Prófugo por violación presentó pedido de eximición de prisión

Sábado 15 de febrero de 2020
El caso fue denunciado el pasado 7 de enero en la Comisaría de la Mujer del barrio Fátima. | Foto: Natalia Guerrero
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo fojacero@elterritorio.com.ar

A más de un mes de ordenarse su captura por estar acusado de reiterados hechos de abuso sexual en perjuicio de una adolescente de 15 años de Candelaria, Carlos de Jesús L. (64) presentó desde la clandestinidad y mediante un abogado particular un pedido de eximición de prisión ante el Juzgado de Instrucción Dos de la capital provincial con la intención de presentarse ante la justicia sin tener que ser detenido después de su declaración en la pesquisa en su contra. 
El escrito fue entregado a principios de la semana pasada y de acuerdo a lo manifestado por fuentes judiciales consultadas por este matutino ahora deberá ser analizado por la fiscal subrogante Amalia Spinatto, quien será la encargada de decidir si concede o no el beneficio al sospechoso. 
El sexagenario, quien hasta antes de la denuncia en su contra se desempeñaba como cuidador de una casa de campo en la Antigua Capital, fue apuntado por varios hechos de violación el pasado martes 7 de enero en la Comisaría de la Mujer del barrio Fátima por la madre de una chica de 15 años de Candelaria. 
De acuerdo a lo que consta en el expediente de este caso, la víctima habría sido abusada por un compañero de trabajo de su hermana mayor, ya que está última se desempeñaba como empleada doméstica en la chacra que cuidaba el ahora prófugo. 
La menor, desde noviembre pasado hasta los primeros días de enero acompañó a su familiar a la casa de campo con la intención de ayudar en los quehaceres domésticos. 
Fue en ese marco, y en momentos en donde la adolescente se quedaba sola con el sexagenario en donde se produjeron los ataques sexuales. 
Incluso en la presentación policial la víctima comentó que el hombre la amenazaba con un arma de fuego para que no contara nada del infierno que padecía. 
El caso salió a la luz un día antes de la denuncia cuando la hermana mayor descubrió que algo raro sucedía con su familiar y tras consultarle sobre ciertas sospechas la adolescente terminó por contar lo que venía padeciendo. 
Por otra parte, en el marco de la busqueda del acusado, distintas dependencias de la Policía de Misiones realizaron múltiples operativos para dar con el sospechoso en varios puntos de la provincia. 
En ese contexto los uniformados se entrevistaron en su momento con un hermano del prófugo, quien quedó al cuidado de la casa donde trabajaba el sexagenario y quien en teoría fue el último en hablar con el acusado. 
Según el hombre, su hermano antes de desaparecer misteriosamente de la localidad dijo que debía alejarse por un tiempo de Candelaria, aunque no le dio detalles del por qué. 

¿Más víctimas?
Otro de los aspectos que preocupa a los pesquisas en este caso tiene que ver con una serie de imágenes que fueron proporcionadas por la hermana de la víctima, en sede policial, en donde se ve al prófugo manteniendo relaciones sexuales con al menos otras tres adolescentes. 
Estas fotografías fueron sacadas del teléfono celular del acusado y por disposición del juez Juan Manuel Monte, titular del Juzgado de Instrucción Dos, se dispuso que personal de la división Cibercrimen de la Policía de Misiones analice dichas imágenes. 
Lo que se intenta establecer es si las jóvenes que aparecen en dichas imágenes fueron también víctimas de abuso por parte del sexagenario.
En su momento, y en dialogo con El Territorio, la víctima comentó parte del calvario que le tocó vivir. “Él me regaló un celular por mis 15 años. Como es conocido de la familia, me tomé como eso, como un regalo de cumpleaños, nada más. Pero con el correr de las semanas comenzó a mandarme mensajes y a insinuarme que quería tener relaciones conmigo. Me dijo que no tema, que no me dañaría ya que a muchas chicas de mi edad él había hecho lo mismo”, comentó la adolescente, que además aclaró que primero no quiso contar nada a su progenitora por los problemas de salud que ésta padece desde hace tiempo.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina