Prohibieron a ferias francas de Posadas vender carnes

Viernes 22 de mayo de 2020
Las ferias francas tuvieron que adaptarse al protocolo para volver a vender sus productos. | Foto: Natalia Guerrero
La Municipalidad de Posadas prohibió desde ayer la venta en las ferias francas de carnes de animales faenados en localidades afectados por casos de rabia paresiante. 
La administración comunal tomó tal determinación luego que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) registró casos de contagios de esta enfermedad en animales de corral. 
Por tal razón desde el Senasa se estableció la vacunación del ganado bovino, porcino, equino y de rumiantes menores, en un radio de 10 kilómetros alrededor de la zona afectada.
A su vez, la Municipalidad de Posadas informó ayer que se encuentra prohibida la comercialización de todo tipo de productos cárnicos y sus derivados (leche, queso embutidos, entre otros) provenientes de los municipios de Aristóbulo del Valle, Campo Grande, 25 de Mayo, Garuhapé, Eldorado, Colonia Victoria, Esperanza, Piray, Alem, Panambí, Campo Ramón, Alba Posse, Florentino Ameghino, y Los Helechos.
A través del decreto 652/20, la comuna posadeña se adhirió a la resolución 74 del Ministerio de Agricultura Familiar e informó de esta manera que en las ferias francas de la ciudad no están autorizadas la venta de carnes de animales faenados en las localidades citadas. 
Se indicó que la restricción para comercializar está establecida por 30 días después de la vacunación o 30 días después de la última muerte en el radio de 10 kilómetros alrededor de los casos confirmados por el Senasa.

Fiscalización
Para ello, la comuna encomienda a las secretarías de Desarrollo Económico y a la de Salud, Medio Ambiente y Desarrollo Humano que fiscalicen y controlen el cumplimiento de estas medidas de sanidad animal y de inocuidad de los productos cárnicos y sus derivados para garantizar la salud pública en los espacios de venta.
Recordaron que el último miércoles se reunieron funcionarios de las secretarías municipales de Desarrollo Económico y de Salud  con la ministra de Agricultura Familiar, Marta Ferreira; también estuvo presente el jefe de División de Alimento, Federico Payes Monzón, del Ministerio de Salud Pública de Misiones y representantes de la asociación de ferias francas de Posadas. 
El encuentro interinstitucional tuvo como objetivo organizar una agenda de trabajo, evaluar el funcionamiento de las sedes feriales y nuevas estrategias para estos mercados de la economía familiar.
Desde la administración comunal informaron que las ferias francas vienen funcionando bajo rigurosos controles sanitarios. Es lo que sucedió con la habilitada en  Miguel Lanús.
 Allí, tanto el público en general como beneficiarios de los Programa de Emergencia Alimentaria y Nutricional y Hambre Cero, accedieron a las ofertas de los productores misioneros. 
Luego fueron las sedes de Itaembé Miní y Santa Rita que abastecieron de verduras y frutas a los vecinos posadeños.
Tanto estas, como las demás ferias, ahora por disposición de la administración comunal, no podrán concretar las ventas de productos cárnicos provenientes de catorce municipios. 

La advertencia 
Hace dos semanas, Senasa comunicó la decisión de fortalecer las medidas sanitarias ante la confirmación de un nuevo brote de rabia paresiante este año en un bovino en Panambí, en un campo fronterizo con Brasil.
Una vez confirmado en laboratorio el diagnóstico positivo, el organismo sanitario estableció la interdicción de los establecimientos cercanos y determinó un área de vacunación del ganado bovino, porcino, equino y de rumiantes menores, en un radio de 10 kilómetros alrededor del caso índice.
Ante una denuncia por sospecha de un caso de rabia, agentes del Centro Regional Corrientes y de Misiones del Senasa, asistieron a la zona afectada, donde tomaron muestras de un animal con sintomatología nerviosa, que fueron enviadas al Laboratorio Regional del Senasa en Candelaria para su análisis.
En forma previa, en el mes de marzo, se registraron casos de rabia y los agentes del Senasa, dispusieron las mismas medidas que ahora se aplican en el departamento de Cainguás y la localidad de Wanda, ubicados en el centro y norte de Misiones.

Qué es la rabia paresiante

Senasa explica que la rabia paresiante es una enfermedad endémica en el norte del país, causada por el virus rábico transmitido a través de los murciélagos hematófagos o vampiro común (Desmodus rotundus), que se alimentan de sangre de bovinos y equinos, aunque también pueden afectar a otras especies, incluidas las personas. En tal sentido, el Senasa recomienda evitar el contacto con animales muertos o con sintomatología nerviosa y dar aviso inmediato a su oficina más cercana para intervenir de manera preventiva y analizar sanitariamente la situación. Además, toda aquella persona que haya estado en contacto con el animal positivo, deberá concurrir al centro de salud más cercano, para ser evaluado por un médico.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina