de vuelos internacionales y la reapertura gradual de hoteles desde el 1 de julio.

El gobierno limitó a un 30% la ocupación en los hoteles de más de 500 habitaciones durante julio, la aumenta a un 50% en agosto y a un 75% en septiembre. Pidieron además hacer cumplir el distanciamiento físico en el agua mediante el uso de asistentes de piscina y socorristas, aunque grupos de familiares y amigos que llegaron juntos se pueden congregar en el agua. Los hoteles deben cumplir con pruebas regulares de cloro en las piletas. El uso del tapabocas es opcional para adultos en las playas.

Los hoteles deben mantener un número determinado de habitaciones desocupadas y separadas del resto para alojar posibles clientes con enfermedad confirmada o síntomas sospechosos, junto con su unidad de convivencia.

Los baños públicos, deberán contar con un personal designado que garantice que el área sea desinfectada frecuentemente, además, se debe incentivar de "forma amable" a que los huéspedes se laven las manos adecuadamente y utilicen gel antibacterial al ingresar y salir de este espacio.

Cuba​

Cuba restableció sus servicios hoteleros para el turismo internacional en zonas específicas del archipiélago.

Los extranjeros solo podrán alojarse en polos turísticos apartados como los cayos Largo (sur-occidente del archipiélago cubano) y Cruz, Coco, Guillermo y Santa María (hacia el centro-norte), sin poder salir a otros sitios del país, aunque sí disfrutarán de excursiones y otros servicios, según el anuncio del Ministerio de Turismo.

La isla también ofrece viajes a personas del exterior que deseen recuperarse de la pandemia, mediante servicios médicos cubanos abiertos en esos cayos.

A los visitantes de otros países se les aplicará en tiempo real la prueba para identificar posibles contagios de la enfermedad. En caso de presentarse algún problema de infección por el nuevo coronavirus entre los turistas o los trabajadores del sector, están previstos análisis y hospitalización inmediata.

México​

El Caribe mexicano también inició una reapertura gradual de actividades en más de 60 hoteles de Cancún bajo estrictas medidas sanitarias, mientras el país rebasa los 238.000 casos y los 29.000 muertos.

La Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres indicó que registra un 16,3% de ocupación, lo que representa poco más de 5.000 huéspedes, y dedica sus esfuerzoa hacia el turismo nacional.

El Aeropuerto Internacional de Cancún, uno de los de mayor afluencia en el país, empezó a recuperar sus vuelos en junio tras dos meses casi parado.

Barbados

En Barbados, el reinicio de vuelos comerciales y apertura de fronteras está previsto a partir del 12 de julio, aunque hay preocupación por el agravamiento de la situación Estados Unidos, origen de muchos turistas que llegan al territorio caribeño.

Islas Caimán

Por ahora el turismo sigue en pausa en las Isla Caimán. El primer ministro Alden McLaughlin habló de recibir a visitantes antes de fin de año, pero sin poner una fecha concreta.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina