Qué hacer para que el sonido no salga de una habitación - El Territorio Misiones

Qué hacer para que el sonido no salga de una habitación

Lunes 31 de agosto de 2020 | 05:00hs.
Por Sonia Benítez

Por Sonia Benítez comerciales@elterritorio.com.ar

Más de una vez se tuvo la experiencia de estar en una sala de espera y escuchar toda la conversación que el profesional al que visitamos tiene adentro de su consultorio, con la persona que ingresó minutos antes. Esto muchas veces genera incomodidad, ya que se sabe de antemano que las personas que se encuentran afuera escucharán nuestra conversación de la misma manera.

Es por eso que tener en cuenta al sonido al momento de planificar una vivienda, las habitaciones o los espacios, es de suma importancia  para una mejor convivencia entre los usuarios del lugar.

La arquitectura y el urbanismo no están ligados solamente a las cuestiones físico espaciales, sino que también a la manera en que este espacio impacta sobre las personas por lo tanto están ligadas a la calidad de vida, al confort y al bienestar, a la salud tanto física como psicológica. En este sentido, la arquitecta y docente Mariela Rodríguez comentó que no tener en cuenta los problemas de acústica o abordarlos de una manera sesgada es no tener en cuenta los impactos sociales, físicos y psicológicos que son consecuencias del ruido constante.

“Los impactos sociales tienen que ver con la imposibilidad de establecer una comunicación efectiva entre dos o más personas.Esto suele pasar en los espacios cerrados donde se aglomera una gran cantidad de personas y que a su vez las superficies de sus límites se caracterizan por ser lisas y permiten la reflexión del sonido o ruido. Los impactos físicos van a estar vinculados a los sonidos que pasan de los 100 decibeles y que pueden llegar a poner en riesgo la audición, provocando pérdidas de audición -dependiendo los niveles sonoros-. Y el impacto psicológico se ve en el aumento de estrés, aumento de agresividad, la disminución de la atención y alteración del sueño”.

Evitar disgustos
Durante la cuarentena es muy frecuente escuchar las quejas de trabajadores y estudiantes que no pueden desarrollar su trabajo de manera eficiente debido a los ruidos que provienen de la casa de los vecinos o de las habitaciones aledañas y es allí donde el estrés aumenta y conlleva a problemas sociales.

“Otros de los temas a tener en cuenta es la privacidad, que también afecta a las áreas de descanso (habitación) como a las zonas de servicio (baño). No se puede limitar a una cuestión de materialidad las decisiones de cómo trabajar la acústica de los espacios, ya que desde decisiones de proyectos, como por ejemplo la sectorización, van a ser relevantes. Por ejemplo en el contexto de una ciudad con altos flujos de movimiento hay que tener en cuenta a los dormitorios o los espacios de servicio, vinculados a los espacio sociales” aclaró la arquitecta. 

Pensar antes en la disposición de los espacios es la clave y, en segundo lugar, con qué materiales se va a construir para evitar la propagación del ruido.

“Dependiendo de la cualidad superficial de los materiales va a variar la capacidad de absorber el sonido. Los materiales lisos tienen mayor capacidad de reflexión, en cambio los materiales porosos favorecen a la absorción, por eso podemos hablar de materiales fonoabsorbentes y fonoaislantes. Los fonoabsorbentes se caracterizan por ser fibrosos o de estructura celular abierta y dentro de los fibrosos están las lanas de vidrio, roca de yeso o paneles. Dentro de la celular abierta tenemos las espumas como las de poliuretano. Todos estos además favorecen al aislamiento térmico, lo cual colabora a mayor eficiencia a la sostenibilidad de los espacios. Los fonoaislantes que favorecen a la aislación.

Una vez que los espacios ya están construidos es necesario consultar con un profesional para pueda evaluar las condiciones acústicas del espacio, para que pueda diagnosticar si realmente hay un problema y para que pueda proponer soluciones de intervención para los espacios. Esto suele ocurrir cuando se compra una propiedad y se la quiere modificar para otros usos.

Rodriguez explico que hay distintos materiales que pueden emplearse en la construcción y que vienen en distintos formatos comerciales.

“Algunos sistemas que pueden contribuir a la mejora de las cualidades acústicas de los espacios, son sistemas constructivos que cumplen con las leyes de masa-resorte-masa donde el sonido va a tener que atravesar distintos medios para poder llegar a transmitirse de un espacio al otro. Podemos ver opciones para suelo, para paredes y para cielorasos, como por ejemplo suelo flotante, muros dobles con cámara de aire y cielorasos que pueden ser independientes o suspendidos y que además pueden tener placas fonoabsorbentes”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina