Quitan del mercado casi 50.000 autopartes de dudoso origen

Sábado 11 de agosto de 2018
Frente a la sospecha de que su propietario desguazaba vehículos para después vender autopartes en el mercado negro, fue allanado ayer al mediodía un desarmadero situado sobre la calle Japón, entre la avenida López Torres y la calle Misiones, de Posadas.
La irrupción de las autoridades fue consecuencia de un seguimiento desarrollado por la Dirección Nacional de Investigaciones del Ministerio de Seguridad  de la Nación en conjunto con la Policía de Misiones. Hasta el cierre de esta edición, llevaban contabilizadas 48.565 piezas, de las cuales solamente algunas se determinó la procedencia, en tanto que muchas otras estaban en proceso de identificación.
Un rol preponderante en la pesquisa tuvo la Dirección de Verificación del Automotor de la Policía, cuyos hombres intervinieron el galpón bajo directivas del titular del Juzgado de Instrucción Siete, Carlos Giménez, quien ante el requerimiento emitió la orden de allanamiento.

Sin habilitación
La hipótesis explicada por uno de los encargados del operativo, el comisario Luis Dachary, dio cuenta de que en ese galpón, ademas de desarmar, aparentemente se recibían y acopiaban autopartes pertenecientes a vehículos convencionales y de alta gama que podrían ser robados y desguazados en otros lugares.
El propietario, ante las autoridades que lo allanaron, habría explicado la forma en que obtenía los repuestos y accesorios de distintas marcas, aunque quedó a un paso de la imputación si en un tiempo prudencial no logra demostrar eso con documentos.
Mas allá de eso, se detectó que no tenía habilitación para acopiar y vender autopartes, que se logra mediante la inscripción en el Registro Único de Desarmaderos (RUD) que rige bajo la Ley Nacional 25761. Por ende, si bien al parecer puede probar la procedencia de los repuestos, el comercio en torno a los mismos funcionaba ilegalmente.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina