Prometen que los resultados de las Paso se conocerán antes de medianoche

Domingo 21 de julio de 2019
Adrián Pérez mostró los sistemas a instalar en las escuelas.
Cuando los argentinos se vayan a dormir la noche del 11 de agosto lo harán, si todo sale como lo espera el Gobierno, con el escrutinio provisorio de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias realizado en su totalidad. La promesa la lanzó el secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Adrián Pérez, durante el simulacro abierto a la prensa y las organizaciones de la sociedad civil que se realizó en las instalaciones de una escuela de Barracas y la sede central del Correo Argentino en el mismo barrio.
El conteo que se realiza inmediatamente después de la elección es de carácter informativo para la población y los partidos políticos. Lo realiza una empresa privada contratada por el Correo Argentino, con el mandato del ministerio del Interior. 
El definitivo, realizado por los juzgados federales con competencia electoral de cada provincia, comienza 48 horas después de finalizada la jornada electoral y es el que posee valor legal. Los mercados, siempre rápidos a la hora de canalizar vaivenes políticos, reaccionan ante las primeras estimaciones.   
El recuento de las Paso 2019 presenta algunas novedades. En primer lugar, el Correo Argentino, que desde 1997 había contratado de forma directa a la empresa española Indra, decidió abrir una licitación para reducir los costos. En 2017 se habían pagado U$S 33.000.000 por este servicio. 
La compulsa arrojó como ganadora a la empresa fundada en Estados Unidos, con sede actual en Reino Unido, Smartmatic. Ofertó 17.093.888  de dólares que luego rebajó a 16.899.920. Indra quedó fuera de competencia con una propuesta de 19.235.000 de dólares .
En segundo lugar, se compró un software también a Smartmatic –previo a que se le adjudicase el conteo provisorio- para transmitir los telegramas con los resultados de cada mesa desde las escuelas. Si antes las camionetas del Correo Argentino los recogían de los establecimientos educativos y los acercaban a las sucursales para remitirlos al centro de cómputos, ahora se evitará este paso para la mayoría de los casos.
Desde la Escuela Normal Superior N° 5 Don Martín Miguel de Güemes, Pérez encabezó la demostración de la transmisión de telegramas. Una vez confeccionados por las autoridades de mesa serán retirados por un empleado del correo quien los acerca a la isla de transmisión ubicada en la misma escuela. Allí se escanean y se envían a un servidor central para que comiencen a ser procesados por los sistemas de Smartmatic. Al acta que confecciona cada autoridad de mesa – los fiscales de los partidos se quedan con otra planilla con el resultado del escrutinio- se le agrega un documento impreso que da cuenta de que se transmitieron la misma cantidad de telegramas que de mesas habilitadas en dicha escuela.
Pérez destacó que al reemplazar el traslado terrestre por la transmisión digital se agilizarán los tiempos de recuento, se transparentará el proceso, se reducirá la pérdida y se mejorará la calidad  de imagen de los telegramas. 
Sobre este último punto, prometen que inmediatamente después de haberse procesados estarán disponibles para ser consultados por los partidos políticos y la ciudadanía.
“La seguridad del proceso esta mucho más garantizada que hace cuatro años”, afirmó el funcionario. La oposición denunció en reiteradas ocasiones que aún no han podido tener acceso al software de transmisión y advierten por posibles inconvenientes o hackeos del mismo durante el día de la elección. Desde la Cámara Nacional Electoral precisaron a El Cronista que el Gobierno tiene la obligación de remitirles una copia según estipula el Código Nacional Electoral recién 48 horas antes de la elección. Esa misma es a la que acceden los apoderados informáticos de los partidos. la calidad de la imagen de los telegramas. Sobre este último punto, prometen que inmediatamente después de haberse procesados. 
En tanto, el Correo Argentino indicó que 11.041 (76%) de los establecimientos habilitados para votar estarán equipados para realizar desde allí la transmisión digital de los telegramas. Para los 4000 restantes – algunas presentaron problemas de conectividad – se ejecutará el sistema anterior de recolección y transporte terrestre a 1130 sucursales del correo desde donde se enviarán para su procesamiento.
El director de Servicios Electorales, Adrián González, indicó que con el fin de agilizar el recuento para estos casos se previó que ninguna escuela sin conexión este a más de 8 kilómetros de distancia de un centro de transmisión. 

Problemas de conectividad en escuelas

La Dine realizó el 29 de junio último la primera prueba nacional del sistema de conteo rápido con operadores, y hubo otra el sábado 13 de julio (sólo interna de Correo Argentino). Este sábado, además, se realizaba una nueva prueba abierta a la prensa y a los partidos políticos. En las dos anteriores no hubo participación externa. En la primera existieron fallas admitidas por la empresa y el Gobierno. Según la Secretaría, fueron cuestiones técnicas, específicamente en la conexión a Internet de las netbooks utilizadas para transmitir los datos desde las escuelas. Reverso se contactó con Hernán Etchaleco, vocero de la Secretaría, y el funcionario reconoció que “hubo problemas de conectividad desde las escuelas”

Un software creado para las elecciones en Argentina

El escrutinio provisorio es el primer conteo de votos que se hace apenas termina la elección. Su objetivo es informar a la ciudadanía los resultados preliminares, pero no tiene ninguna validez legal. Los datos que sí cuentan legalmente y que permitirán declarar ganadores y perdedores son los del escrutinio definitivo, que se termina a más tardar a los 10 días corridos después de la elección, según el artículo 112 del Código Nacional Electoral.
A las 18 horas del día de la elección se cierran los comicios y comienza el conteo de votos. Las urnas se abren y el presidente de mesa con los fiscales partidarios cuentan voto por voto. De ese cómputo surgen tres documentos que deben ser firmados por el presidente de mesa y los fiscales: el acta de escrutinio, el telegrama y el certificado de escrutinio. En ellos se vuelcan los datos de los votos de cada mesa.

¿Qué es lo nuevo para estas elecciones?
A partir de esta elección se utilizará un nuevo software que se adquirió por licitación a través de Correo Argentino y se llama SmartTally. Según dijo a Reverso la empresa venezolana que lo creó, Smartmatic, fue diseñado especialmente para la Argentina y permitirá que los telegramas con los votos de cada mesa sean transmitidos desde cada escuela de forma digital hacia los centros de cómputos. Antes, los telegramas se mandaban por vía terrestre al Correo, donde se digitalizaban, y desde allí se enviaban a los centros de cómputos de la Dirección Nacional Electoral (Dine), que depende del Ministerio del Interior de la Nación.
El jueves 11 de julio último, diputados nacionales del Frente para la Victoria y autoridades del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires realizaron una conferencia de prensa durante la cual cuestionaron a la empresa y hablaron sobre un posible fraude. Lo cierto es que este software está diseñado para agilizar la transmisión de información durante el escrutinio provisorio y no en la instancia del escrutinio definitivo, que es el único que tiene validez legal.
Según explicó a El Cronista la especialista Beatriz Busaniche, presidenta de la Fundación Vía Libre -una organización que se especializa en derechos digitales y temáticas vinculadas al software libre y las nuevas tecnologías-, “con el nuevo sistema no se podría producir un fraude que dañe la integridad de la elección, ya que dos de los tres documentos que se usan para el escrutinio (el acta de escrutinio y el certificado de escrutinio, que son firmados por el presidente y los fiscales) no son manipulados por el nuevo sistema”.
Sin embargo, según la especialista, se podría afectar la legitimidad de la elección, ya que el conteo provisorio (cuyos resultados suelen ser comunicados primero a la ciudadanía) se realizará con un software no auditable por los partidos que podría diferir del resultado que surge de los documentos en papel (telegrama, actas y certificados de escrutinio).
La Cámara Nacional Electoral (CNE) publicó una acordada en 2017 donde se refirió a la necesidad de modificar el sistema tradicional del escrutinio: “En particular, deben preverse medidas que permitan agilizar y abreviar el tiempo de transmisión de los datos, a través de procedimientos tales como la digitalización y transmisión -en lo posible- desde el propio establecimiento de votación”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina